¿Qué viene ahora para el Centro Democrático?

¿Qué viene ahora para el Centro Democrático?

Uribe ha sido central para el partido. Congresistas esperan que siga dando línea pese a detención.

Alvaro Uribe Velez

Álvaro Uribe Vélez, jefe del Centro Democrático.

Foto:

EFE

Por: Política
06 de agosto 2020 , 10:38 a. m.

Uno de los principales efectos de la detención domiciliaria ordenada por la Corte Suprema de Justicia contra Álvaro Uribe Vélez se verá en el Centro Democrático. Desde su origen, cuando en 2014 el partido se instaló en la arena política posicionando 20 senadores en su primera participación en unas elecciones, la colectividad ha tenido como figura central al expresidente. (Lea también: ¿Por qué los partidos no le caminan a la Constituyente uribista?)

La detención, por lo tanto, representa un duro remezón en el partido. Provocó, según manifestaron congresistas de la colectividad, un viraje en las prioridades de la bancada. Hasta el momento venían trabajando en impulsar propuestas más de tipo social como la reducción de la jornada laboral y en poner un impuesto al salario de los congresistas.

Ahora, de acuerdo con congresistas del partido consultados por EL TIEMPO, la narrativa ha cambiado para centrarse en tres pilares: insistir en la inocencia del expresidente, buscar una reforma de la justicia vía constituyente o referendo y promover la tesis de que es “inaceptable” que Uribe esté con detención domiciliaria, y los líderes de las Farc libres y sesionando en el Congreso.

Cada decisión de fondo del Centro Democrático seguirá siendo lo que diga Uribe

Ya empezaron a mover la agenda alrededor de ello. Hoy la discusión en el mundo político y en los medios gira alrededor de la conveniencia de una constituyente.

“Queremos proponerle al país una constituyente en la que podamos reformar toda la justicia y que estas ideas que le ha presentado este partido al país se conviertan en una realidad”, indicó la senadora Paloma Valencia. La también senadora María Fernanda Cabal aseguró que “los guerrilleros impunes están en el Congreso y Uribe preso, esta es Colombia”.

Si bien la decisión de la bancada es “seguir adelante”, en términos legislativos esta será una labor compleja, pues el exmandatario era el punto de encuentro natural de la bancada durante las sesiones, quien daba la línea de la posición por asumir.

De interés: En protesta, uribismo anuncia constituyente; opositores apoyan a Corte

Era, también, según miembros del partido, aquel que mediaba en los conflictos internos, como el que se presentó en noviembre del año pasado, cuando la senadora Cabal cuestionó los cambios en el gabinete ministerial del presidente Duque, lo que llevó a una disputa con senadores a favor del mandatario, como Ernesto Macías.

“La detención, si bien provoca que se pierda la voz de Uribe en el Senado, no es una mordaza que le impida seguir siendo el líder del partido, cada decisión de fondo del Centro Democrático seguirá siendo lo que diga Uribe”, dijo a EL TIEMPO el politólogo de la Universidad Nacional Rodrigo Mora.

Uno de los temas que quedaron planteados es qué pasará con la curul del senador, a la cual llegó tras obtener la mayor votación de un congresista en la historia del país: 875.554 votos, según datos de la Registraduría.

Según el artículo 359 de la Ley 600 de 2000, Uribe quedaría suspendido de su curul: “Cuando se imponga medida de aseguramiento en contra de un servidor público, en la misma providencia se solicitará a la autoridad respectiva que proceda a suspenderlo en el ejercicio del cargo”.

Sin embargo, según dijeron fuentes del Senado, en la corporación están a la espera de la providencia de la Corte, por lo que no se ha tomado decisión formal aún. Lo que está claro es que no se le podrá aplicar la ‘silla vacía’, pues los delitos que se le imputan al senador no son causales de esta figura, por lo que el Centro Democrático podría reemplazarlo ya sea porque el senador decida renunciar o en caso de que resulte condenado. (Además: ¿El Centro Democrático quedará huérfano en el Congreso sin Uribe?)

Y el otro escenario es el del regreso a su curul si la Corte decide declarar que no es culpable dentro del plazo de 120 días que tiene para fallar de fondo.

Uno de los puntos que generan mayor inquietud es cómo quedará el partido de cara a las elecciones de 2022. Según analistas, la detención de Uribe es un golpe fuerte para el Centro Democrático, pero no cambiará en mayor medida los resultados.

“El uribismo no tiene mucho de dónde crecer. Lo que hemos visto ha sido un continuo deterioro de su capital político. Es un movimiento que llegó al poder con Iván Duque, pero no con unas mayorías tan holgadas como Uribe cuando fue presidente, y muchos de sus votantes en 2018 lo eligieron debido a que la otra opción era (Gustavo) Petro”, manifestó el profesor de Ciencia Política de la Javeriana Federico Pino, quien agregó que “Uribe ya venía en un proceso de pérdida de popularidad”.

Hay que recordar, además, que el expresidente había anunciado que no iba a volver a aspirar al Senado. Lo cierto es que el Centro Democrático se enfrenta a un panorama inédito que lo pondrá a prueba en los próximos meses.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.