Secciones
Síguenos en:
Coaliciones, la fórmula que se impone en la campaña al 2022
Coalición de centroizquierda

Primera foto de la coalición de centroizquierda.

Foto:

@sergio_fajardo

Coaliciones, la fórmula que se impone en la campaña al 2022

El esquema de las alianzas políticas está reemplazando a los partidos políticos.

Las coaliciones para escoger candidatos a la Presidencia están comenzando a ser las protagonistas de la campaña presidencial y de sus resultados dependerá, en buena medida, la transformación del sistema político, uno de los principales reclamos de los ciudadanos en los últimos años.

Con los primeros movimientos de la campaña por la Presidencia en 2022 quedó en evidencia un hecho que marcará la ruta de los aspirantes al cargo y es que las alianzas entre diferentes sectores políticos parecen estar desplazando a los partidos políticos tradicionales en la lucha por conquistar el poder.

A esta altura es casi imposible que un partido político solo sea capaz de elegir presidente el próximo año y todos tendrán que unirse o estarán condenados al fracaso. Por ello, en los últimos meses, todos los sectores políticos están dialogando, proponiendo convergencias y buscando la alianza ganadora.

Las épocas en que los partidos políticos tradicionales –el Liberal y el Conservador– marcaban el paso de la campaña presidencial quedaron en el pasado y ahora son las coaliciones las que imponen la hoja de ruta.

Las razones para este fenómeno, en opinión de analistas, son diversas, pero lo claro es que basta con mirar lo que está sucediendo en todos los espectros para comprobar que es cierto.

Por los lados de la centroderecha se habla de hacer una coalición entre el candidato del Centro Democrático; el de los conservadores; la jefa del partido de ‘la U’, Dilian Francisca Toro; el exalcalde de Barranquilla Alejandro Char y el de Medellín Federico Gutiérrez.

Pero entre estos mismos sectores también se están construyendo alianzas y en la centroderecha hay al menos dos.

El Partido Conservador, por ejemplo, comenzó a mover cinco nombres –los exministros Juan Carlos Echeverry, Mauricio Cárdenas y Juan Carlos Pinzón, y los senadores Efraín Cepeda y David Barguil– que esperan diseñar juntos una propuesta, con un énfasis económico.

Claro que dentro de los ‘azules’ también se escucha el nombre de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y se ha mencionado el de Camilo Gómez.

En esta colectividad no se ha decidido cuál será el mecanismo de selección del candidato, pero lo cierto es que el primer objetivo es elaborar unas líneas programáticas comunes para que el resto de los precandidatos apoyen a quien los represente en una consulta con los demás sectores de centroderecha.

Bloque regional

Y los exalcaldes Char y Gutiérrez, por su lado, están conformando una alianza de exmandatarios locales para la que han hablado con Enrique Peñalosa, de Bogotá, y que parecería extenderse a un gran bloque regional en el que también se habla de vincular a Toro, quien fue gobernadora del Valle, y al exgobernador de Antioquia Luis Pérez.

No se sabe hasta dónde lleguen estos diálogos, pero lo cierto es que ya han planteado temas comunes con los que podrían construir este proyecto regional como, por ejemplo, la descentralización.

Uno de los propósitos en la centroderecha es que todos estos nombres que suenan para la Presidencia el próximo año salgan a competir y dependiendo de cómo los reciba la opinión pública vayan sumando en la conformación de una coalición.

Aunque hay tres partidos en competencia –Centro Democrático, Conservador y ‘la U’–, esperan unirse para mantener la jefatura del Estado.

Le pude interesar: Covid: las medidas de prevención que siguen vigentes en el país

Coalición de la Esperanza

Entre tanto, en la centroizquierda hay diferentes sectores políticos caminando en la misma vía. Allí están dialogando el exgobernador de Antioquia Sergio Fajardo, el exministro Juan Fernando Cristo, el exjefe negociador con las Farc Humberto de la Calle, el excongresista Juan Manuel Galán, el senador Jorge Enrique Robledo, la representante a la Cámara Ángela María Robledo y Alianza Verde.

Allí, con excepción de los ‘verdes’, la mayoría de líderes no está a nombre de un partido: Fajardo ha liderado el movimiento Compromiso Ciudadano, Cristo está construyendo una plataforma denominada En Marcha, Galán ha marcado distancia del Partido Liberal y está en el proceso de revivir el Nuevo Liberalismo, y Jorge Robledo se acaba de separar del Polo.

