Secciones
Síguenos en:
Óscar Iván Zuluaga: 'Nada puede destruir la maldad de Santos'
Entrevista Oscar Iván Zuluaga en BOCAS

El exministro de Hacienda aspira nuevamente a la presidencia por el Centro Democrático.  

Foto:

Revista BOCAS

Óscar Iván Zuluaga: 'Nada puede destruir la maldad de Santos'

El exministro de Hacienda aspira nuevamente a la presidencia por el Centro Democrático.  

El precandidato habló en un picante (y vergajo) diálogo con las veteranas Tola y Maruja para BOCAS.

Apenas nuestros maridos, Ananías y Perucho, supieron que íbamos a visitar a Óscar Iván Zuluaga, nos alertaron: “¡Ojo, cuchas!, dicen que en persona es encantador, que seduce con su baile y su donaire y que solamente le interesa la nuca de las mujeres. Es mejor que lleven puesto un collar de ajos y empaquen una estaca de madera, por si las moscas”.

Pero a Tola y yo nos pudo más la curiosidá de conocer el castillo donde vive y el ataúl donde dicen que duerme, de modo que arrancamos rumbo a su residencia y por precaución nos encaletamos un crucifijo entre las naguas, pa’ pelalo en caso de un ataque.

(Le puede interesar: Tomás Uribe habló en BOCAS de los regaños de su padre y de política)

Pero no había tal castillo penumbroso, sino un edificio normal, donde vive hace 30 años en el mismo apartamento, y en el que “azota baldosa” cada que puede con su traga de toda la vida: la costeña Martha Ligia Martínez, su señora, una administradora de empresas que al año y medio de casados lo siguió hasta Pensilvania, Caldas, su pueblo natal, adonde Óscar Iván se fue de alcalde por puro patriota.

No es el “Drácula” que los empalagosos de tuiter pintan en sus memes: es un esposo fiel y cariñoso, cálido con los estraños, padre dedicao que sufrió el calvario de ver a su retoño David empantanao judicialmente en el merequetengue del jáker, bochinche que además fue un palo en la rueda de su aspiración presidencial 2014.

Ahora vuelve a pretender la Presidencia de este manicomio, a sus 62 ruedas, y a nombre de un partido que carga el bacalao de un gobierno al que le tocó bailar con la pandemia más fea y que lo cogió con los calzones abajo: inespertos, amiguis... y algunos sinescrupulosos.

Caricatura de Óscar Iván Zuluaga 

Foto:

Tola y Maruja

Óscar Iván Zuluaga Escobar, Acuario, hijo de Ovidio y Carina, economista de “la Ponti”, graduado con mención honorífica, su tesis ganó el concurso nacional de tesis de la Anif, con un título que a la mayoría nos deja mirando pa’l páramo: ‘Portafolio de Inversión de Acciones’. Cualesquiera diría que el autor de ese título es igual de aburridor, pero no; Óscar Iván puede ser una cajita de música si lo dejan.

Máster en Finanzas Públicas de la Universidad de Exeter, Inglaterra, ha sido bien galardonado: Ministro del Año del gabinete de Uribe, por votación del Congreso, y elegido por la revista Emerging Markets como mejor ministro de Hacienda de Latinoamérica. ¡Chupe y me deja!

Tocamos la puerta y el dotor Zuluaga se asomó por el balcón, con su tapaboca azulito que le salía con la corbata y le lucía (se lo debería dejar permanente). Nos saludó muy formal, muy atento, con esa queridura que no sabe uno si es así de adorao siempre o es que está en campaña.

Señoras, recuerden que la entrevista es virtual –nos dijo y se dentró.

Con el rabo entre las patas, Tola y yo pegamos a buscar un café Internel. Qué pereza las entrevistas por Zoom, ¿cierto, Maruja? Se ve uno más viejo, feo y godo. Al fin conseguimos la bendita computadora, pero casi nos sacamos un ojo tratando de conetarnos y tocó llamar a nuestro nieto Jáker Albeiro pa’ que nos ausiliara.

