Opinión: PRASS, el plan anticovid para ganar la guerra

Opinión: PRASS, el plan anticovid para ganar la guerra

La iniciativa del Gobierno sobre aislamiento selectivo para abrir la economía y proteger la salud. 

prasss

El seguimiento y el aislamiento selectivo es una oportunidad para reabrir la economía y seguir protegiendo vidas.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO

Por: Luis Guillermo Plata
16 de junio 2020 , 11:47 p.m.

Para romper la cadena de transmisión del coronavirus y ganarle la guerra se diseñó PRASS: Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible. Ya iniciamos el piloto en Cartagena, Quibdó y Palmira y muy pronto la extenderemos a todo el país.

El PRASS se basa en una idea muy sencilla pero poderosa que, de una u otra manera, se viene haciendo, pero ahora hay que masificarla y aumentar el volumen y la velocidad con que se ejecuta.

Le puede interesar (Gobierno: este martes llegarán 49 ventiladores a Barranquilla)

El plan implica realizar tres grupos de acciones. Primero, seguir ampliando la capacidad de realizar pruebas moleculares (PCR). Ha venido creciendo el número de pruebas, de un promedio de 1.000 diarias a finales de marzo a más de 12.000 en junio. El objetivo es llegar a 16.000.

Las pruebas se vienen aplicando en su mayoría en los pacientes sintomáticos que ocasionan el 40 % de los contagios; con el PRASS el propósito es incluir más portadores que no han desarrollado síntomas (presintomáticos), los cuales se estima generan el otro 45 % de las infecciones.

Segundo, rastrear velozmente a todos los contactos de quienes den positivo. Esta acción es esencial para romper la cadena de transmisión del virus, lo que repercute en la reducción de la tasa de contagio.

Esta tasa es el número promedio de personas que infecta cada portador del virus. La de Colombia, al comienzo de la pandemia, era alrededor de dos, y ahora está cerca de uno; con este plan anticovid, tenemos que llevarla por debajo de ese número.

Para entender este propósito, recordemos la leyenda sobre el inventor del ajedrez, que pidió al emperador como premio un grano de arroz por el primer cuadro del tablero y el doble del anterior en cada uno de los siguientes; así, en el cuadro 15 habría recibido 32.000 granos; en el 20, cerca de un millón y en el 26, más de 67 millones.

Le puede interesar (Gobierno amplió tiempo para que adultos y niños estén al aire libre)

Sustituyamos los granos por personas contagiadas y los cuadros por semanas. Con una persona contagiando en promedio a otras dos, en la semana 26 (medio año) ya estaría infectado el total de habitantes de Colombia.

Si eso ocurriera, en tan corto tiempo, colapsaría el sistema de salud y la mortalidad sería dramática. Si la tasa se baja a uno, en la semana 26 solo habría 26 contagiados.

Esta tasa es el número promedio de personas que infecta cada portador del virus

Tan pronto como se diagnostique un positivo, se debe identificar rápidamente cuál es su grupo cercano. Actualmente se hace rastreo al entorno familiar, lo que implica entre tres y cuatro personas. Pero se calcula que en promedio puede haber entre 30 y 40 contactos por cada positivo.

Con tal fin, se conformará un equipo de más de 9.000 rastreadores debidamente entrenados. Su labor consiste en entrevistar a cada contagiado para identificar y ubicar, a la mayor brevedad, todos sus contactos en los días recientes; esto hace posible aislarlos para aprovechar la ventana de oportunidad que hay antes de que entren al periodo infeccioso de la enfermedad.

Tercero, aislamiento de manera efectiva y sostenible. Con la identificación y aislamiento del contagiado y sus contactos durante 14 días, se rompe la cadena de contagios; esto implica que no serán necesarias nuevas cuarentenas generalizadas, enfocándonos en un aislamiento selectivo de los que son positivos o tienen alta probabilidad de serlo.

Habrá segmentos de la población en los que el aislamiento plantea dificultades por la composición de su grupo familiar o por aspectos de tipo económico; para ello, se brindará alimentación y lugares adecuados.

Le sugerimos leer (Presentan piloto para abrir aeropuertos, restaurantes e iglesias)

Por último, se prevén mecanismos para garantizar que se cumpla con el aislamiento; se hará un seguimiento permanente, mediante llamadas o visitas aleatorias y supervisión.

En síntesis, PRASS es una combinación de inteligencia y acción rápida y eficaz; su éxito depende del estrecho trabajo con los mandatarios departamentales y municipales, el apoyo del Gobierno Nacional y el concurso y compromiso de la ciudadanía.

Es una combinación de inteligencia y acción rápida y eficaz

Es crucial dejar en claro que la participación de las personas es voluntaria y que se les garantiza la confidencialidad de su información; pero cabe esperar que cada persona entienda la importancia de este esfuerzo para derrotar la pandemia.

El Gobierno redujo la tasa de contagio con el paquete de medidas adoptado desde marzo; con este plan, el país puede seguir en la tarea de reducir el contagio, a la vez que se recupera la economía, pasando a aislar únicamente a quienes estén contagiados o en riesgo. PRASS es la llave para poder reabrir de manera segura y sostenible.

LUIS GUILLERMO PLATA
Gerente para la atención de la pandemia

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.