Secciones
Síguenos en:
¿Por qué la tranquilidad de Duque con la victoria de Lasso en Ecuador?
Iván Duque y Guillermo Lasso

Iván Duque y Guillermo Lasso.

Foto:

EL TIEMPO

¿Por qué la tranquilidad de Duque con la victoria de Lasso en Ecuador?

El presidente de Colombia fue uno de los primeros en felicitar al nuevo mandatario.

Alivio. El Gobierno de Colombia respiró con tranquilidad tras la elección, este domingo, de Guillermo Lasso como nuevo Jefe de Estado de la República de Ecuador. De hecho, el presidente Iván Duque fue uno de los primeros en felicitarlo "por su elección como presidente de Ecuador", en la segunda vuelta de los comicios.

"Hace unos minutos dialogamos y hablamos de trabajar juntos por la región", dijo el mandatario colombiano en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Duque reconoció la victoria del candidato incluso antes de conocer el escrutinio del 100 % del Consejo Nacional Electoral (CNE), cuando con el 92,55 % Lasso llevaba el 52,52 %, frente al 47,48 % del correísta Andrés Arauz, quien era favorito en las encuestas.

De esta forma, Duque es uno de los primeros jefes de Estado en felicitar la victoria de Lasso y saludar a quien sucederá a Lenín Moreno en la Presidencia del país vecino.

"Continuaremos fortaleciendo nuestras relaciones comerciales, de seguridad e integración andina para beneficio de nuestros países", prometió Duque.

A la felicitación del actual presidente se le adelantaron las de los expresidentes Álvaro Uribe (2002-2010), quien calificó a Ecuador como "ejemplar en la defensa de la democracia", y de Andrés Pastrana (1998-2002), que también habló de una "jornada democrática ejemplo para América Latina".

Ambos países comparten una frontera de 586 kilómetros en la que, por los múltiples problemas originados, especialmente por grupos irregulares asociados al narcotráfico, exige que haya una sintonía entre la Casa de Nariño y el Palacio de Carondelet para poner en práctica políticas conjuntas.

(Puede leer: La ira del embajador de Canadá en Colombia por problemas de conexión)

De hecho, en el pasado Colombia acusó a Ecuador de hacerse el de mirar para otro lado cuando se trataba de combatir los grupos insurgentes, especialmente en su momento a la guerrilla de las Farc.

Ese distanciamiento llevó al gobierno de Uribe a atacar el campamento donde habitaba 'Raúl Reyes' sin previo aviso a su homólogo de la época, Rafael Correa, el primero de marzo de 2008.

Correa dijo que creía que el presidente Uribe le mintió al informar de la operación y consideró que esa es la "peor agresión que ha sufrido Ecuador por parte de Colombia", cuyos militares entraron en territorio ecuatoriano.

El eco de la queja de Correa llegó hasta el Palacio de Miraflores, en donde Hugo Chávez anunció su solidaridad con el envío de tropas. Fue una de las más graves crisis diplomáticas entre los dos países que dejó unas heridas difíciles de sanar.

Sin embargo, también es cierto que la operación de las Fuerzas Armadas de Colombia logró no solo quitar de escenario a 'Raúl Reyes', sino incautar sus computadores en donde estaban los más valiosos secretos de las Farc. Para muchos analistas, el golpe significó el comienzo del fin de las Farc.

El candidato derrotado, Andrés Arauz, es un correísta destacado por lo que muchos temían que se reciclaran las viejas diferencias y aumentara la pugna regional. Por eso, el apoyo de Nicolás Maduro, país con el que Colombia tiene roto cualquier vínculo, manifestado a Arauz causaba inquietud.

(Además: ‘El Partido Liberal no me lo van a manejar a punta de ‘mermelada’')

El triunfo de Lasso envía, por el contrario, un mensaje de serenidad a Bogotá y se prevé que en adelante haya una política conjunta para una frontera que hoy vive momentos delicados en materia de seguridad.

La violencia, infortunadamente, ha tocados a ciudadanos de ambos países. Uno de los casos más dramáticos fue el asesinato de los tres periodistas del diario El Comercio de Ecuador: Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra.

Ellos murieron con disparos en la nuca, a quemarropa, bajo una noche oscura y lluviosa en medio de la selva colombiana. Habían sido secuestrados el 26 de marzo de 2018 por el frente Oliver Sinisterra, una narcodisidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) liderada por el excombatiente Walther Patricio Arizala Vernaza, identificado así en Ecuador, y conocido en Colombia como Luis Alfredo Pai Jiménez. En ambos países tiene el mismo alias: Guacho.

En la actualidad, el Gobierno ecuatoriano tiene 12.000 efectivos militares en las regiones limítrofes con Colombia, mientras que el colombiano cuenta con 9.000 integrantes de la Fuerza Pública.

Con Lasso en el poder, además de poder afinar una estrategia conjunta para este punto geográfico, también hay armonía en cerrar el cerco diplomático a Maduro a través del grupo de Lima.

(En otras noticias: Uribismo e izquierda, unidos en críticas a gerente de EPM)

“No reconocemos la legitimidad ni la legalidad de la Asamblea Nacional instalada el 5 de enero de 2021. Esta Asamblea Nacional ilegítima es producto de las elecciones fraudulentas del 6 de diciembre de 2020, organizadas por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro”, dijeron Colombia y Ecuador en conjunto con otros países defensores de la restauración de la democracia en Venezuela.

“Reconocemos la existencia de la Comisión Delegada encabezada por su legítima Junta Directiva, establecida por la Asamblea Nacional, presidida por Juan Guaidó”, agregaron.

Y aunque el triunfo de Lasso es un respiro para la región, no quiere decir que en el ámbito interno lo vaya a tener fácil. Como advirtió en su momento Ricardo Ávila en las páginas de este diario: “Sea cual sea el próximo inquilino del Palacio de Carondelet en Quito, todo apunta a un futuro turbulento en medio de una gran agitación social y diferencias políticas irreconciliables".

La profesora de la Universidad George Washington citada por BBC destacó que el país está inmerso en tres crisis:

"Una crisis sanitaria, de las peores en América Latina por la pandemia; una económica, con un aumento del desempleo y casi seis millones más de pobres, y una de gobernanza, con un gobierno (de Lenín Moreno) que no llega al 10 % de credibilidad", le dijo Reyes a BBC Mundo tras la victoria de Lasso.

Por eso, Aunque Ecuador se caracterizó a fines del siglo XX y comienzos de este siglo por su inestabilidad política, pocos escenarios pueden ser tan adversos como el actual.
"No fue un voto ideológico sino emocional: esto de qué tipo de sistema quieres, la banca o el Estado, se debate en la Academia; al ecuatoriano -en momentos en que la salud y la economía están en juego- lo que le importa es quién le va a resolver los problemas".

Como le dijo antes de la segunda vuelta a BBC Mundo el analista Pedro Donoso, nunca ha existido tal nivel de pesimismo entre los ecuatorianos "y el pesimismo es una cancha donde todo puede sembrarse".

Síganos en @PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.