A propósito, Tola, mucho ojo con meter las cuatro –le alvertí a “misiá imprudencia”–: nada de mecionále al dotor Zuluaga el bochinche del jáker ni lo de cuando se reunió con Duda Mendoza y que Iván Duque salió en el momento preciso: Ya vengo, voy a miar... bolito.

(También le recomendamos esta entrevista BOCAS: Claudia López habla del bebé que perdieron con Angélica Lozano)

Óscar Iván Zuluaga fue candidato a la presidencia de Colombia por el Centro Democrático en el 2014. Ganó en primera vuelta pero perdió la segunda frente a Juan Manuel Santos. 

Foto:

Pablo Salgado

Cómo fue su infancia en Transilvania... eh, Pensilvania.
Allí viví hasta los seis años. Mi papá tenía una tienda de abarrotes y mi mamá atendía el hogar. Ella insistía en que había que educar a los hijos. Mis padres, por su condición humilde, no hicieron ni siquiera el bachillerato. Mi papá tuvo que empezar a trabajar desde los once años, pues quedó huérfano de padre.

Todos los presidentes dicen que desde niños querían ser presidentes, ¿usté también dijo en algún momento: cuando grande quiero ser el que diga Uribe?
Mi mamá me cuenta que desde chiquito yo decía que quería ser presidente.

¿Y su adolescencia en “la nevera”?
Arrancamos para Bogotá en un camión, mis hermanos y yo montados en los corotos y mi papá y mi mamá en la cabina, cuando ese viaje duraba siglos. Y al llegar a Chapinero lo que más me impactó es que por primera vez en la vida veíamos un teléfono.

¿Qué tan camandulero es?
Voy a misa los domingos y comulgo. Y oro cada que siento la necesidad.

¿Cada cuánto se confiesa?
Llevaba como un año sin confesarme. Mi mujer me dice que debe ser con más frecuencia para poder aliviar todos los pecados. Pero mis pecados son veniales, ni uno mortal.

Lo mismo nos pasa a nosotras, y nos da hasta pena con el cura hacerlo perder el tiempo. Dotor Óscar Iván, lo hemos visto bailando como un trompo, tirando paso a lo desgualetao, ¿quién le enseñó a bailar?
Mi esposa, que es barranquillera, y novio o marido de barranquillera que no baile, perdió el año. Y en el baile he ido descubriendo que es un lenguaje maravilloso: de alegría, relajado, chévere... Puedo amacizar a mi señora.

No friegue, ¿a estas alturas del partido la amaciza? Muy guapo.
Es que la adoro: 34 años de casados y todavía estoy enamorado. Al año y medio de casados la sorprendí con la noticia de que nos íbamos para Pensilvania, donde quería ser alcalde. Imagínese una barranquillera irse para un pueblo frío: esa sí es una prueba de amor.

En su bailao se nota que lleva en la sangre el ‘chucuchuco’, ¿cierto?
Pero bailamos de todo; lo único que no hemos podido aprender a bailar es tango. Y hasta perriamos el reguetón.

Eso vimos en los videos que sube a las redes su hija Juliana. ¡Ojo que el perreo es un ritmo muy peligroso y hay que planificar antes de bailalo! Bueno, ¿y en su época de coca-colo aprovechaba el baile pa’ conquistar sardinas?
No, porque era mal bailarín. Pero cuando conocí a mi mujer y vi cómo movía el cuerpo y las nalgas me dije: ‘¡qué belleza!’ Y la saqué a bailar y desde ahí quedé enganchado.

Dotor Óscar Iván, ¿usté también era el bebé más “hemocho” del mundo mundial, a según su mamá?
En eso no fallan las mamás.

¿Y cuándo se dañó?
Los años, misiá Tola, que no perdonan.

