Le tocó 'echar dedo' / En secreto

Le tocó 'echar dedo' / En secreto

El fiscal general Néstor H. Martínez tuvo que ‘echar dedo’ en una carretera destapada cerca de Tunja

Fiscal general Néstor Humberto Martínez

El fiscal tuvo que ‘echar dedo’ para poder llegar a un evento anticorrupción

Foto:

Archivo particular

Por: Política
25 de agosto 2018 , 10:00 p.m.

El fiscal general, Néstor H. Martínez, tuvo que ‘echar dedo’ en una carretera destapada cerca de Tunja para poder llegar a un evento anticorrupción donde lo esperaban cerca de 300 personas el jueves pasado. El helicóptero que lo llevaba desde Bogotá debió aterrizar en un potrero por los fuertes vientos, y Martínez tuvo que ser recursivo.

Otro lío para Hidroituango

Este lunes, en un informe que revelará el contralor Edgardo Maya, se entregarán detalles de todos los incumplimientos de EPM a las obligaciones establecidas en la licencia ambiental para el proyecto Hidroituango. No hay explicación de por qué la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) no ha expedido ni una sola sanción. Además, el Contralor Maya Villazón, el martes, en un seminario internacional, hará un pronunciamiento sobre el fracking como resultado de un estudio que adelantó la entidad en los últimos meses. Promete generar controversia.

Las cifras negativas de la Rama Judicial

Esta semana, en el Congreso, la nueva ministra de Justicia, Gloria María Borrero, reveló cifras sobre el estado financiero de la Rama Judicial, que dejaron preocupado a más de uno. Dijo que el presupuesto del sector tiene un déficit cercano a los 676.500 millones de pesos y que en funcionamiento el déficit del ministerio es de 9.021 millones de pesos. Reveló que en el Inpec, el faltante en funcionamiento está por los 406.000 millones de pesos y hay que resolver rápidamente un asunto de 45.000 cupos.

Afros, sin acuerdo

Aunque los congresistas afros únicamente son dos, no se han podido poner de acuerdo entre ellos para integrar la mesa directiva de la comisión legal para asuntos de la población afro del Congreso.

Un cruce de llamadas

Esta semana Diego Fernando Mora, director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), recibió una llamada de la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, quien le pidió que siguiera en el cargo hasta el 31 de agosto mientras el Gobierno elegía su reemplazo. A los pocos minutos de colgar recibió una llamada de la Casa de Nariño en la que le decían que le habían aceptado la renuncia y le entregara el cargo al jefe de escoltas, una persona eminentemente operativa.

Mora llamó a la ministra, quien le dijo que iba a averiguar. Media hora después lo volvió a llamar y le dijo que, en efecto, debía entregar el cargo. Mora le explicó que la persona designada no parecía tener el perfil ni los conocimientos para asumir la responsabilidad, pero al no tener una respuesta satisfactoria decidió irse.

Al ver esta situación, un funcionario de la entidad llamó a un amigo suyo que trabaja para el expresidente Álvaro Uribe, a quien le comentó la situación. Al parecer, Uribe intervino y Mora sigue de encargado todavía.

Choques de pesos pesados

La elección de Carlos Felipe Córdoba como contralor lo obligó a dejar su cargo como director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos. La puja por ese cargo, que tiene un gran peso político, se ha convertido en una verdadera batalla. Por un lado, está aspirando Mauricio Lizcano, expresidente del Senado, quien tendría el apoyo de Germán Vargas, y por otro, Carlos Camargo, exmagistrado del CNE, quien contaría con el apoyo de los conservadores. Pero parece que los gobernadores no se quieren dejar quitar este puesto de los políticos de Bogotá y están alistando su propio candidato.

El candidato de Trump

Joseph Macmanus, candidato del presidente Trump para la embajada de Colombia, será considerado como tal en la plenaria del Senado de Estados Unidos el 27 de agosto. Su candidatura ha estado congelada por más de seis meses.​

La puja entre padre e hijo

La elección del nuevo contralor general dejó en evidencia un choque familiar grato, que hace poco parecía difícil que se diera: el expresidente Álvaro Uribe con su hijo, Tomás. El candidato del expresidente a esa posición fue hasta última hora José Félix Lafaurie, pero su hijo mayor y el senador José Obdulio Gaviria le hicieron campaña en su partido a Carlos Felipe Córdoba, quien resultó elegido. El pulso lo ganó Tomás, pues en la bancada uribista Lafaurie solo obtuvo 12 votos de 51. La puja no dejó heridas familiares.

Diálogo de expresidentes

En el encuentro que los expresidentes César Gaviria y Álvaro Uribe tuvieron para resolver sus apoyos a los candidatos a contralor general, Uribe hizo una solicitud especial para que se respaldara a José Félix Lafaurie en virtud del “problema político” que él enfrentaba. Uribe pedía ayuda.

Ante esa solicitud, Gaviria se levantó de su silla y le explicó a Uribe que quien tenía “problemas políticos” era él –Gaviria–, que había apoyado la elección del presidente Duque y su partido estaba por fuera del gabinete. Al final, Uribe perdió el pulso por su candidato a contralor.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.