Carlos Holmes Trujillo, el diplomático que será el nuevo Mindefensa

Carlos Holmes Trujillo, el diplomático que será el nuevo Mindefensa

El presidente Duque nombró al excanciller como reemplazo de Guillermo Botero.

Carlos Holmes Trujillo

Carlos Holmes Trujillo, nuevo ministro de Defensa.

Foto:

EFE

Por: Mateo García
12 de noviembre 2019 , 03:35 p.m.

En todas las declaraciones que dio Carlos Holmes Trujillo García a medios de comunicación mientras fue canciller, saludó a cada uno de los periodistas que se encontraba en el Palacio de San Carlos, en el Centro de Bogotá. A muchos los llamaba por su nombre. Y si se demoró en salir por atender algún asunto, quizás de alto nivel, se disculpaba una y otra vez.

Así es Carlos Holmes Trujillo, quien durante 15 meses se desempeñó como ministro de Relaciones Exteriores y este martes fue nombrado por el presidente Iván Duque como nuevo jefe de la cartera de Defensa, en reemplazo de Guillermo Botero. El nombramiento no estaba en las cuentas de nadie.

Si se pudiera definir en una palabra a Holmes, como lo llaman normalmente -muchos piensan que es su apellido, pero en realidad es su segundo nombre-, sería diplomacia. Sí, el nuevo ministro de Defensa más que un político, aunque ha estado en la política toda la vida, es un diplomático de carrera. Lleva más de 20 años en ese mundo y por eso fue elegido por el presidente Duque para ser el jefe de la diplomacia.

Nació en Cartago, Valle del Cauca, hace 68 años y es el heredero de una familia liberal, conocida como la casa Holmes. Creció escuchando los discursos del caudillo Jorge Eliécer Gaitán, devorando libros y acompañando a su padre, Carlos Holmes Trujillo, a actividades políticas en el departamento.

(Le puede interesar: Quién es Carlos Holmes Trujillo, el hombre de naturaleza política)

“Mi padre fue un extraordinario orador, tenía una facultad innata, pero una facultad innata muy cultivada porque era un hombre muy estudioso. Era más un intelectual que un político y fue uno de los mejores penalistas del país en su momento, en aquella etapa en la que tanto brillaban los penalistas. En efecto, era profundamente liberal, con un pensamiento socialdemócrata. Bajo esa línea dio su batalla”, contó el excanciller durante una entrevista a Bocas, publicada el 27 de mayo del 2019.

Hizo la primaria en Cartago, pero muy joven se trasladó con su familia a Cali, pues su padre eligió la capital del Valle para desarrollar su carrera política. Allí el excanciller se graduó del colegio Pío XII y comenzó su carrera política, que lo ha llevado a ocupar los cargos más altos del Estado.

Carlos Holmes Trujillo y Mike Pompeo

El canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo.

Foto:

EFE

Pocas personas saben que fue el primer alcalde de Cali elegido popularmente y se desempeñó en ese cargo durante dos años, entre 1988 y 1990. Así inició su carrera política, que además estuvo marcada por esa generación que en 1990 clamaba a gritos una nueva Constitución Política en el país, y Holmes no se quedó atrás y se unió al clamor de su generación al participar de la Asamblea Nacional Constituyente. Esas dos son las únicas elecciones en las que ha tenido éxito, pues también aspiró a la gobernación del Valle, pero los 200.000 votos que obtuvo no le alcanzaron para derrotar a Angelino Garzón.

Y ahí, unos años después, comenzó una larga carrera diplomática. Es más, es uno de los pocos políticos del país que tiene una trayectoria tan larga. Inició como tercer secretario, segundo secretario, primer secretario, encargado de negocios y embajador. Ha sido embajador ante la Organización de Estados Americanos, en Austria, Jefe de la Misión de Colombia ante la Unión Europea, entre otros cargos en el exterior. Esto, confiesa, le ha dado una visión del mundo.

El Centro Democrático

Holmes Trujillo era un liberal de toda la vida, como su padre, pero él reconoce que los tiempos han cambiado y el liberalismo no iba por buen camino. Por eso, a su regreso al país, en 2011, se vincula a la Universidad del Rosario y un par de años después llega el Centro Democrático como precandidato presidencial.

“Vi que el liberalismo llevaba un mal curso, sentí que se les estaban cerrando opciones a personas de una nueva generación y no estaba interpretando a la ciudadanía. Entonces, tomé la decisión de no volver a hacer política electoral con el Partido Liberal. Solamente volví a la actividad política directa a raíz de la fundación del Centro Democrático, cuando el expresidente Uribe crea el partido, cuando hay esa visión de la necesidad de seguridad, más inversión, cohesión social”, dijo a Bocas.

Duque, Holmes y Zuluaga

Carlos Holmes Trujillo, Iván Duque y Óscar Iván Zuluaga, precandidatos del Centro Democrático.

