¿La unificación electoral es un proyecto concebido en cuerpo ajeno?

¿La unificación electoral es un proyecto concebido en cuerpo ajeno?

Luz María Zapata, directora de Asocapitales, defiende su proyecto de unificación de elecciones.

Luz María Zapata, directora de Asocapitales

La tarea de Luz María Zapata en la dirección de Asocapitales es representar a las capitales frente al Gobierno y frente al Congreso.

Foto:

Archivo particular

Por: María Isabel Rueda
21 de octubre 2018 , 10:42 p.m.

¿Qué diablos es eso de Asocapitales? Nos vinimos a enterar de que existía cuando la nombraron a usted presidenta. ¿Para qué sirve?

Asocapitales quiere ser un centro de pensamiento. La primera tarea será unificar nuestros indicadores, porque hoy en día cada capital tiene los suyos, pero queremos saber cómo somos y cuáles son nuestros problemas, para poder definir mucho mejor nuestras políticas y las soluciones.

Pero ¿cuáles son sus funciones?

Representar a las ciudades capitales frente al Gobierno y frente al Congreso, por supuesto. Pero representamos no solo a las megaciudades, como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, sino también a ciudades muy pequeñas, como por ejemplo Puerto Carreño, que estuvo inundada tres meses y, le quiero decir, ha sido mi más consentida: desde que llegué a Asocapitales ya he ido tres veces a llevarle ayuda: tiene a 12.000 venezolanos refugiados.

Proporcionalmente es la ciudad de Colombia que más venezolanos refugiados tiene. Los alcaldes de las ciudades más grandes, más poderosas, quieren adoptar a esas más pequeñas, ayudarles institucionalmente, y ese es uno de los desafíos de Asocapitales.

Como presidenta de Asocapitales, usted ha liderado e impulsado el proyecto de unificación de períodos de gobernadores y alcaldes. ¿Qué siente cuando se lo adjudican a su esposo, Germán Vargas Lleras, como si se tratara de un proyecto presentado en cuerpo ajeno?

Pues lo veo natural, soy la esposa de Germán para las cosas buenas, y para las cosas no tan buenas. Estoy muy orgullosa de mi marido, lo amo, pero me parece que es algo que nos pasa a todas las mujeres.

Soy la esposa de Germán para las cosas buenas, y para las cosas no tan buenas. Estoy muy orgullosa de mi marido, lo amo, pero me parece que es algo que nos pasa a todas las mujeres

La gente, la sociedad, tiende a creer que si la esposa de un hombre importante tiene un trabajo, con una autonomía, el marido siempre le está dictando por detrás. Creo que tenemos que empezar a cambiar ese modo de pensar.

¿Es un poco machista la actitud con la que la están juzgando?

No solo un poco. Es absolutamente machista.

¿Luz María Zapata no puede pensar autónomamente, porque de inmediato ‘le descubren’ un interés político de su marido con el cual la está manipulando?

Así es. Y quiero decirle una cosa. Dirijo la Asociación de Ciudades Capitales porque yo me enteré de que buscaban un director. Tuve la iniciativa de llamar a los alcaldes, y ellos me respaldaron. Germán Vargas no hizo ni una sola llamada. Yo hice todas las visitas con mis presentaciones y de ello me siento muy orgullosa. He sido siempre independiente, he apoyado a Germán, pero no he compartido necesariamente sus posiciones políticas.

Le voy a contar una anécdota: en el 2000, yo conocí al presidente Álvaro Uribe, me gustó, fui su candidata al Concejo de Bogotá. Mientras tanto, Germán estaba con Serpa. Otra anécdota: estuve al frente de Acil (Asociación de Industrias Licoreras) durante 14 años. ¿Sabe cuántas veces fue Germán a mi oficina? Una sola, porque yo estaba brava con él y me fue a pedir cacao… Entonces hemos sido muy independientes en ese aspecto, políticamente no siempre hemos estado del mismo lado.

Entonces, volviendo a la pregunta inicial...

Me parece normal que lo traten de asociar, y no es un poquito, es muy machista el hecho de que la gente diga que si yo como directora ejecutiva de las ciudades capitales voy a presentar una iniciativa, cualquiera que sea, digan que es que detrás está el señor Germán Vargas.

