Solo el Presidente, vice y embajadores podrían ganar más de 25 mínimos

Solo el Presidente, vice y embajadores podrían ganar más de 25 mínimos

Así lo establece uno de los proyectos acordados por los partidos tras la consulta anticorrupción.

Cumbre contra los corruptos

Tras la cumbre anticorrupción, el presidente Iván Duque anunció su respaldo a los mandatos de la consulta.

Foto:

Presidencia

19 de septiembre 2018 , 05:04 p.m.

El proyecto de acto legislativo que cumpliría el mandato de la Consulta Anticorrupción de congelar el salario de los congresistas señala que ningún salario en el Estado, salvo el de "Presidente y Vicepresidente de la República, el cuerpo diplomático, las empresas industriales y comerciales del Estado y las sociedades de economía mixta" podría superar los 25 salarios mínimos.

Ese mandato se cumpliría gradualmente (congelación para sueldos actuales y aplicación desde el 2022 en el caso de los nuevos congresistas) y para ellos se propone incluir en la Carta Política un aparte que dice que, "en desarrollo de los principios de equidad, progresividad y solidaridad la Constitución o la ley, podrá reducir o congelar la remuneración mensual total".

Como ya se dijo, y para no afectar a quienes ocupan cargos medios y bajos en el Estado, se desamarrarán sus sueldos de los de los parlamentarios, que hasta hoy son base legal de los ingresos de las cabezas de las ramas del poder, que a su vez lo son de las demás liquidaciones.

En la exposición de motivos del proyecto, el Gobierno y las fuerzas políticas que acordaron sacar adelante los proyectos de la Consulta del 26 de agosto señalan expresamente que con la iniciativa se corrigen fallas históricas de inequidad: "En América Latina, actualmente Colombia es el segundo país con la mayor desproporción entre el salario de los Congresistas y el salario mínimo. El salario mensual de un congresista en 2018 ($31'249.680) equivale a 41,8 SMLMV de este año ($747.242)", dice esa explicación.

"Disminuir la remuneración mensual de los congresistas de 40 a 25 SMLMV permitirá reducir la brecha entre el ingreso de los congresistas y el promedio de los ciudadanos y además ubicaría la asignación salarial de los congresistas en un monto más acorde con el promedio de los ministros en Colombia y los congresistas de los países de América Latina", dice el proyecto.

De hecho, recuerda que mientras en Estados Unidos un senador recibe en promedio 12 veces el salario mínimo federal, en Colombia esa relación es de 40 a 1. En toda la región, solo en México los parlamentarios tienen una situación tan ventajosa frente al resto de los trabajadores estatales.

El proyecto recuerda también que si bien por Constitución se ordena que hay que mantener el poder adquisitivo de todos los servidores públicos, ese mandato han terminado ahondando las brechas. Así, dice que entre 1992 y 2018 el salario de los representantes y senadores se ha incrementado en un 3.634,3%, mientras que el mínimo aumentó un un 1.175,9%. Tan solo el año pasado, por el aumento de ley, los parlamentarios recibieron $1.517.546 pesos más con respecto al 2017 (cuando ganaban $29,814.275). El aumento del mínimo en el mismo lapso fue de apenas $44.025.

"Esto implica que tan solo el incremento de $1.517.546 del salario de un congresista equivale al doble de la totalidad del salario mínimo en 2018", señala el proyecto.

Y agrega: "En otros términos, el aumento salarial de los congresistas equivale a 34 veces el aumento del salario mínimo. El panorama empeora si se tiene en cuenta que el 48,1% de los trabajadores en Colombia son informales (y por ende no se ven cobijados por el aumento salarial del mínimo estipulado en la ley) y que, como se señaló antes, el ingreso per cápita promedio no supera un salario mínimo".

Los cálculos del Gobierno apuntan a que, una vez esté operando efectivamente el tope de 25 salarios mínimos, el Estado se ahorraría por el recorte al sueldo de 268 congresistas $2.865’647.352 mensuales: con las dos primas que reciben al año (equivalentes a 1,5 salarios), el ahorro sería de 38 mil 686 millones de pesos al año. Esto, a precios del 2016.

Para evitar el bloqueo de las inhabilidades que podrían argumentar los congresistas a la hora de votar sobre su sueldo (estrategia que ha hundido varias propuestas similares) el proyecto recuerda que "es claro que esta medida no redunda en el beneficio de los congresistas porque restringe la asignación salarial que perciben actualmente. Por lo tanto, votarla afirmativa o negativamente no generaría beneficio y por ende conflicto alguno, incluso cuando el voto es negativo, ya que negar el proyecto no generaría ningún beneficio o utilidad, simplemente se mantendría el régimen salarial vigente".

Además, el tope iría en consonancia con el que ya se aplica a las 'megapensiones' por orden de la Corte Constitucional.

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.