Secciones
Síguenos en:
Paro: entre el limbo y la urgencia de abordar los temas de fondo
Manifestantes marchan hoy 2 de Junio

Manifestantes marchan hoy 2 de Junio del 2021 por la carrera 7 en medio del Paro Nacional . FOTO MAURICIO MORENO EL TIEMPO CEET

Foto:

Mauricio Moreno

Paro: entre el limbo y la urgencia de abordar los temas de fondo

Con la mesa de diálogos rota sigue pospuesta la discusión de cómo resolver las problemáticas.

El anuncio que a comienzos de esta semana hizo el Comité Nacional del Paro (CNP) de interrumpir de manera temporal las movilizaciones a nivel nacional, pero sin reanudar las negociaciones con el Gobierno, no solo deja en el limbo la discusión sobre las reformas de fondo que necesita el país, sino que deja ‘vivos’ una serie de factores que pueden hacer que la ‘olla de presión’ del malestar social vuelva a estallar en cualquier momento.

Como recuerdan analistas consultados por EL TIEMPO, el país ya vivió un proceso similar en 2019, cuando luego de masivas movilizaciones hubo un intento de diálogo entre el Gobierno y las organizaciones sociales, interrumpido por la pandemia, sin que se lograran acuerdos de fondo. Y esos mismos ingredientes fueron el detonante para las protestas de este año.

"Muchas de las reivindicaciones del 2019 se mantenían en el 2020 y ahora en 2021, era muy evidente, a lo largo de más de dos años, que había una situación tensa y unas demandas que no habían sido solucionadas”, señaló Jorge Alberto Giraldo, decano de la Escuela de Humanidades de la Universidad Eafit.

¿Qué sigue ahora? Si bien, por lo pronto, no habrá concentraciones a nivel nacional lideradas por el CNP, sí habrá otro tipo de actividades. Por ejemplo, hoy está previsto lo que sus organizadores han llamado ‘Gran concierto nacional’.

Ese giro representa una pausa en una dinámica de convocatorias a manifestaciones semanales que por un lado tuvieron grandes marchas pacíficas, reconocidas como una expresión democrática de la sociedad, pero que también sirvieron para que los violentos las usaran como escudo en su propósito de generar caos y destrozos.

El saldo trágico queda como una lección de lo que no se debe volver a repetir: al menos 31 personas muertas, 1.113 manifestantes heridos, al igual que 1.383 miembros de la Fuerza Pública lesionados y 11,5 billones de pesos en pérdidas, la mayoría de ellas causadas por los prolongados bloqueos. Todos los sectores de la producción muestran un saldo en rojo.

Le puede interesar: Las agónicas horas del proyecto que ratifica Acuerdo de Escazú

En cuanto a los puntos del pliego de emergencia que se esperaba negociar con el Ejecutivo, el Comité del Paro anunció que se convertirán en proyectos de ley para presentarlos en el Congreso el próximo 20 de julio, cuando se inicia la nueva legislatura.

El consejero presidencial para la Estabilización, Emilio Archila, cabeza del Ejecutivo en estas negociaciones, celebró la decisión del Comité del Paro de impulsar proyectos de ley, pues “el Congreso es el escenario natural para discutir las reformas”.

Y Archila añadió que el Gobierno continuará realizando diálogos con distintos sectores del país con el propósito de escuchar y llegar a acuerdos para atender diferentes demandas.

“Desde que se iniciaron las expresiones pacíficas, el Presidente se ha reunido con el Comité Nacional del Paro, con jóvenes, con representantes de las Mesas de Víctimas de Farc y otros grupos, el Comité de Reactivación y Empresarios de Colombia, alcaldes de los 170 municipios Pdet”, subrayó Archila.

Y “dado que el Comité Nacional del Paro no representa a toda la población que ha protestado, mantendremos todos los otros espacios de diálogo con todas las otras representatividades”, agregó.

Un clima de distensión que, sin embargo, no borra el hecho de que el diálogo entre ambas partes queda en un limbo, y que si bien el Congreso es un buen escenario para discutir los temas gruesos, también es un hecho que en el Legislativo las discusiones suelen dilatarse y hasta prolongarse por varios meses.

Además, algunos de los puntos contenidos en el pliego de emergencia del Comité del Paro –como la matrícula cero en universidades y la renta básica– ya fueron presentados en el Legislativo como proyectos de ley y terminaron hundidos esta semana, bien sea por falta de discusión o porque fueron archivados por decisión de las mayorías.

En todo caso, vale la pena anotar que el Gobierno ya había anunciado que extenderá por su cuenta la matrícula cero universitaria para estratos 1, 2 y 3 durante este año y en el 2022.

Le puede interesar: Gobierno responde a declaraciones de Petro sobre compra de votos

Los temas siguen ahí

“El drama social, económico y político que acaba de suceder en el país no se ha calmado. Se ha apaciguado por diferentes motivos, como el cansancio de la gente, pero en muchos lugares siguen saliendo grupos de manifestantes”, apuntó Jaime Duarte, analista político y profesor de la Universidad Externado.

En esto coincidió el politólogo de la Universidad Nacional Rodrigo Sánchez, quien dijo que “con el cambio de estrategia del Comité del Paro, queda en el aire el fondo de la discusión, que son las reformas y programas de mediano y largo plazo que necesita el país. Nuevamente se empieza a diluir la movilización social sin que se tengan soluciones”.

Todo esto sin olvidar, señalan otras fuentes, que fue el CNP quien se levantó de la mesa y generó toda esta situación que impide avanzar en los diferentes temas de fondo que están detrás de la explosión social que vivió el país por casi 50 días.

Qué se pude hacer

¿Cómo hacer para que el país no vuelva al caos en el que se ha visto sumergido estos días? Diálogo con todos los sectores y especialmente con los jóvenes, reformas, entre ellas la de la Policía (sobre la cual ya hay iniciativas en marcha) y garantías a la movilización son las claves en las que coinciden los analistas.

Se requiere el establecimiento de las mesas de diálogo y el mantenimiento casi permanente de mecanismos de conversación con los sindicatos. El país tiene una gran experiencia en eso. Habrá que innovar en mecanismos de diálogo y participación”, dijo el profesor Giraldo.

En esto coincide el analista Jairo Duarte, quien aseguró que este debe ser un compromiso no solo del actual gobierno, sino del sector político que llegue a manejar el país en 2022. “El gobierno actual solamente podrá hacer las cosas de corto y mediano plazo, pero las cosas de largo plazo se van a quedar y el próximo gobierno tendrá que cumplirle a estos reclamos”, indicó.

Otro elemento que puede contribuir a ir desactivando las causas del estallido social son las recomendaciones que en los próximos días entregará la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que estuvo de visita en Colombia y puede dar luces sobre cómo lograr puntos de encuentro entre el derecho a la movilización y la no violencia durante las protestas, con el fin de evitar pérdidas humanas, violaciones a los derechos humanos y las pérdidas económicas que ha vivido el país desde el pasado 28 de abril.

Le puede interesar: Los puntos clave de la visita de la Unión Europea a Colombia

JAVIER FORERO
Redacción Política

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.