Pero no neguemos que en este caso en particular, coincidencialmente o no, podría haber un interés de Germán Vargas en que este proyecto pase…

La verdad no lo he hablado con él.

Y la razón sería que como a Germán Vargas y a Cambio Radical les fue muy bien en las últimas elecciones, ganarse dos años y medio extras con estos mandatarios pues es muy útil…

Pero mire que en la Comisión Primera de Cámara nos apoyó muy bien el Centro Democrático, y uno diría que ellos también tienen unas expectativas de crecimiento. Tenemos que mirar este proyecto es con los pros. Es la conveniencia del país, es el tema de gerencia pública, de su eficiencia y eficacia. Y pues el que quiera especular, que nada, que ponga la mente a volar.

Entonces comencemos por los pros. ¿Qué tiene de bueno unificar los periodos electorales en Colombia?

Todo. Entre otras, porque llevamos 344 días en ley de garantías, que paraliza la administración, y eso habrá que revisarlo. Constituye un gran obstáculo para que alcaldes y gobernadores puedan ejecutar. Lo más dramático es que habrá que ajustarse a los planes de desarrollo del presidente Duque.

Y a los poquísimos meses tendremos otra vez ley de garantías, por la elección de gobernadores y alcaldes. Después tendrán que correr a contratar para poder dejar todo listo, cosa que va totalmente en contra de la buena gerencia pública.

Y el otro tema es el costo de las elecciones. ¿Cuánto nos ahorraríamos anualmente?

Eso ni se diga. Este año nos hemos gastado un billón doscientos mil millones de pesos en elecciones. O sea, estamos saturados de elecciones.

Eso incluye las consultas previas, las parlamentarias…

Todo eso. Mejor dicho, es que no hemos dejado de votar desde el plebiscito de la paz, hasta la consulta anticorrupción. Eso nos ha costado a los colombianos un billón doscientos mil millones. Lo que una reforma tributaria soñaría con recaudar. ¿Qué dice la Contraloría? Hizo un estudio muy juicioso del tema fiscal, y dice que si en estas últimas elecciones hubiéramos tenido unificados los periodos, nos hubiéramos ahorrado 409.000 millones de pesos. Eso justificaría totalmente la unificación del calendario electoral.

Le han salido enemigos a la propuesta, unos por razones políticas, otros por razones constitucionales. Me dicen que en un grupito constituido para hacerle oposición al proyecto en Senado hay intereses muy particulares: uno porque estaría bravo, pues Peñalosa le quitó un instituto en Bogotá, otro está bravo con un alcalde de cierta ciudad que es hijo de una senadora … Y así. Estarían votando el proyecto si les va bien, y no, si les va mal…

Como usted dice, también esto es un voto muy político. No solo inspirado en el bien colectivo de la administración pública.

En cuanto a las objeciones constitucionales, usted se apoyó, para elaborar su proyecto, en dos grandes juristas como los exmagistrados Sierra Porto y Mauricio González. Ambos opinan no solamente que el proyecto no es inconstitucional, sino que de ninguna manera sustituye la Constitución. Pero hay avalancha de autorizadas opiniones en contra…

Así como defendemos la descentralización de un país cada vez más centralizado, también deberíamos empezar por decir que la función del Congreso es sacar las leyes adelante, sin hacer prejuicios de constitucionalidad. Ahora que he vuelto al Congreso, y debo decir que me fascina estar allá, me parece que el Congreso está para sacar las leyes adelante, y que la Corte Constitucional haga lo suyo, que es un control posterior de constitucionalidad.

¿Así muchos opinen que es evidentemente inconstitucional?

Es un asunto polémico. Pero antes de apoyar esta iniciativa consulté también a muchísimas personas que conocen el tema constitucional. Entre otros, a los doctores Sierra Porto y Mauricio González, lo cual es muy interesante, porque ambos fueron protagonistas del hundimiento de la segunda reelección, en la Corte Constitucional.