¿Y usté siempre ha sido así de feíto?
Yo en el colegio era de los más bajitos, y cuando nos ponían a formar por orden de estatura me tocaba con los de primaria; era frustrante. Pero mi mamá me motivaba diciéndome: “perfume fino, envase pequeño”. Era bajito y feíto, pero gustaba.

O sea, feíto pero gustador... ¿Verdá que fue vendedor de licor puerta a puerta?
En vacaciones mi papá nos llevaba a su almacén en San Victorino para que le ayudáramos, y cuando yo tenía 13 años le pedí en un diciembre que me dejara vender whisky a los paisanos y conocidos. Vendí como 130 cajas y con la comisión que me gané quedé caleto (platudo). Eso me sirvió para apreciar lo que es el trabajo y ganarse la vida.

¿Cuál es su trago preferido?
Me gusta el whisky, pero en campaña me tomo de vez en cuando un aguardiente, porque el guaro afina la voz y es el preciso para oír música vieja, más que todo tangos.

¿Y cuál tango le gusta, ese de Gardel que dice: “encuesta abajo en mi rodada”? [preguntó Tola haciéndose la charra y le tuve que pegar un pellizco]. ¿Y se emborracha? ¿O le pasa como Uribe, que nunca se emborracha pa’ no ir a decir la verdá?
Trato de tomarlo con mucha agua para durar toda la noche y no dar lora. Qué pereza que me tomen una foto todo jincho y la suban a redes.

(También le puede interesar: 'El santismo como doctrina política no existe': dice Alejandro Gaviria en entrevista para BOCAS 110)

Cuando se estaba negociando en La Habana, Humberto de la Calle casi que les decía a las Farc que sembraran coca.

¿Qué ha comido raro en sus campañas políticas?
Me como lo que me den. Cuando hacíamos campaña en el campo de Pensilvania nos mataban gallina en cada parada, y había días que nos tocaba comernos hasta cuatro sancochos, y entonces salió el chiste de que cuando nos acercábamos a una vereda, las gallinas salían corriendo.

¿Ha matado una gallina?
Nunca. Pero sí me tocaba ver matar el marrano el 31 de diciembre, que después de difunto lo chamuscaban con helecho. De ahí debe venir el dicho paisa sobre las personas ingenuas: ‘primero se acaba el helecho que los marranos’.

Dotor Óscar Iván, ¿es cierto que probó ser agricultor y le fue como a los perros en misa?
Sí, tías, sembré frijol, pero fue un fracaso; diluvió mucho y se perdió la cosecha. Ahí me di cuenta de lo duro que es ser agricultor. El campesino se la juega toda en una siembra. Es muy difícil la vida del campesino.

Y agréguele la violencia que se chupa el pobre campeche de los vergajos grupos armados.
Afortunadamente en la época de la Seguridad Democrática el campesino pudo volver a transitar por las carreteras y salir al pueblo. Fue una época dorada. Por eso mi propuesta de campaña es Seguridad Democrática dos punto cero.

Ole, dotor Zuluaga, y si le parece tan sufrida la vida del campesino, ¿por qué promovió el No en el plebicito de la paz?
Es que fue un pésimo acuerdo, tías. Tenemos el país inundado de coca y 13.000 hombres armados. Yo le haré ajustes a ese acuerdo: por lo menos que no esté en el Congreso quien haya cometido delitos de lesa humanidad. Y quiero crear una sala especial para el juzgamiento de militares en la JEP.

Ya que mienta coca, ¿sumercé propone sustituir los cultivos de coca por maracachafa?
Por cannabis medicinal, que ya es legal y tiene un nicho industrial, es muy rentable y se vende en dólares. Es una buena alternativa para quien hoy está en la ilegalidad.

¿Ha fumao la mona?
Afortunadamente nunca.

Dicen que uno trabao ve todo más bonito. ¿Qué piensa de legalizar la droga?
Legalizar no es la solución. Hay que enfrentar a los narcos. Ahora, Colombia tiene un millón de consumidores y a ellos hay que tratarlos como un tema de salud pública. Las adicciones han tocado mi familia y he llegado a la conclusión de que lo único que libera a una persona del vicio es el cero consumo.

