El alcalde que le prohibió a la gente morirse en el pueblo

El alcalde que le prohibió a la gente morirse en el pueblo

Conozca este y otros de los decretos más curiosos emitidos por gobernantes en el país.

Cementerio de La Macarena
Foto:

Cortesía: Cofab.

Por: POLÍTICA
28 de julio 2020 , 11:51 a.m.

En Colombia se ha vuelto costumbre que para cada nuevo problema se dicte una nueva norma. A tal punto que el país se ha visto ‘sepultado’ por decenas y decenas de nuevos decretos que llegan  para ‘normatizar’ la vida cotidiana de los ciudadanos.

(Le recomendamos: 'Llamar médicos extranjeros es situación de extrema necesidad': Duque)

Pero dentro de la 'lluvia' de decretos que se emiten en el país, quedan para la posteridad algunos que son cuanto menos curiosos. 

Multa por no izar la bandera

Para encontrar decretos curiosos y polémicos no hay que ir muy lejos. Hace 15 días la alcaldía de Aguazul (Casanare) emitió un decreto en el que anuncia multas entre cinco y 10 salarios mínimos a quien "no ice la bandera nacional en lugar visible al público o quien la ice en mal estado, desteñidos los colores o alterada la composición de ellos en su forma original", en la conmemoración del 20 de julio.

(Le puede interesar: En promedio, cada cinco días se aprueba una nueva ley en Colombia)

Prohibido morir en el pueblo

En 2013, Roberto Carlos Celedón, alcalde del municipio de Baraona, Atlántico, apareció en los noticieros y periódicos diciendo que firmaría un decreto para prohibir que la gente se muriera en el pueblo. El cementerio, con más de 150 años de historia, no tenía más espacio para los difuntos.

El primer artículo –como lo documentó la revista 'Donjuán'– obligaría a quienes estaban próximos a irse de este mundo a mudarse del municipio, y el segundo, en caso de incumplimiento, el difunto debía pagar una multa económica. Al final, el municipio consiguió los recursos para adecuar un nuevo campo santo, con lo que no se emitió el anunciado decreto. 

Prohibido pintar las casas de azul y rojo

En sus ocho meses como alcalde de Bogotá, Jorge Eliécer Gaitán dictó casi 400 decretos. Uno de estos declara que “los coloridos de las fachadas y paredes tendrán que ajustarse a un tono armonioso, que será crema, marfil, amarillo, rosado mate y ciena claro. Se prohíben los colores oscuros, el azul, el rojo y el gris oscuro”. Argumentaba que los colores oscuros incitaban a la violencia.

Se prohíbe la indigencia

En otros, más insólitos, declaraba como delito la vagancia y la indigencia, pues por esos años Bogotá iba a cumplir 400 años y Gaitán quería que, en el cuarto centenario, la capital fuera un lugar presentable, una ciudad “moderna”, segura, donde no hubiera visos de desaseo ni desorden. Todo apuntaba a embellecerla para presentarla: nivelar los andenes, pintar las casas, impulsar la construcción de un estadio, iluminar todas sus calles.

(Vea también: Las historias más curiosas de los presidentes en Colombia)

Prohibidos los burros

Igualmente curiosa resultó una norma expedida en Montería en 2014. Para el partido del Mundial de Fútbol de ese año entre Colombia y Brasil, se prohibió la circulación de burros en algunos corregimientos del municipio, pues el animal fue señalado como responsable de los accidentes de tránsito que involucraban a motociclistas.

Otras normas extrañas

El año pasado se aprobó una ley que eliminaba más de 10.000 normas obsoletas que había en el ordenamiento jurídico. Sin embargo, esta ley se cayó debido a que a los legisladores y al Gobierno se les fue en este paquete la Ley 600 del 2000, que contiene el código de procedimiento del antiguo sistema penal, con el cual la Corte Suprema lleva expedientes claves como el del magnicidio de Luis Carlos Galán.

Por ello siguieron vigentes normas como las siguientes:

Ley 8 de 1905, por la cual se aprueban varios decretos de carácter legislativo, en cuyo artículo 4 refiere que al Presidente de la República se le llamará oficialmente Excelentísimo y Excelencia, según el caso.

El Decreto 1108 1952, por el cual se reglamentan las actividades de los vendedores ambulantes de periódicos y loterías, en cuyo artículo 1º se prevé que para obtener licencia de vendedor ambulante de periódicos y loterías, sin la cual no es permitido ejercer tal actividad, es requisito indispensable no registrar antecedentes de mala conducta ni asuntos pendientes con la justicia penal.

Otras noticas del día:

¿A quiénes aplica nueva ley que cuenta pasantías como experiencia?

Cuba dice que las críticas a sus médicos 'son falacias infantiles'

¿Cómo se van a regular las plataformas como Uber y Didi?

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.