Una revolución tranquila basada en la equidad

Una revolución tranquila basada en la equidad

El presidente Iván Duque hizo para EL TIEMPO un repaso de sus primeros cien días de gobierno.

Presidente Iván Duque

Una de las facetas de los primeros cien días del presidente Duque ha sido su diálogo con la comunidad

Foto:

Efraín Herrera / Presidencia

Por: Iván Duque Márquez
01 de diciembre 2018 , 10:15 p.m.

Una sociedad más equitativa es el puerto de destino de nuestra gestión de gobierno hasta el 7 de agosto de 2022. El día de nuestra posesión invitamos a Colombia a construir un gran pacto alrededor de la legalidad, el emprendimiento y la equidad. Una invitación a todos para concentrarnos en lo que nos une y superar las divisiones ideológicas entre izquierda y derecha.

Han sido 115 días de trabajo incansable para definir dos objetivos estratégicos que cumplimos a cabalidad: evaluar y ordenar lo que recibimos y trazar la hoja de ruta de los próximos cuatro años.

En estos primeros meses enfilamos nuestras baterías a un objetivo común: la equidad. Presentamos al país las bases de un Plan Nacional de Desarrollo que concentra todos los esfuerzos de gobierno hacia una Colombia justa, con oportunidades, con empleos formales, con libertad y orden.

No hay bandera más revolucionaria hoy en Colombia que luchar por la equidad. La revolución por una sociedad más equitativa que empezamos desde el 7 de agosto será serena, responsable y tranquila. Serenidad ante la polarización y la radicalización, responsabilidad con las finanzas públicas y las decisiones sostenibles y justas, tranquilidad para no perder el rumbo de un gobierno con más justicia social.

Una revolución tranquila basada en la equidad requiere de todos, la sociedad, el Gobierno, los partidos políticos, una apuesta al liderazgo de los pedagogos. Liderazgo que se construye desde el diálogo social, desde las propuestas, con sinceridad con los colombianos, con el propósito de la unión y con el respeto al imperio de la legalidad y la promoción del emprendimiento.

Los retos que enfrentamos

Colombia tiene muchísimas razones para sentirse orgullosa de sus logros. Somos una nación resiliente que no se amilana ante las adversidades. Hemos construido una economía dinámica en medio de agrestes cordilleras con un amplio abanico de sectores industriales y de servicios. Pero enfrentamos difíciles retos. Debemos sincerarnos y hablar de ellos de frente, sin que la ideología nos ciegue ni la demagogia nos sesgue.

Partimos hacia nuestro destino de la equidad enfrentando muchos desafíos. Encontramos que los cultivos ilícitos se multiplicaron de 50.000 a 180.000 hectáreas, las actividades criminales de los grupos armados crecieron y el asesinato de líderes sociales aumentó. En 17 meses de negociación de paz entre el gobierno anterior y el grupo armado Eln, 100 personas fueron asesinadas y se registraron 400 ataques terroristas.

Recibimos un déficit de 14 billones de pesos para el presupuesto del año entrante que ponía en riesgo muchos programas sociales. Los proyectos de infraestructura 4G estaban trabados y encontramos un sistema tributario que sobrecarga y asfixia a los generadores de empleo e inversión: 75 por ciento del impuesto a la renta lo pagan 4.000 empresas.

Encontramos un presupuesto de educación, aprobado el año pasado y sobre el cual no se escuchó la más leve protesta, con un rezago histórico que hoy tiene a los jóvenes en las calles. Mientras nuestro gobierno escucha esas demandas de estudiantes, profesores y rectores, es inevitable preguntar por qué los que vieron aprobar el presupuesto del año pasado nunca dijeron nada del desfinanciamiento que sufría la educación superior.

La lista de problemas que han envejecido mal es larga y hoy perduran. Estas brechas abiertas por años no se cierran de un momento para otro.

El futuro ya comenzó

Ya estamos tomando las decisiones serenas, sostenibles y responsables que requiere el país. Con la firmeza que los desafíos nos exigen.

En estos 115 días implementamos dos programas de choque en seguridad: el ‘plan diamante’ y ‘el que la hace la paga’. Diez mil judicializaciones, cinco mil parques recuperados, siete mil entornos urbanos intervenidos, más de 17 cabecillas de los más tenebrosos grupos armados llevados a la justicia, la línea 167 con mayor participación ciudadana.

Nos comprometimos a eliminar y simplificar esos trámites engorrosos e innecesarios. Ya llevamos más de 70 trámites intervenidos, llegaremos a 100 antes del 31 de diciembre y estaremos por 840 antes del 7 de agosto del año entrante. Un Estado más simple es un paso adelante hacia el emprendimiento y la productividad.

Le dijimos al país que no podíamos seguir viendo un sistema educativo donde no se garantiza la alimentación permanente para los niños de Colombia. El Programa de Alimentación Escolar aumentó 48 por ciento para el año entrante y garantizará los 180 días de alimentación de los niños.

Lanzamos el programa Generación E, que amplía la gratuidad universitaria para los más vulnerables, que suma recursos a las instituciones educativas públicas y que premia la excelencia. Le cumplimos a la educación con el presupuesto más significativo que haya tenido, tanto en el presupuesto general como en los montos de inversión.