Pero la guerra no ha mermao el consumo, dotor Zuluaga, y mientras el vicio perfudica al mero vicioso, la guerra nos jode a todos.
Llevamos once años sin fumigar, estamos entregándoles todo. Cuando se estaba negociando en La Habana, Humberto de la Calle casi que les decía a las Farc que sembraran coca.

(Lea también: Miguel Uribe, el excandidato a la Alcaldía de Bogotá, habló con BOCAS del asesinato de su madre)

El precandidato del Centro Democrático fue Ministro de Hacienda en el segundo periodo de gobierno del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Foto:

Pablo Salgado

Era un estudiante fundamentoso, aplicao, que les esplicaba álgebra a las primas, lo que ahora llaman “nerdo”, y su tesis universitaria fue laureana...
Laureada.

¿Se considera un superao o nació entre algodones?
Yo nací en un hogar humilde y mis padres lucharon para sacarnos adelante. Y por eso me gusta tanto servirle al país, porque hay personas más inteligentes que yo que no han podido desarrollar sus capacidades por falta de oportunidades.

Tola me secretió: “¿vites, Maruja, que todos los políticos hablan de ‘servile al país’?” Le pegué su buen pisotón y seguí: ¿Cómo lo picó el bicho de la política? Pero no diga como todos los candidatos: desde chiquito, cuando veía tanta desigualdá.
Desde niño, porque me dolía mucho la pobreza. Y en mi casa siempre apoyamos a los nuevos líderes conservadores que se enfrentaban a la hegemonía de los caciques caldenses Yepes y Barco.

Qué dice de esto: Pablo Sierra, del Bloque Cacique Pipintá, dijo en una entrevista que es imposible que Zuluaga no haya tenido vínculos con las AUC, siendo alcalde de Pensilvania, ya que debía tener aval de ellos.
Falso. Y eso ya lo investigaron y salí limpio. En ese tiempo ni existían. Yo antes los combatí con fiereza, a ellos y a la guerrilla.

Y qué dice de esto otro: Óscar Iván Zuluaga llegó al Senado con el aval de Convergencia Popular Cívica, uno de los partidos que utilizaron los paramilitares para formar una gran bancada parlamentaria; en esa oportunidad obtuvo votaciones muy importantes en zonas controladas por estas fuerzas ilegales.
Falso. Ese mismo partido avaló a Angelino Garzón.

[Aquí el dotor Zuluaga miró su reló de pulso y nos preguntó si faltaba mucho]. Seguimos… Su esposa es muy pispa, dotor; menos mal los niños salieron a ella. Quien la ve tan sedita y debe ser templada. Nos figuramos que doña Martha Ligia es “la patrona” del hogar.
Nos ponemos de acuerdo y gobernamos juntos.

Dotor Zuluaga, su hijo Daví, el que estuvo enredao con el jáker, parece tener sentido del humor, pues lo hemos visto imitar a Uribe con mucho talento. ¿Le gustaría que desarrollara esa vena artística o lo quiere de gerente de Acesco? (Acesco: Acerías de Colombia S.A., la empresa familiar).
David no es tan serio como yo. Tiene su parte artística: toca piano. Es filósofo y tiene un podcast que se llama Urbi et Orbi.

¿Uribe qué? Vea, hablando de Acesco, ¿cierto que usté es de modito?
Tengo un patrimonio modesto, el apartamento donde vivimos es el mismo de siempre. Soy un pensionado que vive de su mesada.

¿Estaría dispuesto a gastase su plata en una campaña, como don Rodolfo Hernández?
Jamás. Yo hago campañas modestas. Nunca comprometería mi patrimonio en una campaña.

(También le sugerimos: Ángela María Robledo, la mujer que se distanció de la 'Colombia Humana', conversó con Revista BOCAS)

Saqué siete millones de votos, me robaron la Presidencia. Para sacar tantos votos me tiene que sobrar carisma. ¿O no?

