La ofensiva diplomática de Colombia para ‘cercar’ a Maduro

La ofensiva diplomática de Colombia para ‘cercar’ a Maduro

Este miércoles Duque reconoció a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Duque y Bolsonaro

El presidente Iván Duque se reunió con su homólogo brasileño Jair Bolsonaro en Suiza.

Foto:

Presidencia

Por: POLÍTICA
24 de enero 2019 , 10:38 a.m.

El gobierno colombiano ha intensificado su ofensiva diplomática para lograr, como dijo el presidente Iván Duque, “cercar” al régimen de Nicolás Maduro, con miras a restablecer la democracia en Venezuela, especialmente luego de que el mandatario del vecino país asumiera su segundo mandato. El liderazgo de Colombia ya ha obtenido resultados concretos.

El resultado más reciente de esta cruzada fue este miércoles, cuando un importante grupo de países de la región, liderado por Colombia, anunció su respaldo al diputado Juan Guiaidó como presidente encargado de Venezuela, quien juramentó en el cargo, amparado en la Constitución de su país, para buscar un gobierno de transición. Esto en medio del reproche de Maduro, quien se niega a abandonar el poder.

Esta manifestación se dio luego de una reunión que se llevó a cabo a puerta cerrada, en Davos (Suiza), para tratar el tema de Venezuela, en la que participaron Duque, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, el mandatario de Ecuador, Lenín Moreno y la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz. Todos al final reconocieron a Guaidó como presidente encargado.

Este jueves, Duque continuó su ofensiva diplomática al reunirse con el jefe del Ejecutivo español Pedro Sánchez y el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado. Tras el encuentro, según medios internacionales, Sánchez se comunicó con Guaidó para felicitarlo por su “coraje”, pero hasta el momento no ha hecho una manifestación pública de reconocimiento al diputado como jefe de Estado venezolano.

El canciller Carlos Holmes Trujillo ha desempeñado un papel clave en esta cruzada, especialmente por su liderazgo en el Grupo de Lima para presionar por acciones concretas contra el régimen de Maduro y desde la representación diplomática en la OEA, donde Colombia puso el tema sobre la mesa.

La reacción de Colombia está articulada en una estrategia internacional en la cual ha habido un trabajo diplomático que, seguramente, venía articulándose en los últimos tiempos”, expresó Francesca Ramos, directora del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario.

La intensificación de la ofensiva empezó desde comienzos de año. El 2 de enero, apenas ocho días antes de que Maduro asumiera su segundo mandato, Duque se reunió con el secretario de estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, con quien ratificó su voluntad de trabajar en un frente común en contra del régimen venezolano.

La reacción de Colombia está articulada en una estrategia internacional en la cual ha habido un trabajo diplomático

"Todos los países que defendemos la democracia, todos los partidos que compartimos el valor de la democracia debemos unirnos para rechazar la dictadura de Venezuela", aseveró Duque tras ese encuentro.

Esa posición fue clave en la pasada reunión del Grupo de Lima, donde Colombia fue uno de los principales impulsores de la declaratoria de ilegitimidad del nuevo mandato de Maduro y uno de los promotores de las sanciones en su contra.

En la resolución del pasado 4 de enero, 13 de los 14 países que conforman este organismo (sólo México se abstuvo) pasaron de la retórica a los hechos y anunciaron duras medidas contra el régimen venezolano, que incluyen fuertes castigos económicos, suspensión de la cooperación militar y “reevaluar las relaciones” con el gobierno de Maduro.

“Colombia ha ejercido todo el liderazgo desde el grupo de Lima, y otros escenarios multilaterales para ejercer presión sobre Maduro, no hay que olvidar que esta fue una de las promesas de campaña de Duque y así lo ha venido haciendo”, expresó Mauricio Jaramillo, doctor en ciencia política y docente de la Universidad del Rosario, quien recordó que desde el principio de su gobierno tanto Duque como Carlos Holmes Trujillo han hecho giras internacionales con miras a poner la crisis venezolana en radar de la comunidad internacional.

Liderazgo de la OEA

El 10 de enero, mientras Maduro tomaba posesión para su segundo mandato, de manera simultánea el Consejo Permanente de la OEA aprobó una resolución en la que no solo desconoció el nuevo mandato de Maduro, sino que hizo un llamado a "unas elecciones presidenciales libres" y a liberar a los presos políticos.

La resolución aprobada fue propuesta por el representante de Colombia en este organismo, el embajador Alejandro Ordóñez, quien consiguió un amplio consenso entre los países con asiento en la organización para emitir un duro pronunciamiento contra el régimen del vecino país.


“Aplaudo la decisión de la OEA al no reconocer la legitimidad que pretendía tener la dictadura de Venezuela, la decisión de la OEA es una forma de honrar los compromisos de Carta Internacional de Derechos Humanos”, dijo el jefe de Estado colombiano al conocer la resolución.

La semana pasada fue clave para intensificar la ofensiva diplomática de Colombia. El canciller emprendió una gira por los países caribeños, donde Maduro aún conserva apoyo, para estrechar los lazos comerciales y hablar de “la agenda regional”.

El presidente Duque, por su parte, anunció la creación de un nuevo organismo regional, conocido como Prosur, que le haría contrapeso a Unasur.

Aunque no fue muy específico, Duque se refirió en particular al apoyo del presidente chileno, Sebastián Piñera, con quien aseguró haber avanzado “en ese final de Unasur y la creación de Prosur, que (pretende ser) más que una organización burocrática o al servicio de un gobierno particular que un mecanismo de coordinación suramericana de políticas públicas, en defensa de la democracia, la independencia de poderes, la economía de mercados, la agenda social, con sostenibilidad y concebida aplicación”.

Pero más allá de eso, las declaraciones de Duque serían el siguiente paso del gobierno colombiano en la búsqueda de afianzar su liderazgo en una nueva configuración regional de derecha y centro derecha que permita ejercer aún más presión a Venezuela.

“Lo que se busca ahora con Prosur es concretar ese liderazgo que ya se ha venido ejerciendo desde el primer momento en que Duque asumió la presidencia”, dijo el profesor Jaramillo, para quien “es difícil que ese nuevo organismo prospere, pues no hay ambiente en la región para ello”.

Colombia es el país vecino que más se resiente por la crisis venezolana, mientras se intensifican las acciones a nivel diplomático, el Gobierno ha tenido que flexibilizar sus políticas migratorias, pues como dijo el profesor Enrique Serrano, “hay que tomar medidas que no necesariamente castiguen a la población venezolana, que ya de por sí está muy afectada”.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.