Secciones
Síguenos en:
'No soy ni fiscal ni juez de Edward Rodríguez': Rafael Nieto
Rafael Nieto

El precandidato presidencial del Centro Democrático Rafael Nieto.

Foto:

EL TIEMPO

campaña

'No soy ni fiscal ni juez de Edward Rodríguez': Rafael Nieto

El precandidato presidencial del Centro Democrático Rafael Nieto.

FOTO:

EL TIEMPO

El precandidato presidencial por el Centro Democrático habló sobre la campaña al 2022.

El precandidato presidencial del Centro Democrático Rafael Nieto afirmó que él no fue quien tomó la decisión de excluir de la precandidatura al representante a la Cámara Edward Rodríguez y negó haber hecho señalamientos concretos contra el aspirante.

"Lo único que he dicho es que sobre Edward Rodríguez hay unas preguntas, unos cuestionamientos y que el partido mejor hace en resolverlos antes de darle aval como precandidato", le dijo Nieto a EL TIEMPO.

(En otras noticias: Esta es la carta con que excluyeron a Edward Rodríguez de la precandidatura

¿Cómo está viendo la campaña presidencial al 2022?

Esta va a ser una elección de alianzas: una de la izquierda radical, en torno al Pacto Histórico de Gustavo Petro; otra en la socialdemocracia alrededor de la Coalición de la Esperanza, que tiene por resolver cuál será el papel de Alejandro Gaviria en el Partido Liberal y qué va a ocurrir con los ‘verdes’, y debería haber una tercera alianza, que podemos llamar ‘por la libertad’, que debería recoger del centro a la derecha a Cambio Radical, el charismo, el partido de ‘la U’, los dos partidos cristianos, el Conservador, el Centro Democrático y, además, unas figuras políticas relevantes como Federico Gutiérrez, Enrique Peñalosa y Juan Carlos Echeverry. En mi opinión, esta alianza debería trascender a los partidos y movimientos políticos y llegar a los grupos sociales que tienen afinidad con nosotros, como la reserva de la Fuerza Pública, los ganaderos, los comerciantes, los transportadores, los agricultores, en fin, una alianza que tiene que hacerse para la defensa de la democracia, la libertad y la economía de mercado. En esta alianza el Centro Democrático tiene un papel fundamental que jugar porque es, sin lugar a dudas, la fuerza política más importante en ese sector.

¿Qué opina de la competencia entre los precandidatos del Centro Democrático?

Hemos llegado a un acuerdo entre las personas que el partido ha dicho que son oficialmente sus precandidatos. Es un acuerdo que fue sencillo y rápido, para hacer unas encuestas con militantes del partido y también con uribistas que no son del partido para que sean ellos los que escojan el candidato. Esto porque entendemos que hay más uribismo que Centro Democrático. Estas encuestas tienen una gran diferencia con las de hace cuatro años, cuando el setenta por ciento de los encuestados no tenían que ser uribistas. Ahora se ha establecido que el cien por ciento de los entrevistados sean militantes o uribistas. También que, como hicimos hace cuatro años, hagamos un conjunto de foros, en los que se van a debatir distintos temas nacionales y van a participar esos precandidatos y algunos otros elementos de logística que están pendientes de resolver. Este ha sido un proceso rápido, sencillo, constructivo y creo que vamos a tener la posibilidad de que el candidato que de ahí salga escogido refleje de mejor manera lo que piensa la base uribista del país.

(Le sugerimos: ¿A cuántos opositores ha denunciado el expresidente Uribe?)

Edward Rodríguez, representante a la Cámara por el Centro Democrático y excluido de la precandidatura presidencial.

Foto:

Centro Democrático

Edward Rodríguez, quien fue excluido de la precandidatura, había dicho previamente que usted estaba preocupado porque sus bases se fueron a donde María Fernanda Cabal y que usted estaba buscando la manera de desmontarse de la aspiración. ¿Qué responder a esto?

Que tal cosa no corresponde a la realidad. Edward Rodríguez está tratando de politizar un problema que tiene él, que no es conmigo y que ciertamente no es político. Quien ha tomado la decisión de decir quiénes son los que reúnen las condiciones para ser precandidatos del partido no soy yo, es el Consejo de Ética del partido y quien le pidió a esa instancia que se pronuncie no soy yo, sino el presidente Uribe. De manera que este esfuerzo de Edward Rodríguez por victimizarse y tratar de volver político su problema es uno en el cual, evidentemente, equivoca la dirección de su ataque.

