¿Hay una nueva relación entre el Gobierno y el Congreso?

¿Hay una nueva relación entre el Gobierno y el Congreso?

La inusual sesión del domingo en la noche abrió el interrogante.

Última sesión ordinaria del Congreso, en el 2018

En medio de un ambiente relajado, la plenaria del Senado sesionó el pasado domingo 16 de diciembre, en el último día ordinario de la Legislatura.

Foto:

Prensa Senado

Por: Política
17 de diciembre 2018 , 09:09 p.m.

No es común que un domingo en la noche –a las 7:00 p. m. para ser más precisos– el Congreso sesione. Y menos el primer día de la novena de aguinaldos y cuando ya muchos colombianos están concentrados en la Navidad. Sin embargo, la masiva asistencia de senadores a la sesión de este domingo abrió varios interrogantes, entre ellos si la relación entre el Gobierno y el Congreso comenzó a cambiar.

El último día de sesiones ordinarias del Congreso, el domingo 16 de diciembre, fue el día en que la reforma política y tres proyectos de acto legislativo más se salvaron del naufragio de un primer semestre legislativo que, para muchos, deja más sombras que luces.

El primer periodo de esta Legislatura y de este Congreso estuvo marcado por la nueva relación que planteó el presidente Iván Duque entre el Gobierno y los congresistas y en la cual se le dio prioridad a la libre deliberación de los partidos políticos y no a la participación de ellos en el Ejecutivo, como ha sido costumbre desde hace varias décadas.

Este esquema ha dado como resultado que la mayoría de la agenda legislativa oficial haya andado de manera lenta y que solamente algunos proyectos de ley y de reforma constitucional de los presentados por el Gobierno hayan terminado su trámite en el Capitolio.

Ante este hecho, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, anunció que el Gobierno planea una cumbre con los partidos políticos para finales de enero con el fin de buscar un gran “pacto por Colombia” que “nos permita tener otro momento político”.

Algunos observadores han advertido que este cambio en la relación entre el Gobierno y el Congreso habría comenzado a darse con la asistencia masiva de senadores a la sesión del pasado domingo en la noche, la cual sorprendió a más de uno, pero, al menos por lo dicho por varios congresistas, la realidad parece ser otra.

Hay un corto circuito entre el Ejecutivo y el Legislativo

EL TIEMPO supo que una de las razones para que los senadores llegaran a sesionar el pasado domingo en la noche tuvo que ver con una estrategia coordinada del Gobierno para comunicarse con ellos durante el fin de semana y asegurar su asistencia.

El hecho de que hayan sido citadas sesiones extras entre este lunes y el próximo miércoles también tuvo que ver con que muchos senadores que viven fuera de Bogotá estaban arribando el pasado domingo para asistir a los debates que comenzaron este lunes. 

El senador liberal y expresidente del Congreso Luis Fernando Velasco fue enfático en decir que la asistencia de ellos a la sesión del pasado domingo no es el comienzo de una nueva relación entre el Gobierno y el Congreso sino que fue un “gesto de buena voluntad”.

Para el congresista caucano, una nueva relación entre estas dos ramas del poder público no se construye “con reuniones a escondidas ni pidiéndoles citas a los congresistas, pero ordenando a los funcionarios de los ministerios no atenderlos, así no se hace”.

“Una nueva relación se hace cuando el presidente Duque, directamente, tome la decisión de hablar con los líderes políticos sobre políticas públicas antes que de participación, de temas fundamentales de la Nación y buscar llegar a acuerdos”, afirmó Velasco.

Una nueva relación se hace cuando el presidente Duque, directamente, tome la decisión de hablar con los líderes políticos sobre políticas públicas antes que de participación

Carlos Fernando Motoa, senador por Cambio Radical, afirmó que el Congreso “demostró responsabilidad y compromiso al asistir a la última sesión del periodo ordinario”, pero también dudó que sea una nueva etapa de las relaciones con el Gobierno.

“Yo diría que tendrá que esperarse a las sesiones extraordinarias para ver si lo que ocurrió el día domingo fue una coyuntura o va a ser una nueva tendencia en el Senado de apoyo a las iniciativas del Gobierno”, dijo el senador vallecaucano.

El senador por ‘la U’ Berner Zambrano afirmó que sí cree que haya nueva etapa en esa relación y dijo que así como los senadores le “colaboramos” al Gobierno asistiendo a la sesión del domingo, los congresistas esperan que el Ejecutivo les “retribuya” con las “necesidades” que tienen sus regiones.

“Uno es el que conoce las necesidades de cada región. Las comunidades no hacen sino plantearlas en temas de salud, educación e infraestructura y hoy no tenemos a quien acudir, hay un corto circuito entre el Ejecutivo y el Legislativo y ahí el fracaso en estos meses, en los cuales, diría yo, se debió aprovechar todo ese potencial político para sacar las grandes reformas que este país requiere”, afirmó el congresista nariñense.

Reforma política, la iniciativa que se salvó

Uno de los principales resultados de la sesión del pasado domingo fue que la reforma política, pese a los cuestionamientos de varios sectores políticos, terminó salvándose y pasa a sus cuatro debates finales, el próximo año.

Por tratarse de una enmienda a la Constitución, la iniciativa debe superar ocho debates en dos vueltas, cuatro de los cuales ya completó con su conciliación, aprobada por el Senado en la sesión del pasado domingo.

La principal novedad es que en el proyecto no quedaron las listas cerradas a corporaciones como Congreso, asambleas departamentales y concejos municipales, modificación que ha sido considerada por varios como el “corazón” de la norma.

A partir del 16 de marzo del próximo año, cuando se retome el debate y la votación de esta iniciativa, se revivirá el debate jurídico sobre si es posible revivir esta propuesta o no ya que para algunos ya está hundida y para otros puede incorporarse de nuevo.

Por lo pronto, dentro de lo aprobado en la reforma política está la posibilidad de que los congresistas puedan renunciar a sus curules para ocupar cargos en el Ejecutivo, como ministros del despacho, en el mismo periodo para el cual fueron elegidos.

Igualmente, se limitaron los periodos de los elegidos a los cuerpos colegiados a tres y se avaló que el Congreso participe en la asignación del 20 por ciento del presupuesto de inversión regional.

Una de las disposiciones que seguramente será objeto de polémica el próximo año es que el Estado financiaría de manera preponderante las campañas políticas, algo que, para muchos, no es consecuente si no se logran revivir las listas cerradas.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.