El revuelo político por la defensa de Andrés Felipe Arias

El revuelo político por la defensa de Andrés Felipe Arias

Uribismo cerró filas para presentar proyecto que lo beneficiaría. Polarización por caso regresaría.

Andrés Felipe Arias y su escándalo de Agro Ingreso Seguro, en fotos

Andrés Felipe Arias, exministro de Agricultura quien fue extraditado a Colombia.

Foto:

Ana María García / Archivo EL TIEMPO

Por: Política
13 de julio 2019 , 09:03 p.m.

La extradición de Andrés Felipe Arias puede producir un resurgimiento de la polarización política, particularmente entre el uribismo y algunos defensores del gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y de la izquierda.

Para el uribismo, Arias, condenado por peculado por apropiación a favor de terceros y celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos, es un perseguido político de la Corte Suprema y del anterior gobierno. Y su condena a 17 años de prisión, por irregularidades en el programa Agro Ingreso Seguro, el cual tuvo a cargo hasta 2009 como ministro de Agricultura, fue injusta.

Un trino del expresidente Álvaro Uribe el viernes pasado, minutos después de que Arias llegó al país extraditado en una aeronave estadounidense, planteó esa situación.
“Profundo dolor por Andrés F. Arias, extraditado porque gobierno Santos mintió diciendo que hay tratado (…) Justicia muy ‘eficaz’ contra los inocentes e indulgente con los criminales”, escribió Uribe en su cuenta de Twitter.

A renglón seguido, el exmandatario planteó que “buscar segunda instancia (para Arias) es lo único que queda”. Esta es la gran jugada a la que estarían apuntando los uribistas.

El propósito de esta iniciativa sería permitir que la doble instancia para el juzgamiento de los aforados en la Corte Suprema de Justicia, aprobada el año pasado, se pueda aplicar hacia atrás. Es decir, que sea retroactiva.

En enero de este año, el expresidente Uribe asistió a la Corte de Atlanta a testimoniar en favor de Arias, pero el juez rechazó ese recurso.

“La autoridad norteamericana nos ha confirmado la presión que ejercieron el presidente Santos y su canciller (María Ángela Holguín) para esta extradición de Andrés Arias”, dijo Uribe, en tono lacónico, tras abandonar la corte en Atlanta.

Entre opinión y Congreso

Que el senador y propio jefe máximo del Centro Democrático esté al frente de esta cruzada hace pensar que el tema se puede posicionar con mucha fuerza en la agenda legislativa, pero también atizar la confrontación en sectores de opinión. Agitar la polarización.

Los principales enemigos del proyecto que beneficiaría a Arias podrían estar en los sectores que promovieron la consulta anticorrupción, que son minoría en el Capitolio pero se hacen escuchar por fuera de él.

La senadora Angélica Lozano, de Alianza Verde, promotora de la consulta anticorrupción que el año pasado dio origen a la agenda legislativa sobre ese tema, dijo que “sería descarado que el Congreso vaya a legislar en favor de una persona específica (Andrés Felipe Arias), como lo están diciendo los congresistas de la bancada uribista”.

Lozano agregó que “no hay razón para que Arias, por el solo hecho de ser un exministro uribista, tenga esos privilegios”.

En el Congreso, el debate alrededor de dicho tema se va a iniciar este mismo 20 de julio, cuando los uribistas radiquen el proyecto.

“El Centro Democrático recibe a Andrés Felipe Arias (quien no es un delincuente sino un perseguido político) con el compromiso de impulsar la ley de segunda instancia, garantía de defensa para él y otros colombianos condenados injustamente”, trinó Nubia Stella Martínez, directora del Centro Democrático.

“La persecución en contra de Andrés Felipe Arias no tiene límite ni precedente. La justicia debe garantizar su derecho a una segunda instancia y a un juicio justo”, trinó la senadora María del R. Guerra.

No queda, entonces, duda del compromiso de los uribistas con esta iniciativa. Hay una instrucción general sobre este punto.

Y las primeras reacciones en las bancadas de centro e independientes han sido favorables, lo que hace pensar que los uribistas no estarán solos en esta lucha.

Sería descarado que el Congreso vaya a legislar en favor de una persona específica (Andrés Felipe Arias)


El senador Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal, aseguró que “la doble instancia retroactiva podría abrirse paso en el Congreso”, pero observó también que “en ese propósito es indispensable contar con la Corte Suprema”.

Su preocupación es que el alto tribunal no vaya a ver la iniciativa como un desafío a sus sentencias.

José David Name, de ‘la U’, consideró que “el proyecto de la doble instancia retroactiva puede llegar a tener una gran acogida en el Congreso, porque hay muchos sectores que alegan que no tuvieron todas las garantías en la única instancia” en el pasado.

No obstante, Name advirtió que la suerte del proyecto también dependerá de la forma como se presente a la opinión pública y de la orientación que se le dé al debate.

Los congresistas Richard Aguilar, de Cambio Radical, y Juan Diego Gómez, del Partido Conservador, consideran que la idea de la doble instancia retroactiva no puede entenderse como un beneficio solo para Arias, sino que podría ayudar a muchas otras personas que no gozaron de esa garantía cuando enfrentaron sus procesos judiciales.

Las razones para que la iniciativa que beneficiaría a Andrés Felipe Arias tome fuerza en el Congreso son muchas. Un buen número de legisladores tienen familiares o amigos vinculados a procesos judiciales con condenas que no tuvieron segunda instancia.

En los partidos ya comenzó a hablarse de la posibilidad de que muchos condenados por la ‘parapolítica’ se acojan a esta norma.

En todo esto ayuda el hecho de que la Corte Constitucional, en sentencia de mayo pasado, abrió la puerta para que el Congreso legisle sobre la posibilidad de que se puedan impugnar todas las condenas de única instancia.

Al resolver un recurso de tutela, el alto tribunal estableció que todas las personas que han sido condenadas en única instancia, los que han sido condenados por primera vez en un fallo de casación o por primera vez en segunda instancia tienen derecho a impugnar las decisiones en su contra.

La papa caliente

Este asunto puede representar un nuevo reto para el gobierno del presidente Iván Duque, el Congreso y algunos partidos, pues, por un lado, tienen el compromiso con la opinión de impulsar las normas anticorrupción, que han venido caminando a paso de tortuga, pero, por el otro, la norma para Arias puede beneficiar a mucha gente.

Al presidente Duque, quien se acaba de comprometer con un nuevo impulso a la reforma que prohíbe la casa por cárcel para los corruptos, no le queda fácil dar su apoyo a esa iniciativa, ni darle la espalda a la que podría ser la primera causa uribista: la segunda instancia retroactiva.

Tampoco al Congreso. Con el hundimiento reciente de esta norma, tras haber surtido todos sus debates, los legisladores recibieron un verdadero aguacero de críticas de los sectores de opinión. Y menos a los partidos, que pagan cada vez un costo político mayor por no enviar mensajes claros de transparencia.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.