¿Cuántos pares de crocs tiene el expresidente Uribe?
No tengo idea; le conozco el par que usa en el Ubérrimo.

¡Cómo así que “el que dijo Uribe” no sabe cuánto calza el presidente eterno!
Ni lo sé, ni me interesa.

Pues sepa y entienda, mi querido, que entonces usté no clasifica pa’ uribista purasangre [dijo Tola y yo la fulminé con la mirada]. Dotor Zuluaga, ¿usté por qué fue elegido como el mejor ministro de Hacienda de Latinoamérica? [Aquí le íbamos a preguntar cuánto le costó ese premio, tal como le preguntan los uribistas a Santos por el Nobel, pero mejor no].
Manejé muy bien una crisis y a Colombia le fue bien.

En las redes sociales se burlan de usté por su carisma y esageran diciendo que tiene más carisma Óscar Iván Zuluaga recién levantao.
Lo han dicho siempre, señoras, y francamente no sé cuál es la definición de carisma: saqué siete millones de votos, me robaron la Presidencia. Para sacar tantos votos me tiene que sobrar carisma. ¿O no?

¿Por qué insiste en que le “abudinearon” las votaciones del 2014?
¡Uy!, ¡qué fea esa palabra!

Ahora que compite con bizcochazos de la talla de un Sergio Fajardo, de un Alejandro Gaviria, de un Fico Gutiérrez, de un Juan Manuel Galán, ¿ha contemplao el empujoncito de una cirugía plástica?
No, qué tal; uno es lo que es. Me parezco mucho a mi papá.

Esa aclaración no habla muy bien de su pobre taita [dijo Tola y yo voltié la hoja]. ¿Qué sintió cuando Uribe lo negrió en la candidatura del 2018?
Fue un momento duro, pero entendí que mi situación judicial no me ayudaba. Tema superado.

¿Cómo es su relación con él ahora? ¿Es cierto que piensa tomar distancia de Uribe en esta contienda para descontaminar su campaña?
Falso. Uribe saldrá victorioso de las acusaciones injustas que le hacen.

Dotor Zuluaga, arrecuérdese que los auténticos uribistas decimos es: “¡Falso de toda falsedá!” [dijo Tola y le apagué el micrófono]. Sigamos… Su hijo Daví dijo que por su alta votación en el 2014, por su prestigio y por sustración de materia, usté debería ser aclamao candidato presidencial de su partido.
Él no dijo eso.

Dotor Óscar Iván, Tola y yo no pensamos votar por un candidato que no tenga en su fórmula vicepresidencial a una mujer. ¿Ha pensao en alguna?
En la coalición que hagamos seguramente surgirá el candidato a la vicepresidencia. Me encantaría una mujer.

¿María Fernanda Cabal?
Ella es una mujer muy capaz...

¿Muy capaz de qué?
... pero el partido solo no puede poner los dos nombres de la fórmula.

¿Comparte con Mafe la idea de que los 6.402 falsos positivos son un invento de los mamertos?
No estoy de acuerdo con esa afirmación, y recuerden que el presidente Uribe removió a un grupo de generales por ese motivo.

¿Cuál rival le gustaría enfrentar en segunda vuelta?
El que sea. Enfrenté a Santos que era candidato-presidente, ahora enfrento al que toque.

¿Y si es Petro?
Estoy listo para derrotarlo.

¿Ya leyó la autobiografía de “Petrosky”?
No la pienso leer, no voy a perder el tiempo en eso... Lo mejor sería que ustedes me hagan un resumen.

Con mucho gusto, siempre y cuando nos dé con qué comprala, manque sea pirata… [El dotor Zurriaga, eh, Zuluaga, volvió a mirar su reló y nos echó una indireta]:
Tías, ah, bueno para ustedes que no tienen agenda apretada.