De la Calle proviene del liberalismo, pero no es seguro que represente al partido, y Ángela Robledo fue fórmula vicepresidencial del candidato de izquierda Gustavo Petro, en 2018.

En el interior de Alianza Verde se espera seleccionar un nombre para aportar en esta coalición, el cual saldría de los senadores Sandra Ortiz, Antonio Sanguino, Jorge Londoño e Iván Marulanda, y los exgobernadores Camilo Romero y Carlos Andrés Amaya.

La selección del nombre sería antes de marzo del próximo año y este candidato competiría con los demás sectores que están construyendo esta coalición.

Dos consultas

Hasta aquí estaría claro que en los comicios parlamentarios del próximo año habría dos consultas: la de centroderecha y la de centroizquierda. La meta, en ambos lados, es escoger candidatos de coalición que compitan por la Presidencia.

En el caso de las fuerzas de izquierda están, hasta ahora, el excandidato Gustavo Petro, el senador Alexánder López y la activista Francia Márquez. El único que representa a un partido es López, quien está por el Polo.

En esta parte del espectro también se habla de conformar una coalición, la cual se apoyaría en una plataforma denominada el Pacto Histórico, un grupo de partidos y movimientos de izquierda cuya meta es elegir mayorías en Senado y Cámara.

Además del Polo, allí están partidos minoritarios como Comunes y la Unión Patriótica (UP). Sin embargo, todavía no se ha formalizado la idea de una consulta, como sí parece estar claro en la centroderecha y en la centroizquierda.

En este ajedrez político faltan dos partidos de peso que todavía no han comenzado a jugar abiertamente: el Partido Liberal y Cambio Radical.

Dentro del liberalismo se habla con insistencia de poner a competir al exministro Alejandro Gaviria. Pero él dijo este fin de semana que quiere seguir en la rectoría de los Andes.

Y en Cambio Radical se está a la expectativa de si se apoyará a Alejandro Char en la coalición de centroderecha o si se tomará un rumbo diferente.

Le pude interesar: En Secreto... El Congreso será citado a sesiones extraordinarias

Las razones

Una de las primeras conclusiones para que las coaliciones estén siendo más fuertes que los partidos políticos es la falta de credibilidad de estos, como lo dice la profesora de la Universidad Javeriana Patricia Muñoz.

Para la experta, a estos “bajos niveles de confianza entre los electores” se suma que los partidos políticos “hoy gozan de menos militantes y seguidores que en el pasado, cuando un solo partido, incluso, podía adelantar una campaña y sacar adelante la victoria de un presidente”.

Otra razón para la relevancia de las coaliciones es que Colombia tiene un sistema multipartidista y “bien fragmentado”, como lo dice el académico de la Universidad del Rosario Yann Basset.

“En este contexto es bastante normal que en una elección presidencial, en la que, por definición, habrá una sola opción ganadora, los partidos traten de reagruparse en coaliciones para presentar candidaturas”, afirmó el académico.

En este sentido, la doctora en Ciencia Política y profesora de la Universidad del Rosario Sandra Botero pone el ejemplo de Estados Unidos, donde los candidatos en la elección presidencial son republicanos o demócratas y “solo va a haber dos”.

“Nosotros tenemos más partidos y hasta cierto punto es natural que la gente tenga que hacer coaliciones, sobre todo cuando no hay un partido claramente dominante que se lleve toda la mayoría”, explicó la experta.

Y una tercera explicación está en las preferencias presidenciales de los colombianos, quienes parecen inclinarse más por la personalidad del candidato que por su partido político.

Para Sandra Botero, “la política colombiana es muy personalista” en términos generales y el “sistema político no le apuesta tanto a la construcción de organizaciones partidistas fuertes, sino más bien a las personalidades, y hay unas fuertes entre los partidos que los jalan”.

Ante este panorama, los partidos políticos parecen destinados a tener protagonismo solo en las elecciones de Congreso, concejos y asambleas departamentales, pero a tener un espacio limitado cuando de elegir presidente se trata, un hecho que está transformando la política en Colombia y en el mundo.

También le recomendamos: 

-Covid: las medidas de prevención que siguen vigentes en el país

-En Secreto... Se trasteó a Providencia

-La respuesta de Duque a la carta que le envió el presidente Biden

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.