Secciones
Síguenos en:
Colombianos se ubican cada vez más en el centro del espectro político
Segunda vuelta en Colombia

De cara a las elecciones de 2022 la mayoría de los colombianos en las principales ciudades del país declaran que sus posturas ideológicas son de centro.

Foto:

EFE

Colombianos se ubican cada vez más en el centro del espectro político

Un estudio de Raddar encontró que el número de personas que se identifican con esa posición creció.

Al medir la posición ideológica de los ciudadanos en las cuatro principales ciudades del país, entre 2018 y 2020, un estudio de la consultora Raddar para la Corporación Bienestar encontró que cada vez más colombianos se ubican en el centro del espectro político.

Los datos de las encuestas practicadas a más de 2.000 personas indican que mientras en 2018 el 23,7 por ciento de las personas que participaron de la medición en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla se ubicaron en el centro, en 2019 lo hicieron el 33,7 por ciento, y en 2020, el 53,3 por ciento; es decir, esa posición creció cerca de 30 puntos porcentuales en un periodo de dos años.

La última encuesta de cultura política del Dane, del 2019 -se hace cada dos años-, realizada en cabeceras municipales de todo el país, encontró que el 41 por ciento de los colombianos se ubican en el centro, 1,6 puntos porcentuales menos que en 2017 (42,6 por ciento), pero 2,6 puntos más que en 2015, cuando fueron el 38,5 por ciento de los encuestados.

Y el Estudio Mundial de Valores (EMV), desarrollado en Colombia con el apoyo de Raddar y Comfama en 2019, estableció que en una escala de 1 a 10, siendo 1 izquierda y 10 derecha, los colombianos se ubican en 5,9, por debajo del promedio de 6,4 en el que se ubicaron en el año 2003; es decir, cada vez más cerca del 5, que sería el centro.

Hay una tendencia sociocultural a no ser extremista, porque está mal visto ser de izquierda o ser de derecha, entonces la gente prefiere tener posiciones que parecen más conciliadoras, menos agresivas

(Además: ‘Cuando los partidos abandonan el centro abandonan la política’)

A un año de los próximos comicios legislativos y presidenciales, cuando ya el país empieza a escuchar nombres para aspirar a la Casa de Nariño, principalmente mediante alianzas y coaliciones, estos estudios arrojan algo de luz sobre las tendencias políticas.

De acuerdo con Paola Cadavid, directora de la Corporación Bienestar, organización que adelanta análisis de coyuntura política y estudios socioculturales enfocados el bienestar ciudadano, en Colombia las personas no saben qué es la izquierda o la derecha, o no quieren ser asociadas a los extremos.

El centro ha venido cogiendo fuerza como tendencia política y a eso ayuda que los partidos no tienen un arraigo fuerte a ningún lado del espectro, los políticos cambian fácilmente de movimiento o partido. También hay una tendencia sociocultural a no ser extremista, porque está mal visto ser de izquierda o ser de derecha, entonces la gente prefiere tener posiciones que parecen más conciliadoras, menos agresivas”, dice.

Cadavid explica que el crecimiento del centro es mucho más visible cuando se evalúa en las ciudades principales porque los cambios en la cultura política de la ruralidad ocurren de manera mucho más lenta.

Hace énfasis en que la dinámica política de las capitales más grandes del país se ha movido muchísimo hacia puntos de la escala ideológica que se alejan de la extrema derecha, y con líderes que no se asocian a los partidos tradicionales; por ejemplo, en Bogotá, con gobiernos de centroizquierda, y en Medellín, con políticos alternativos.

Camilo Herrera, director de Raddar, asegura que desde hace unos 20 años los estudios han mostrado que en la escala de 1 a 10 el país se está moviendo cada vez más hacia la izquierda, pero aún por encima de 5, por un tema generacional, y que el salto hacia la centroizquierda se dará cuando haya una renovación en la población.

(Le puede interesar: El centro político: ¿un ‘cascarón vacío’?)

En ese sentido, la Encuesta Mundial de Valores en Colombia, de 2019, estableció que (en esa escala de 1 a 10) las personas de 75 años o más se ubican en promedio en 7,1; los mayores de 55 y menores de 75, en 6,5; los de entre 35 y 55 años, en 5,8, y los de entre 15 y 35, en 5,6. Es decir, cada vez más cerca del 5, pero todavía sobre la mitad derecha del espectro.

Para Juan Carlos Rodríguez, profesor de Ciencia Política y codirector del Observatorio de Democracia de la Universidad de los Andes, no existe una razón de fondo que muestre un crecimiento del centro, más allá de que “pueda haber cedido la polarización en el último tiempo, amparada en que 2019 y 2020 no fueron años electorales”.

De acuerdo con Rodríguez, el centro siempre ha sido grande porque incluye muchas tendencias distintas. Asegura que en general las nociones de izquierda y derecha no son muy claras para nadie y que en realidad hay varias dimensiones que no son necesariamente consistentes entre ellas.

