Germán Vargas Lleras se fortalece en su trinchera

Germán Vargas Lleras se fortalece en su trinchera

Se ha puesto al frente de su partido, Cambio Radical, con cuyos congresistas se sienta cada martes.

Germán Vargas Lleras

Germán Vargas Lleras, excandidato presidencial.

Foto:

Juan Diego Buitrago / EL TIEMPO

Por: Política
01 de octubre 2018 , 11:50 a.m.

Desde que pasaron las elecciones se concentró en la preparación de una nueva estrategia que consiste, básicamente, en hacer realidad muchas de sus propuestas de campaña, hecho que lo ha llevado a marcar el ritmo del debate con una agenda muy suya de reformas.

Germán Vargas Lleras se negó a aceptar las mieles de la diplomacia que el presidente Iván Duque le propuso en total discreción ofreciéndole la cómoda embajada de Londres, otrora premio para políticos jubilados.

Ahora el exvicepresidente de la República y dos veces candidato presidencial pasa sus días y parte de sus noches en su trinchera del centro de la ciudad, una oficina modesta de no más de 40 metros cuadrados, desprovista de lujos, estructurando presupuestas de ley y de reforma constitucional que cada martes, de manera rigurosa, envía al Congreso con su bancada, con la esperanza de hacerlas realidad.

Y se ha puesto al frente de su partido, Cambio Radical, con cuyos congresistas se sienta también cada martes a almorzar, a discutir sus posiciones políticas, a escuchar sus inquietudes y a planear el futuro del partido.

Luis Felipe Henao, uno de sus principales coequiperos, destaca “la disciplina” con la que el excandidato se ha entregado “a trabajar en la agenda legislativa y a liderar el partido”.

Vargas le dedica también tiempo a escuchar a líderes, empresarios y amigos, que lo visitan para hablar del país y que lo alientan a seguir en la lucha política.

Los fines de semana se va para las regiones a hablar con la gente y con la dirigencia sobre los problemas de las comunidades.

Ha decidido no dar entrevistas a los medios de comunicación que lo llaman sin tregua para conocer sus opiniones sobre la marcha del país.

Eso sí, dedica buen tiempo a preparar las columnas que ahora publica los domingos en las páginas editoriales del diario EL TIEMPO.

Le han escuchado decir que hacer ese ejercicio de opinión es una de las cosas que “más feliz” lo tienen, porque siente que es como volver a sus origenes. Vargas, siendo apenas un muchacho recién egresado de la universidad del Rosario trabajó junto a su abuelo, el expresidente Carlos Lleras Restrepo, en la revista Nueva Frontera, una publicación de mucho impacto en la opinión por esa época.

Todos los que somos creyentes (judos y cristianos) creemos en la resurrección. Yo creo que Germán Vargas cree en la resurrección

Cuando Lleras Restrepo falleció, Vargas Lleras oficiaba como editor de la revista y comenzaba a escribir sus primeros textos políticos.

Aunque sus primeras columnas en el diario EL TIEMPO se han centrado en explicar los proyectos que presenta a través de su bancada al Congreso, los colombianos pronto lo van a leer opinando sobre política, sobre temas de coyuntura.

Agenda legislativa

Por cuenta de Vargas, quien escribe y revisa cada proyecto, la bancada de Cambio Radical se ha convertido en la más prolija con iniciativas estructurales sobre la agenda prioritaria del país.

Desde su condición de independiente, a la luz del Estatuto de la Oposición, Vargas ha dicho que tiene la decisión de “ayudar al éxito del gobierno del presidente Iván Duque” en todo lo que esté a su alcance “si se deja”.

Algunos creen que lo que Vargas quiere es “ponerle la agenda” al gobierno de Duque, pero él cree que es un compromiso con sus electores hacer realidad sus propuestas.

Vargas Lleras y Cambio Radical ya han radicado seis propuestas de ley y de reforma constitucional en seis semanas (reforma tributaria, reformas de la justicia, reglamentación de la consulta previa, creación del Ministerio de Familia, enmienda al sistema general de regalías y estrategias anticorrupción). Y no van a parar ahí.

Aunque no son una gran mayoría, la bancada de Vargas en el Congreso, en su condición de independiente (junto con el liberalismo), van a ser definitorias en asuntos claves, tanto legislativos como políticos.

Vargas, por ejemplo, se anticipó semanas a proponer una reforma tributaria que tenía lista desde que era candidato. Mientras tanto, el Gobierno aún no tiene clara la suya. Seguro el vargasllerismo va a ser determinante en la discusión de este tema.

Vargas y su partido, con el liberalismo, podrían también jugar un papel clave en la suerte del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien se enfrenta a una moción de censura en el Senado.

Otro aspecto que juega a favor del excandidato es su jerarquía clara en el espectro político, y el grado de unidad en torno suyo dentro su partido.

La decisión de no aceptar la embajada en Londres, la retoma del liderazgo de su partido y su insistencia en apoderarse de buena parte del debate legislativo a través de proyectos estructurales sobre temas sensibles para el país, hace pensar que Vargas no se quiere jubilar todavía. O como dice su gran crítico y contradictor, Roy Barreras, de ‘la U’: "Todos los que somos creyentes (judios y cristianos) creemos en la resurrección. Yo creo que Germán Vargas cree en la resurrección”.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.