¿Cuáles son las quejas que usted tuvo en su momento sobre Edward Rodríguez y que estaban relacionadas con las cuentas de la campaña de 2014 y la adquisición de un apartamento?

Yo no tengo esas quejas. Yo no he manifestado tales quejas. No hay ningún medio ni periodista que pueda decir que yo haya dicho en los medios tal cosa. Y tampoco lo he dicho en privado no soy ni fiscal ni juez de Edward Rodríguez. A mí no me corresponde. Yo lo único que he dicho es que sobre Edward Rodríguez hay unas preguntas, unos cuestionamientos y que el partido mejor hace en resolverlos antes de darle aval como precandidato. Y la razón es muy sencilla: cualquiera tiene derecho a levantar la mano, pero cuando el partido dice que una persona, cualquiera que ella sea, tiene el carácter de precandidato, lo que está diciendo es que tiene las calidades, la experiencia, el conocimiento, la conducta ética para ser Presidente de la República, y por tanto el partido tiene que ser especialmente cuidadoso frente a ello. Como yo sé que hay unos cuestionamientos y unas dudas, lo que dije fue simplemente que, en mi opinión, el partido tenía que resolverlas. Frente a esa preocupación, el presidente Uribe toma la decisión de pedirle al Consejo de Ética que evalúe la conducta no mía, de todos los que decían que podrían ser precandidatos del partido y es esa instancia la que llega a una conclusión con Edward Rodríguez, no yo. A mí no me pueden decir que es que yo estoy diciendo que hay una conducta de un apartamento o demás. No tengo ni idea cuáles son los motivos o las razones por las cuales el Consejo de Ética tomó esa decisión. No he hablado con el Consejo de Ética ni ellos me han preguntado sobre el tema, de manera que no soy yo quien pueda hablar de algo que no sé.

Es un acuerdo que fue sencillo y rápido, para hacer unas encuestas con militantes del partido y también con uribistas que no son del partido para que sean ellos los que escojan el candidato

¿Y cuáles son esas dudas y cuestionamientos que usted dice que hay alrededor de Edward Rodríguez?

No sé cuáles son, lo que sí sé es que el Consejo de Ética había recomendado no avalarlo antes, que esas razones no habían sido resueltas y que hay un conjunto de informaciones en relación con lo que hizo o dejó de hacer Edward Rodríguez y eso les corresponde a ellos tomar la decisión, no a mí.

Ya hablando sobre la campaña, ¿cuál es su propuesta para resolver el tema de la inseguridad en varias ciudades del país?

Creo que Colombia debe hacerse el firme propósito de ser una sociedad sin crimen. No podemos acostumbrarnos a los niveles de violencia y criminalidad que tenemos, que son, en términos de homicidios, cuatro veces superiores al promedio mundial y que hacen que hoy tengamos más producción de cocaína en nuestra historia y que ha traído un deterioro profundo de la sensación de seguridad de los ciudadanos. En esa dirección hay que tomar medidas.

¿Cómo cuáles?

Tenemos que entender que sin autoridad no hay seguridad, no es posible la convivencia pacífica y civilizada. La condición indispensable para esa esa vida en sociedad pacífica es que haya autoridad, orden y seguridad. Además, para que tengamos esto es indispensable tener una Fuerza Pública fortalecida y con suficiente pie de fuerza. La Policía ha perdido caso 32.000 hombres en los últimos dos años en virtud de una sentencia del Consejo de Estado que permite el retiro anticipado. Y es previsible que pierda otros 24.000 en los otros próximos dos años. Hay que trabajar decididamente para cerrar esa brecha que se ha generado con la pérdida de pie de fuerza policial.

¿Qué otro elemento es clave, para usted, para recuperar la seguridad?

La colaboración de la ciudadanía con su fuerza pública. En la medida en que el Ejército y la Policía, en particular, han sido objeto de ataques sistemáticos su imagen y reputación se ha ido erosionando y en la medida en que eso ocurre, ha perdido, también, parte del apoyo ciudadano. Hay que reconstruir esos canales de cooperación y colaboración entre la ciudadanía y la Fuerza Pública, que son vitales en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la lucha contra la delincuencia en las ciudades. 

En otras noticias de política

El domador de caballos que se quiere quedar con el aval del uribismo

Coalición de la Esperanza propone ministerio de seguridad y convivencia

POLÍTICA

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.