Así se cocina la posible llegada de Cambio Radical al Gobierno

Así se cocina la posible llegada de Cambio Radical al Gobierno

De concretarse esta movida, se modificaría el ajedrez político del país.

Vargas Lleras y Fuad Char

Germán Vargas Lleras (izq.) y Fuad Char.

Foto:

Juan Pablo Rueda / Carlos Capella. Archivo EL TIEMPO

Por: Juan Francisco Valbuena
25 de enero 2020 , 11:55 p.m.

Si se cumple lo que dicen algunos congresistas de Cambio Radical (CR) sobre su posible ingreso al Gobierno, en los tiempos por venir habrá un cambio sustancial en el ajedrez político del país con el que el presidente Iván Duque buscar reforzar su blindaje de cara a los retos que se le vienen en este 2020.

Desde finales del año pasado, varios sectores políticos comenzaron a hablar de la posibilidad de que Cambio Radical ingresara al Gobierno Nacional. El rumor comenzó a tomar fuerza cuando el partido del exvicepresidente Germán Vargas Lleras –y en el que tiene una alta influencia el empresario costeño Fuad Char– respaldó la reforma tributaria, con lo que el Gobierno logró sacarla adelante.

La confirmación de esos acercamientos llegó por cuenta del senador Germán Varón, uno de los hombres más cercanos a Vargas Lleras, quien le dijo a EL TIEMPO que efectivamente hay diálogos entre copartidarios suyos e integrantes del Ejecutivo.

Proyectos claves

El éxito de estos acercamientos, según lo dicho por Varón, dependerá de si la administración de Duque “acompaña” algunos proyectos legislativos que estuvieron en la agenda de campaña del exvicepresidente, entre los cuales están las reformas de la justicia, de las pensiones y de la salud y una regulación de la consulta previa.

“Si el Gobierno los acompaña y el desarrollo de esas políticas implica una representación, lo estudiaremos y haremos parte del Gobierno”, le dijo el senador a este diario.

Entre los nombres que suenan de algunos congresistas de Cambio Radical están los del exsenador Juan Carlos Restrepo, impulsado por algunos senadores y representantes a la Cámara, y el de Germán Bahamón Jaramillo, un empresario del agro que tiene ascendencia entre la mayoría de las bancadas de esa colectividad.

Si el Gobierno los acompaña y el desarrollo de esas políticas implica una representación, lo estudiaremos y haremos parte del Gobierno

En otros escenarios políticos se habla también de María Carolina Castillo, exviceministra de Aguas del Ministerio de Vivienda, y de José Fernando Cardona, presidente de la Nueva EPS. Ambos son cercanos a Vargas Lleras.

Por los lados de la costa Caribe suena el nombre de Luis Alexánder Moscoso, actual secretario de Salud de Barranquilla y uno de los funcionarios claves del alcalde Jaime Pumarejo, cercano a la familia Char.

De hecho, este diario supo que Moscoso estuvo rondando esta semana por los pasillos del Ministerio de Salud, e indagó sobre temas generales que, para algunos, desbordarían sus funciones en la Secretaría de Salud de Barranquilla. Pese a esto, él mismo reconoce que el Presidente no le ha hecho ningún ofrecimiento y que lo que le pidieron fue enviar su hoja de vida.

Primera consecuencia

Entre las carteras de las que se habla están dos: la de Salud, que está sin titular desde diciembre pasado tras la renuncia de Juan Pablo Uribe, y la de Agricultura, en la que algunos especulan con la posible salida de Andrés Valencia.

Si estos cálculos se dan y Cambio Radical ingresa al Gobierno, habría un remezón en materia política, ya que, según lo dicho por Varón, “la primera consecuencia” sería que esa colectividad se declararía de gobierno e impulsaría las políticas y los programas del Ejecutivo.

Este hecho incrementaría las mayorías partidistas en el Congreso a favor del Gobierno y le permitiría a Duque tener otra dinámica en el trámite de los proyectos legislativos que ponga a consideración de los congresistas este año.

En términos de cifras, la coalición de partidos afines al Ejecutivo lograría –al menos de manera mínima–tener las mayorías en las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes, algo que actualmente no ostenta.

Los partidos declarados de gobierno, el Centro Democrático, el Conservador, ‘la U’, Mira y Colombia Justa Libres, no alcanzan a sumar los votos necesarios para impulsar solos los proyectos del Ejecutivo, por lo que la llegada de Cambio Radical –en caso de darse– reforzaría esa alianza.

Y otro efecto es conquistar el respaldo de dos de los líderes políticos más connotados del país, Vargas Lleras y Fuad Char, con lo que Duque reforzaría su blindaje político y podría enfrentar con mayor solidez un año que, según se vislumbra, va a estar marcado por la protesta social.

No obstante los cálculos que ya hacen varios sectores de Cambio Radical sobre su posible ingreso al Gobierno, en público el presidente Duque, hasta el momento, no les ha hecho ningún ofrecimiento en concreto ni de manera expresa a los congresistas de esa colectividad.

Hace algunas semanas había gran expectativa por un almuerzo al que el mandatario invitó a seis delegados del partido –tres senadores y tres representantes a la Cámara– y en el que algunos esperaban que se diera el ofrecimiento formal.

Según lo dijeron algunos de estos legisladores, el Presidente se limitó a agradecerles de manera muy afectuosa su apoyo en el trámite de la reforma tributaria.

Estos son los cálculos

Para varios observadores, esto podría obedecer, entre otras causas, a que en los cálculos presidenciales parecerían estar, adicionalmente, otras consideraciones.

Por ejemplo, no se sabe con certeza cómo tomarían algunos sectores políticos el hecho de que Duque modifique el esquema por el que se ha jugado hasta el momento, es decir, cero participación para los partidos políticos a nivel institucional en su equipo de gobierno.

Aunque algunos quieran adjudicar algunos ministros a partidos políticos, lo cierto es que el mismo mandatario se ha encargado de dejar claro el criterio técnico con el que escogió a sus colaboradores.

Y el otro cálculo que debe estar en la mente de Duque son algunos plazos que se cumplirán en los próximos meses, especialmente la reanudación de las sesiones ordinarias del Congreso, que comenzarán el 16 de marzo.

Hasta el momento, el Gobierno Nacional no ha anunciado de manera oficial cuál va a ser la agenda legislativa que se propone llevar al Capitolio, y tampoco se conoce el alcance del apoyo que requeriría para sacarla adelante.

Un tema esencial, por ejemplo, sería el trámite de una reforma pensional este año, para lo cual, al menos en el papel, la Casa de Nariño necesitaría de un acompañamiento político sólido que le permita explicar las bondades de esta norma y su utilidad para el país.

La única certeza en este proceso es que el Gobierno y Cambio Radical estudian la posibilidad de que el Ejecutivo acompañe algunos proyectos legislativos de la colectividad, y lo que pase de ahí en adelante solamente está en la órbita del presidente Iván Duque.

JUAN FRANCISCO VALBUENA
​Redacción Política
En Twitter: @juanfvalbuena

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.