[Él, muy gentil nos había dao una hora pa’ preguntar, pero el fotógrafo que le tomó las vistas se gastó media, seguramente buscándole los mejores ángulos]. Apuremos, pues… ¿Qué piensa del aborto, la eutanasia, el matrimonio gay y la anistía general que propone su jefe?
Soy a favor de la vida y soy respetuoso de la ley. Sobre la amnistía, nunca escuché la palabra de Dios sobre ese tema; es mi único jefe.

[Aquí blanquió los ojos mirando al firmamento]. Ya que Duque no pudo volver trizas el acuerdo de paz, ¿usté sí lo lograría?
Parece que nada puede destruir la maldad de Santos.

(Lea además: 'Ser primera dama no es una elección personal', dice María Juliana Ruiz en entrevista para la edición 109)

El economista y político colombiano tiene hoy 62 años

Foto:

Pablo Salgado

Todos merecen ser salvados de Petro

Qué opina de esto: que usté podría ganar porque va en coalición con los partidos tradicionales, los evangélicos y la Registraduría.
Lo haré con el voto de los colombianos porque voy a dar oportunidades, empleo y seguridad, sin importar denominaciones y condiciones.

Alguien que trabajó con usté dice que sumercé es superleal con sus amigos y con sus subalternos, indistintamente de que lo que hagan esté bien o mal. Es esa lealtad paisa, muy diferente de la cachaca. ¿Es cierto? ¿Es la misma lealtá de Duque con la ministra Abudinen?
¡Uhmmm! Pensé que iba a decir si es la misma lealtad que se tienen entre ustedes mismos. No le busquen la quinta pata a la lealtad.

En este momento están en la audiencia de Uribe. Si usté se entera de que su abogao le está dando plata a testigos, ¿qué haría?
La gente limpia no hace eso. Esa hipótesis nunca existió, no existirá.

¿Cómo era la asesoría espiritual de su amigo Luis Alfonso Hoyos? ¿Hacían yoga?
No, es que enfrentábamos a un Santo desalmado. Profeso la espiritualidad cristiana.

Usté vetó la candidatura de José Odulio Gaviria al Congreso y ahora José Odulio lo apoya a usté. ¿Cómo recompuso esa relación?
La política es el arte de lo posible. Es un buen hombre José Obdulio.

¿Cómo piensa cargar el lastre que deja este gobierno de su partido? ¿Es cierto que se piensa quitar el “Iván”? Cuando sea presidente en el 22, ¿le va a echar la culpa al gobierno anterior?
“I Van” varios que hacen ese chiste. No hay que echar culpas ni mirar para atrás.

Tuvo cáncer de próstata. ¿Cómo sigue de salú?
Mejor que ayer, peor que mañana.

Vamos con preguntas de reina. ¿Qué isla se llevaría a un libro desierto?
Las Islas del Rosario, porque mis libros no son desiertos. Tías, no están hablando con Petro.

¿Qué es lo que más le disgusta de su cuerpo?
Mis abdominales; abdominales six pack.

Si un museo se incendia y usté tiene la oportunidá de salvar una obra de arte o al celador petrista que se durmió, ¿qué haría?
Todos merecen ser salvados de Petro.

¿Tiene Netflix? ¿Cuál serie nos recomienda?
Lupin. Me divertí mucho con semejante personaje.

Lo vimos en un video rociando perfume en su casa. ¿Quién lo visitó que le dejó la sala pasada a azufre?
Pues ustedes dos.

La edición 111 ya se encuentra en circulación desde el domingo 31 de octubre de 2021.

Foto:

Revista BOCAS

Gracias por leernos.

Estamos en celebración por los 10 años de la revista. Nos gustaría recomendarle el especial que conmemora esta década de grandes personajes. Conozcalo acá.

POR: Tola y Maruja
FOTOS: Pablo Salgado IG @pablosalgadophotography 
REVISTA BOCAS
IG @revistabocas
TW @RevistaBOCAS
EDICIÓN 111. OCTUBRE-NOVIEMBRE 2021

Otras entrevistas de BOCAS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.