Trabajar, destrabar y avanzar / Opinión de la ministra de Transporte

Trabajar, destrabar y avanzar / Opinión de la ministra de Transporte

Ángela María Orozco hace un balance de las obras viales que se desarrollan en el país.

Vía Girardot-Puerto Salgar

Girardot - Puerto Salgar, la primera vía 4G en servicio, de 190 kilómetros en la que fueron invertidos $1,95 billones, fue entregada por el gobierno Duque.

Foto:

Cortesía ANI

Por: Ángela María Orozco*
14 de julio 2020 , 11:22 p.m.

Cuando el presidente Iván Duque me ofreció acompañarlo en el Ministerio de Transporte, hizo especial énfasis en la necesidad de concluir las obras de infraestructura contratadas por el gobierno saliente y, por diversas razones, paralizadas. Urgió trabajar con todas las autoridades regionales y locales, así como con todos los actores del sector, identificando problemas, para dar soluciones y culminar los grandes proyectos soñados por generaciones de compatriotas.

El jefe de Estado aceptó la propuesta de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez de crear la Comisión Intersectorial de Infraestructura, que, bajo su liderazgo, convoca a los ministerios cuyas entidades participan en la ejecución de los proyectos y las articula para solucionar obstáculos y tomar de manera ágil decisiones que permitan sacarlos adelante.

Hoy evidenciamos los resultados de esas decisiones en las que primó el interés del país y de los ciudadanos por encima de otros intereses. El compromiso del Gobierno de “concluir, concluir y concluir” puede leerse como “trabajar, destrabar y avanzar”, y es lo que hemos hecho en casi dos años de gestión.

En agosto de 2018, los 29 proyectos 4G contratados y adjudicados entre 2014 y 2016 presentaban en promedio un avance del 16 por ciento, pero más grave aún, a esa fecha, la mitad de dichos contratos (15) tenían un avance inferior al 5 por ciento y la tercera parte de todo el programa (10) registraba un nivel de ejecución de 0 por ciento. Hoy, en casi 23 meses y con el concurso de todos los actores públicos y privados, el avance promedio de las obras 4G llega al 42 por ciento, un incremento de 26 puntos porcentuales.

Un claro ejemplo de ello es el proyecto Accesos Norte, en Bogotá. Al recibir el gobierno, este presentaba una ejecución del 0,95 %, a pesar de haberse adjudicado en enero de 2017. Hoy su ejecución alcanza el 34,8 %. Para lograrlo, entre otras gestiones, se concilió un tribunal de arbitramento, lo que permitió firmar un contrato de crédito por 300.000 millones de pesos, asegurando los recursos necesarios para la ejecución de las obras. Gracias a ello, el 6 de julio se hizo entrega de la Unidad Funcional 2.

La pandemia nos trajo, además, un desafío que, como sector, no conocíamos: el de la salud pública.

Tenemos otros proyectos con un porcentaje de avance considerable. Puerta del Hierro-Palmar de Varela y Carreto-Cruz del Viso, contrato firmado en julio de 2015, tenía para agosto de 2018 una ejecución del 1,28 por ciento. Ahora, esta vía que conectará Sucre, Bolívar y Atlántico está en el 73,53 % de ejecución.

En Antioquia hay dos buenos ejemplos. Vías del Nus, firmado en enero de 2016, presenta una variación de 66,36 puntos porcentuales en su ejecución, pasando del 1,86 % en agosto de 2018 al 68,22 % hoy. Y Autopista al Mar 2, que tenía tan solo 8,86 % hace dos años, hoy muestra ya el 68,40 %, un avance de 59,54 puntos porcentuales. Este contrato estaba firmado desde septiembre de 2015.

Encontramos también proyectos emblemáticos de obra pública desfinanciados y paralizados. El caso más trascendente es el proyecto Cruce de la Cordillera Central, que tiene al túnel de La Línea como su gran protagonista. Al inicio de la administración Duque, salvo el túnel principal, el proyecto completo, de la doble calzada Cajamarca-Calarcá, estaba abandonado desde noviembre de 2016 y sin recursos para terminarlo.

(Le puede interesar: El impacto de un elefante blanco oculto en la selva de Putumayo).

Existía un diagnóstico que fijaba en 620.000 millones los recursos faltantes para culminar el proyecto, pues además de lo que faltaba, se requería entrar a reforzar las obras abandonadas por el contratista original.

Con el apoyo del Congreso se lograron los recursos para que el Invías culminara este viejo sueño de los colombianos. Se adjudicaron tres licitaciones: dos en el Tolima y una en Quindío, para reforzar y reactivar las obras a través de múltiples frentes de trabajo, que permitieran llevar a buen término el proyecto.

En septiembre pondremos en servicio el túnel principal, el túnel piloto, tres túneles pequeños y 13,4 km de doble calzada. En el primer trimestre de 2021 se entregará el resto del proyecto para comunicar a Cajamarca con Calarcá, con los 30 km de doble calzada, 25 túneles, 31 viaductos y tres intercambiadores viales que conforman el mismo.

(Además: Los seis errores que pueden resultar mortales en la pandemia).

Si se toma el inicio del proyecto como la adjudicación del túnel piloto, vemos sin equívoco que, mientras en 15 años se ejecutó el 56 % del proyecto, el gobierno actual entregará, en solo dos años y medio, el 44 % del mismo. Todo lo anterior demuestra la indeclinable voluntad de servir a Colombia, de ver la infraestructura como una manera de conectar vidas y de entender que este sector va hacia delante, primando únicamente el beneficio de todos los colombianos, sin distinciones de ninguna naturaleza.

La pandemia nos trajo, además, un desafío que, como sector, no conocíamos: el de la salud pública. Tuvimos que parar buena parte de lo que estábamos haciendo.

Desarrollamos y aplicamos rápidamente protocolos de bioseguridad, que permitieron ir retomando obras necesarias para el país, con el apoyo de concesionarios, contratistas y autoridades regionales, primeras abanderadas en la defensa de sus proyectos.

El balance es satisfactorio. Hoy tenemos más personas trabajando que antes del aislamiento, sin tener aún el 100 por ciento de contratos reactivados. En este momento, tenemos 91.888 personas vinculadas a diferentes contratos, cuando en febrero se tenían 74.455. Gracias a la reactivación de proyectos paralizados aun antes de la pandemia, hoy hemos generado un 23 por ciento adicional de empleos.

La meta es lograr poco más de 106.500 trabajadores vinculados al sector. Ahora bien, mientras avanzábamos reactivando obras, también trabajábamos en la estructuración de los proyectos que serán el legado de este gobierno, así como en la búsqueda del espacio fiscal que nos permita contratarlos.

Sacamos a prepliegos el proyecto de la APP Accesos Cali Palmira, y a precalificación proyectos tan importantes como la APP del río Magdalena y la APP del canal del Dique. Culminamos la estructuración y saldremos a contratación, en pocos meses, de proyectos tan importantes como ALO Sur, Accesos Norte II, Buga-Loboguerrero-Buenaventura, Troncal del Magdalena C1, Troncal del Magdalena C2, el tren La Dorada-Chiriguana, entre otros.

Como el presidente Duque ha reiterado, las obras les pertenecen a los ciudadanos y no a los gobiernos, nuestro único interés es lograr que los colombianos se beneficien de proyectos que les permiten estar más y mejor conectados.

ÁNGELA MARÍA OROZCO
MINISTRA DE TRANSPORTE*

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.