Foto:

Centro Democrático

Pero esa primera aspiración presidencial no resultó a su favor y el partido decidió irse con Óscar Iván Zuluaga. No obstante, se convirtió en la fórmula vicepresidencial. Sobre la derrota con Juan Manuel Santos en segunda vuelta, comenta que “naturalmente” -una de las palabras que más usa en sus declaraciones-, no descarta que hay elementos que influyeron negativamente en ese resultado.

Además de la carrera diplomática, está claro que Carlos Holmes Trujillo quiere ser presidente de Colombia. Prueba de esto es que en 2018 otra vez fue precandidato por el Centro Democrático, pero finalmente el aval lo tuvo Iván Duque, quien tras la victoria lo invitó a hacer parte de su gobierno.

“Vi que era un contendor magnífico, de gran dimensión, y luego lo fui comprobando en todo el desarrollo del proceso que nos llevó a participar en foros programáticos en muchas regiones de Colombia. De manera que cuando participamos en el proceso e Iván gana las encuestas, yo tenía eso como una posibilidad clarísima, lo recibí con gran satisfacción. Y por eso fue para mí tan grato ponerme de pie y decirle “cuenta conmigo para lo que quieras”. En ese momento lo tuteaba, ahora ya no lo tuteo”, narró a Bocas.

El cerco diplomático

La cancillería de Carlos Holmes Trujillo estuvo marcada por el tema de Venezuela. Desde el año pasado el gobierno del presidente Iván Duque adoptó una postura radical contra el régimen de Nicolás Maduro y el canciller fue el encargado de llevar el mensaje al mundo: es necesaria la salida de Maduro del poder para darle fin a la crisis política, económica y social.

De hecho, Holmes Trujillo es el jefe natural del llamado Grupo de Lima, un bloque de más de 15 países de la región que insta a Maduro a abandonar la presidencia y darle paso a Juan Guaidó, el joven presidente del parlamento que es reconocido como presidente interino de Venezuela.

Sin embargo, la fuerza que tuvo el llamado cerco diplomático cuando Guaidó fue desapareciendo con los meses y el gobierno, e incluso el entonces Canciller, se quedaron si discurso.

Como jefe del ministerio de Relaciones también estuvo al frente de la solicitud del Gobierno Nacional de extraditar a los jefes del Eln que se encuentran en La Habana, Cuba. Esta solicitud, que se dio después del atetado de la guerrilla a la Escuela de Policía General Santander y que no ha prosperado, tuvo como consecuencia la abstención en el voto en Naciones Unidas del embargo de Estados Unidos a Cuba.

Carlos Holmes Trujillo

Carlos Holmes Trujillo, excanciller colombiano

Foto:

Juan Barreto. AFP

La Cancillería argumentó que desde La Habana hay una actitud “hostil” con “el refugio a terroristas colombianos confesos en territorio cubano, a pesar de las reiteradas solicitudes de que sean puestos a disposición de las autoridades colombianas para su sometimiento a las investigaciones y procesos judiciales correspondientes”.

La decisión fue fuertemente criticada y antiguos compañeros de Holmes Trujillo salieron a criticarlo. “Nunca imagine al otrora social demócrata, Carlos Holmes Trujillo, votando el bloqueo contra Cuba. Agrede a su población, desconoce el compromiso de ese país con La Paz de Colombia y va en contravía de la inmensa mayoría de la comunidad internacional (189 naciones). ¡Vergonzoso!”, aseveró el exministro del Interior, y militante del Partido Liberal, Juan Fernando Cristo.

El otro tema central de las batallas que libró Carlos Holmes Trujillo como Canciller fue llevar el mensaje al mundo de que el Gobierno sí está comprometido con la reincorporación. Y el mensaje ha sido recibido, pues la comunidad internacional ha manifestado en diferentes oportunidades que si bien faltan cosas por hacer, el presidente Duque está haciendo todos los esfuerzos.

Su nombramiento como ministro de Defensa es una sorpresa. Hasta el viernes Carlos Holmes no estaba en la baraja para ese cargo, además, siempre sonó como ministro del Interior.

Pero sin duda, su llegada a ese ministerio, que ha atravesado varias crisis desde el inicio del Gobierno, la última de ellas causó la salida de Guillermo Botero, fue calculada por Palacio.

Y es que Trujillo es una persona que piensa antes de hablar y no se deja llevar por las emociones. Por su trayectoria en el mundo de la diplomacia sabe que una palabra incorrecta puede poner en riesgo las relaciones entre dos países. Por eso, no deja nada a la interpretación y no se apresura a dar declaraciones si no tiene conocimiento del tema. Él prefiere decir que no se va a pronunciar hasta no tener información. Y cuando la tiene, lo hace.

MATEO GARCÍA
Redacción Política

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.