Cierto. Y uno votó a favor y el otro, en contra…

Exacto. Entonces son dos personas que, digamos, han sido también antagónicos, pero que están de acuerdo en que este es un tema constitucional. Y cuando a mí me dicen dos personas de ese calibre que esto es constitucional, pues eso me da mucha seguridad. Además, de verdad, considero que el Congreso tiene que hacer leyes y después la Corte Constitucional hacer su tarea. Quisiera saber cuántas de esas otras personas consultadas, de verdad verdad, se han leído la exposición de motivos.

Hay antecedentes de períodos de alcaldes que se han disminuido para poderlos empatar con los de gobernadores. Y ha habido casos de períodos de registrador y de personeros que se han alargado por el mismo motivo, para unificar. Y la Corte no ha considerado que esas movidas hayan sustituido la Constitución...

Así es. Yo estoy muy tranquila con mi sustento jurídico, creo enormemente en estos juristas y sé que ellos hicieron el análisis independientemente. Tengo la tranquilidad de que cuando pasemos al control de constitucionalidad dará positivo. Sé que es una propuesta polémica, ni más faltaba, que tiene enemigos que se van a ver afectados porque tienen aspiraciones, pero quiero dejar muy claro que hasta este momento nadie tiene ningún derecho adquirido.

Sé que es una propuesta polémica, que tiene enemigos que se van a ver afectados porque tienen aspiraciones, pero quiero dejar muy claro que hasta este momento nadie tiene ningún derecho adquirido

El 27 de junio del próximo año, cuatro meses antes de las elecciones, cuando se abra la posibilidad de inscribirse, habrá unos derechos adquiridos, antes no.

Repasemos rápidamente las otras alternativas. La suya es la de alargar los periodos dos años y medio. Otra dice que se trabaje hacia el futuro, con los que van a ser elegidos. Otra propone alargar el período del próximo Presidente. Otra más propone acortar el período de los próximamente elegidos a dos años…

Respeto todas las propuestas. Este acto legislativo tiene el objetivo de unificar períodos, sobre lo cual creo que hay consenso.

Pero algunos críticos dicen que se podría recargar de manera peligrosa la labor de la Registraduría…

No. Recuerde usted que se está aprobando la reforma política que va, seguramente, a prohibir las listas abiertas para tener solo listas cerradas. Con ello se va a facilitar la labor de la Registraduría, porque la gente va a votar muy fácilmente por el partido que sea, y no por nombres.

Hay quienes dicen que esta propuesta es para que Petro, que sacó 8 millones de votos, no avance en las elecciones regionales…

Eso es demagogia. Yo estoy aquí defendiendo un tema en lo jurídico y en lo constitucional. Varios de esos mandatarios a los que se les ampliaría por una vez el período tienen excelentes indicadores de eficiencia. A los que no, que les caiga la mano de la justicia, o que los revoquen.

Los que opinan que es inconstitucional alegan que el día después de la extensión del período se entendería que los gobernadores y alcaldes no han sido elegidos por el pueblo, sino designados por el Congreso, y que eso sustituye la Constitución. Pero hoy el Presidente elige a esos mandatarios cuando caen de sus cargos faltando menos de 18 meses para terminar sus períodos, y en cambio eso sí no la sustituye…

Exacto. Entonces a mí me parece perfectamente válido que un congresista pueda tomar esa decisión.

¿Qué relación tiene Asocapitales con la asociación de departamentos y la de municipios?

Los tres estamos defendiendo esta iniciativa.

¿Qué opinan sobre el proyecto alcaldes como Gutiérrez, de Medellín; Peñalosa, de Bogotá; Armitage, de Cali, y Char, de Barranquilla?

No sé que opinen ellos. Yo represento a Asocapitales en su institucionalidad, no sé que posiciones personales tienen.

Pero ¿cómo no les ha preguntado, si ellos serían los principales interesados?

Como gremio he tratado de dar siempre la discusión de carácter netamente legal y constitucional. No me quiero meter en el campo político personal.

Ya superó el primer debate en la Comisión Primera de Cámara. ¿Cree que el proyecto va a pasar?

Tengo la seguridad, porque es lo que más puede beneficiar al país. En ahorro fiscal, 809.000 millones de pesos, que es lo que nos costarán las elecciones el año entrante; en beneficio de la gerencia pública; en planes de desarrollo articulado y en períodos reales sin interrupciones de la administración pública por la ley de garantías.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.