Ya aumentamos los aportes en la base para el sistema de educación superior de IPC + 3 y luego + 4 en los años siguientes. La semana pasada di instrucciones a la ministra de Educación, que dialoga con los estudiantes en la mesa, para que hagamos un esfuerzo adicional: aumentar la base del año entrante al 3,5 y en el año 2022, al 4,5.

Esto significa recursos constantes y sonantes para las universidades públicas.
Hemos lanzado en estos 115 días programas sociales como una respuesta clara y directa al clamor de las comunidades. Clamor que hemos escuchado en 16 Talleres Construyendo País a lo largo y ancho del territorio nacional.

Recibimos el 7 de agosto el 43 por ciento de los hospitales de Colombia con déficit financiero. Lanzamos una ruta de atención y tendremos antes de finalizar el 2019 un programa que pondrá en cero las deudas de las ARS. Y a partir de ahí, empezar a cambiar el sistema de remuneración de las EPS, para que no se les pague solamente por el número de afiliados, sino que se incluya el criterio de calidad en el servicio.

Lanzamos la ventanilla única en materia laboral y los programas de vivienda ‘Semillero de Propietarios’ y ‘Casa Digna, Vida Digna’. Ayer, promesas de campaña; hoy, programas de gobierno en marcha.

Emitimos además los primeros bonos naranja para financiar a los emprendedores creativos. Se lanzaron 300.000 millones de pesos con objetivo de colocación y tuvimos solicitudes por 800.000. La semana pasada llegó al país CDPQ, uno de los fondos más grandes del mundo en infraestructura, a traer mil millones de dólares. Asimismo, para marzo próximo, el 70 por ciento de los proyectos 4G estarán desentrabados.

Los resultados son muchos más y reflejan el compromiso gerencial del primer gabinete paritario entre hombres y mujeres de Colombia.

Nuestro rumbo, la equidad

En estos 115 días hemos trazado la hoja de ruta de nuestra Presidencia: una Colombia más equitativa. Cuando hablo de equidad, hablo de sacar casi tres millones de colombianos de la pobreza y más de un millón de personas de la pobreza extrema. Hablo de consolidar una clase media que acerque a los hogares colombianos a cumplir sus sueños y aspiraciones.

Cuando hablo de equidad, hablo de llevar la luz eléctrica al medio millón de colombianos que en pleno siglo XXI carecen de ella y llevar agua de calidad a más de 431 municipios del territorio nacional que la necesitan con urgencia.

Cuando hablo de equidad, hablo de desplegar una lucha frontal contra la corrupción promoviendo la transparencia y buscando cambiar las dádivas y las componendas que contaminaron el diálogo entre las instituciones. Escuchamos a los colombianos en su llamado colectivo contra los corruptos y presentamos al Congreso un paquete de iniciativas contra ese flagelo y acompañamos otros proyectos complementarios.
Desde el Gobierno tomamos medidas específicas para la transparencia, como la publicación de las declaraciones de renta de los altos funcionarios del Estado, el seguimiento ciudadano a los proyectos de infraestructura, entre otras. Como el mejor ejemplo es el que se da en casa, lanzamos un ambicioso plan de austeridad en el gasto público. Con él ahorraremos un billón de pesos el año entrante y alrededor de seis billones en nuestros cuatro años de mandato.

Cuando hablo de equidad, hablo de combatir el mayor obstáculo que enfrenta nuestra economía para generar crecimiento y empleos decentes: la informalidad laboral. De unos 22 millones de colombianos ocupados hoy, menos de 8 millones cotizan salud y pensión. Esa es una situación insostenible que no nos dejará alcanzar nuestro inmenso potencial. Una de las políticas sociales más potentes es la generación de empleos formales, estables y decentes.

Estamos desarrollando una agenda de reactivación económica orientada al financiamiento de la equidad. Para eso buscamos aliviar la asfixiante carga tributaria a las empresas –grandes, medianas, pequeñas y micro–, que son las creadoras de esos empleos formales. Impulsamos una reforma que nos permita tanto recaudar 7 billones de pesos como mejorar el entorno empresarial con la simplificación tributaria y la modernización de la Dian. Nuestra agenda de reactivación promueve el desarrollo empresarial, requisito para construir equidad.

Cuando hablo de equidad, hablo de conectar con vías los 364 municipios que están a dos horas de distancia de la cabecera más cercana. Mayor conectividad, física y digital, es sinónimo de mayor equidad. Nuestro Plan de Desarrollo, Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad, busca conectar gobierno, poblaciones, mercados, ideas y empleos.

La revolución de la equidad no se construirá desde las ideologías ni desde los discursos de los demagogos. Somos un gobierno sereno ante la polarización, responsable ante las soluciones sostenibles y éticas, firme ante la ilegalidad y la criminalidad, y tranquilo ante el ataque y la crítica.

Los invitamos a construir todos el Pacto por Colombia, Pacto por la Equidad.

IVÁN DUQUE MÁRQUEZ
Presidente de la República

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.