Secciones
Síguenos en:
Ernesto Samper dice que en Colombia 'hace falta canciller’
Ernesto Samper

Ernesto Samper, expresidente de Colombia.

Foto:

Diego Santacruz / EL TIEMPO

Ernesto Samper dice que en Colombia 'hace falta canciller’

Durísimo ataque del expresidente a la política exterior del Gobierno

El expresidente Ernesto Samper Pizano lanzó un severo ataque a la política exterior del Gobierno: “Duque será recordado por los errores de su política exterior”, sentenció.

“Duque será recordado por los errores de su política exterior. Por su sometimiento incondicional a los EEUU. El desconocimiento de acuerdos internacionales. Su temeraria y estéril actitud contra Venezuela. Por ideologizar foros regionales y, recientemente, por falta de Canciller”, expresó quien fuera secretario general de Unasur.

La Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, que tenía un propósito de "construir una identidad y ciudadanía suramericana y desarrollar un espacio regional integrado" tuvo su momento de esplendor por el impulso dado por Hugo Chávez.​

El crudo análisis de Samper ocurre en un contexto especialmente delicado para la política exterior del país debido, en primer lugar, al señalamiento de Cuba en el sentido de que Colombia allanó el camino para Estados Unidos pusiera a la isla en la lista de países que no cooperan en la lucha contra el terrorismo.

(Lea también: ¿Uribe como mediador para reactivar proceso con Eln? Esto dice Samper)

Y, también, por las críticas en varios sectores políticos a la llegada de militares de Estados Unidos al país con el argumento de que vienen a luchar contra el flagelo del narcotráfico.

Una vieja rencilla

“La llegada de tropas extranjeras a Colombia, sin la debida autorización del Senado de la República, constituye una violación a la soberanía Colombiana y a nuestra Constitución”, había señalado Samper, también en sus redes sociales.

Pero, ¿por qué tan demoledor comentario de Samper? Para observadores políticos, su fuerte cuestionamiento  a Blum equivale a una cuenta de cobro a una confrontación entre ambos que viene de años atrás.

Así es. A pesar de sus inicios liberales, ella apoyó a Andrés Pastrana había creado: Nueva Fuerza Democrática. Con ese apoyo, llegó por primera vez al Senado (de las cuatro veces en la que fue elegida).

Ella participó en la campaña presidencial de Pastrana en el 94. Ese mismo año, hizo campaña para reelegirse como senadora y en esa ocasión su fórmula a la Cámara de Representantes fue Ingrid Betancourt. Las dos salieron elegidas.

(De interés: 'Pido disculpas' por ingreso de narcodineros a la campaña: Samper)

Samper ganó las elecciones y gobernó entre el 94 y el 98 bajo el escándalo diario de lo que se llamó el proceso 8.000 por la filtración de dineros de la mafia del cartel de Cali en su campaña presidencial.

Desde ese momento, Blum se volvió en una fuerte crítica de Samper hasta alejarse de su partido (el liberal ) en la campaña del 98 para sentar un divorcio con Horacio Serpa, entonces escudero de Samper.

La canciller, precisamente, ha centrado buena parte de su actividad frente a esta cartera en los dos temas de Cuba y Venezuela.

En efecto, desde que sustituyó en el cargo a Carlos Holmes Trujillo, que pasó a ocupar la cartera de Defensa, anunció que seguiría la directriz de la ofensiva diplomática liderada por Colombia contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y que denominaron "cerco diplomático".

Venezuela en la mira

De hecho, Blum, siempre había rechazado abiertamente “las injerencias” de Venezuela en la política colombiana. Como columnista en El País de su Cali natal escribió:

“Los que piensan que el regreso de Venezuela a la democracia no es importante para nosotros, entiendan que ese objetivo diplomático que impulsa el presidente Duque es tan urgente para Colombia como la misma erradicación del narcotráfico”.

Y en cuanto a La Habana, en el momento de su posesión, ya gravitaba en el ambiente la presión del Gobierno colombiano a Cuba para la entrega de los negociadores de la guerrilla.

Sin embargo, Samper va más allá y habla abiertamente de que el país adolece de canciller.

La controversia en materia de política exterior está en primera plana. En efecto, este lunes Cuba acusó a Colombia de facilitar el camino para que Estados Unidos la incluyera en la lista de países que “no cooperan plenamente” en la lucha antiterrorista, por albergar en la isla a una delegación de negociadores de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln.

La conducta de Colombia “ha servido y facilitado los argumentos para los propósitos agresivos de los Estados Unidos contra nuestra nación y que ha brindado su ‘espaldarazo' a las infamias estadounidenses”, dijo la cancillería cubana en un comunicado.

El 13 de mayo, el gobierno de Donald Trump sancionó a la isla socialista por negarse a entregar a varios de los cuadros del Eln que llegaron a La Habana en mayo de 2018 para continuar con las negociaciones de paz iniciadas dos años antes, durante la gestión de Juan Manuel Santos.

Las conversaciones se detuvieron con la llegada al poder de Iván Duque en agosto de 2018 y se rompieron en enero de 2019, tras un brutal atentado del Eln contra la escuela de Policía General Santander, que dejó una veintena de jóvenes muertos y más de un centenar de heridos.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.