Secciones
Síguenos en:
El ‘fantasma’ de las divisiones que persigue a la centroizquierda
AUTOPLAY
En vivo: Angélica Lozano explica incidente en SenadoEn vivo: Angélica Lozano explica incidente en Senado
Réplica de la oposición

Tomada del video

El ‘fantasma’ de las divisiones que persigue a la centroizquierda

Este miércoles se dio una nueva fractura entre los partidos de este espectro político. Análisis.

Los últimos meses, que han estado signados por los retos que le ha generado la pandemia del covid-19 al mundo, han sido particularmente tensionantes para los partidos que se ubican hacia la izquierda del espectro ideológico. Las divisiones han sido el común denominador.

En septiembre del año pasado fue el anuncio del senador Jorge Enrique Robledo y el sector del Moir de partir cobijas con el Polo Democrático, lo que llevó poco después a la escisión del partido, es decir, un sector de la colectividad se retiró de esta y conformó el movimiento Dignidad.

(Vea también: División de opositores, hecho político de la instalación del Congreso)

A comienzos de este año, el sacudón lo propinó la noticia de que la representante Ángela María Robledo se separaba definitivamente de la Colombia Humana y el senador Gustavo Petro, con quien hizo llave como fórmula vicepresidencial en las elecciones de 2018.

Si bien ya se habían hecho públicas algunas diferencias entre Robledo y Petro, la separación definitiva golpeó a la Colombia Humana, especialmente por las críticas de la representante Robledo a este movimiento por los “pocos espacios” para la mujer.

Ángela María Robledo.

Foto:

Andrea Moreno. EL TIEMPO

“Muchas personas ven una contradicción en varias de las acciones de la Colombia Humana, que no necesariamente refleja el apoyo verbal al movimiento feminista. Esto también incluye declaraciones de Gustavo Petro en algún momento”, advirtió Sandra Botero, doctora en Ciencia Política.

Luego, el revuelo político se trasladó a la Alianza Verde, donde se han agudizado las diferencias después de que la senadora Angélica Lozano descartara cualquier tipo de alianza con el senador Petro. Estas palabras no cayeron bien en un sector del partido.

Las diferencias en el interior de la Alianza Verde obedecen a que hay por los menos dos tendencias en la colectividad. Algunos más cercanos a la izquierda, entre quienes está el representante Inti Asprilla, se oponen a que se le cierre totalmente la puerta a Petro y han hecho críticas a la alcaldesa Claudia López, quien pertenece a este partido.

Por su parte, otro sector de los ‘verdes’, en el que hay nombres de la talla de Angélica Lozano y Juanita Goebertus, se oponen a cualquier acercamiento con el senador de la Colombia Humana, quien además es un férreo crítico de la alcaldesa de Bogotá.

(Además: Comité del Paro convocó marchas para radicar proyectos de ley)

El pulso dentro del partido se agudizó hace dos semanas, cuando se vio la necesidad de escoger un candidato único para las elecciones presidenciales.

Mientras un sector propuso buscar un mecanismo interno en el que participaran solo militantes del ‘verde’, otro sector se inclinó por una consulta en marzo del próximo año,
esto último generó nuevas diferencias pues fue interpretado como una forma de permitir que el petrismo interviniera en la elección, ya que en estas consultas puede votar cualquier ciudadano.

El último pulso en la centroizquierda, y tal vez uno de los más agudos, se dio este miércoles durante la instalación del Congreso.

Históricamente ha sido difícil que la centroizquierda encuentre consensos

Inicialmente, los opositores postularon al senador petrista Gustavo Bolívar, quien fue vencido por el voto en blanco de la mayoría de la plenaria. Esta opción alcanzó 66 votos, mientras que el congresista obtuvo 32 apoyos.

Ante esto, la Mesa Directiva del Senado indicó que debía repetirse la votación con un candidato diferente, lo que fue rechazado por el Polo, Comunes y la Coalición Lista de la Decencia, tres de los partidos de la oposición.

Alianza Verde, la otra colectividad afincada en esta orilla, decidió postular al senador Iván Name, quien fue elegido con 67 votos, lo que fue cuestionado por el resto de las fuerzas opositoras. Sin embargo, la elección se hizo y el senador ‘verde’ se quedó con la segunda vicepresidencia.

Bolívar habla de su bloqueo en SenadoEl senador acusa al Partido Verde de unirse al uribismo.
En vivo: Bolívar habla del incidente en el Senado
Foto:
Divisiones históricas

“Históricamente ha sido difícil que la centroizquierda encuentre consensos, porque mientras la derecha milita y obedece, un poco a manera de lo que ocurrió con los trumpistas en Estados Unidos, del lado nuestro deliberamos, debatimos, discutimos y nos dividimos, pero llegó el momento de un cambio en las fuerzas de poder para 2022 y de un proyecto de largo aliento”, expresó la representante Ángela María Robledo, en diálogo con EL TIEMPO.

Este fenómeno, que no es nuevo para este sector político, obedece, según expertos, a la forma en la que la izquierda ha desempeñado su papel en la política colombiana.

(También le puede interesar: Sergio Fajardo fue operado de urgencia)

Gustavo Petro y Gustavo Bolívar, senadores de la Colombia Humana.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

“La izquierda en Colombia se ha preparado para hacer oposición, y es un papel que desempeñan muy bien, pero hasta el momento no se han mostrado como una opción de poder sólida y eso se refleja en sus divisiones, cada cual tiene su propia de visión de cómo llegar, pero no es una visión conjunta”, planteó el politólogo de la Universidad Nacional Rodrigo Sánchez.

Por su parte, el doctor en Ciencia Política Javier Duque, en un artículo de la revista Razón Pública, aseguró que “la izquierda en general carece de organización institucionalizada y con vínculos estables en los departamentos y municipios. Y, sin embargo, abundan los líderes nacionales. Igual que los demás partidos colombianos, tanto los históricos (Liberal y Conservador) como los surgidos en la última década, la izquierda se caracteriza por un intenso personalismo”.

Tal parece que a la centroizquierda aún la persigue el fantasma de lo ocurrido en 2018, cuando por la falta de consensos se atomizaron los votos y perdieron la opción de ser poder nacional.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.