“Hay una dimensión clásica de izquierda y derecha relacionada con la economía, entonces a la izquierda se le asocia la idea de mayor intervención del Estado, y a la derecha, los que abogan por el libre mercado. Una segunda dimensión podría ser más cultural, social y moral, relacionada con temas como el aborto, la eutanasia y la población LGBTI, y mientras se asume que la izquierda cobija a quienes apoyan más estas ideas, la derecha, a los que no…"

“Y en Colombia hay por lo menos otra dimensión, que es la relacionada con el acuerdo de paz. Se asocia con la izquierda a los que lo apoyan más y a la derecha a los que lo apoyan menos. Estas tres líneas no necesariamente van en el sentido que se espera ni tampoco coinciden siempre, tienden a ser ortogonales”.

Una estrategia electoral y casi natural de los partidos es moderar sus posiciones, tratar de parecer como no extremos y atraer a esos votantes que se ubican en el centro

La asociación de los partidos con ciertos hechos negativa –de corrupción, por ejemplo– ha llevado a que exista para los candidatos, según Rodríguez, una atracción mayor en ser o parecer antipartidos. Y por eso pueden intentar captar mejor a la masa de votantes del centro. Considera que “una estrategia electoral y casi natural de los partidos es moderar sus posiciones, tratar de parecer como no extremos y atraer a esos votantes que se ubican en el centro”.

De acuerdo con el EMV de Colombia, el 46,8 por ciento de las personas que se ubican en el centro, al ser consultadas sobre el partido por el que votarían, afirmaron que lo haría por seis de ellos, en una lista de nueve: el partido de ‘la U’, el Liberal, Cambio Radical, Alianza Verde, el Polo Democrático y Colombia Humana.

(También: ¿La centroizquierda va camino a la división como en el 2018?)

Yann Basset, profesor de la Universidad del Rosario, coincide en que la magnitud del centro no es algo nuevo en el país, especialmente por razones históricas, porque la izquierda se ha asociado a la guerrilla, y la derecha, al paramilitarismo.

Hay una voluntad deliberada de estar en el justo medio

Para Basset, la noción de estas posiciones políticas en Colombia se construyó a partir del conflicto armado y no de la industrialización, como ocurrió en Europa, por eso señala que en el país sigue existiendo un recelo en la gente para calificarse como de uno u otro lado, porque “hay una voluntad deliberada de estar en el justo medio”.

‘La derecha está desescalando del lugar que tenía antes
en Colombia’

El investigador Andrés Casas, investigador principal de la Encuesta Mundial de Valores habló sobre el tema: 


¿Cómo han visto en la Encuesta de Valores que ha venido cambiando la posición política de los colombianos?

Nuestro país ha sido tradicionalmente más pegado a la centroderecha y con una tradición anti-izquierda. Entre 2008 y 2010 empezamos a ver un cambio en la aceptación de otras formas políticas, sobre todo de las personas más jóvenes moviéndose un poco a la centroizquierda por los llamados partidos verdes.

La derecha, sin duda, está desescalándose del lugar que tenía en el país. En el estudio que hicimos encontramos una clase media mucho más de centro, apostándoles a unos valores que no son tradicionales. Hay una despolarización de las posiciones, y eso se ve en el correlato de quienes han ganado las elecciones legislativas y regionales, aunque nuestra sociedad, en general, sigue siendo conservadora.

¿Cómo se seguirá dando esa transformación?

Hay dos temas que se están moviendo y podrán impactar de alguna forma esa curva, y son la vacunación y la migración. Tenemos que esperar a ver si los políticos que radicalizan, que son normalmente los de los dos extremos, van a usar cartas que involucren el nacionalismo en temas como la vacunación, y si eso impactará en la escala donde se ubican las personas ideológicamente. Veremos también las secuelas de las elecciones en Estados Unidos y el posicionamiento de los grupos de supremacía blanca, como el Qanon.

En Colombia hemos visto que si bien la gente no es muy adherente a las normas de cuidado, sí tiene confianza en la ciencia. Pero ya hay algunos políticos usando un discurso de tono anticientífico.

¿Hay valores que se asocien directamente con el centro?

La protección al medioambiente, la economía basada en el turismo y la economía sostenible son temas que se relacionan con el centro. Hay unos que siguen siendo muy parecidos a los del liberalismo del siglo XX, vinculados al desarrollo, los derechos humanos y de la mujer, y ahora en defensa del proceso de paz.

Pero Colombia es un país que vota por personas, entonces dependerá de que un líder carismático logre capturar a la masa de centro, no necesariamente dándoles respuesta a todos estos temas. Aunque se ha inoculado la idea de que estar en el centro es ser tibio, los candidatos pueden aprovechar ese para decir que ser tibio es estar lejos de la polarización.

VALENTINA OBANDO JARAMILLO

Le puede interesar también

¿Qué es QAnon? El movimiento pro-Trump que apoya teorías conspirativas

Así será la ‘gira virtual’ de los precandidatos conservadores al 2022

Quiénes son los exalcaldes que suenan para 2022

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.