La polémica carta que se jugó Colombia frente a Cuba

La polémica carta que se jugó Colombia frente a Cuba

Pros y contras para el país tras la decisión de apartarse de la abrumadora condena global al embargo

ONU

La votación sobre el embargo a Cuba, en Naciones Unidas, se dio el pasado jueves.

Foto:

AFP

Por: Política
09 de noviembre 2019 , 08:00 p.m.

A pesar de la pasión caribeña, los tiempos en política corren con extrema lentitud en Cuba. En su vejez, Fidel Castro solía decir que él ya había perdido la cuenta del número de mandatarios estadounidenses a los que había escuchado afirmar que ahora sí la revolución llegaba a su fin.

Él y su hermano Raúl lo escucharon de Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton, Bush hijo y Obama. Y, claro, el sucesor del poder de los Castro, el presidente Miguel Díaz-Canel, ha recibido un mensaje idéntico de Trump. Y el régimen sigue ahí.

En cambio, en este tiempo, la población en la isla sí ha ido sufriendo un deterioro progresivo en su vida diaria, en buena parte por el bloqueo impuesto por Estados Unidos desde hace seis décadas.

Por eso el consenso casi unánime en el planeta de la necesidad de acabarlo. Este jueves que pasó se realizó la Asamblea General de la ONU a fin de votar una resolución no vinculante para terminar con tan extrema medida. De manera inédita, Colombia se abstuvo con el argumento de que ese país da refugio a los miembros del Eln y apoya la Venezuela de Nicolás Maduro.

De esta manera, explica el canciller Carlos Holmes Trujillo, se envió “una manifestación política de rechazo a los actos hostiles del régimen de Cuba hacia Colombia”.

Pero, ¿cuáles son esos actos hostiles? “Mantener en su territorio a terroristas confesos, cuya entrega ha sido solicitada por las autoridades colombianas, buscados por Interpol y que han sido condenados en Colombia”, enumera el canciller.

Aunque el argumento es sólido, el país quedó en franca minoría en la decisión. Hubo 187 votos a favor de que se levante el bloqueo. Solo Estados Unidos, Brasil e Israel se manifestaron en contra y Colombia, junto con Ucrania, se abstuvieron.

El canciller Trujillo explica que a Colombia no se le puede evaluar por el mismo rasero que a los demás países porque sobre ningún otro hay tanto impacto de lo que se decide en La Habana. Primero, el refugio que le da a un grupo terrorista, el Eln, en sangrienta guerra contra la población civil, y, segundo, la orientación política que le dicta a Caracas con el natural éxodo de migrantes que atraviesa a diario la frontera.

Humberto de la Calle Lombana, quien fue jefe del equipo negociador del Gobierno Nacional en las conversaciones de paz con las Farc realizadas en La Habana, cree que la argumentación es errada. “El presidente Iván Duque fue elegido, es legítimo y puede cambiar la política exterior del país”, dice. “Pero el argumento de las agresiones de Cuba por cumplir un protocolo, así sea del gobierno anterior, no admite el menor sustento”, dice en referencia a la decisión de La Habana de respetarle a esa guerrilla lo acordado, incluso, en caso de una ruptura, como en efecto ocurrió, tras el mortal atentado contra la escuela de policía General Santander.

Fidel y las Farc

De la Calle no solo recuerda que desde 1995 Fidel Castro condenó la violencia de las Farc, sino que posteriormente ese país optó por un apoyo irrestricto para que Colombia firmara la paz. “Falta solidaridad y agradecimiento con un país que se la jugó como garante”.

Para él y otros analistas, se trata de una “nociva política aislacionista” con consecuencias imprevisibles. Colombia, al menos en este sentido, va en contravía de una Cuba que cada vez gana más adeptos.

Durante 27 años consecutivos, la Asamblea General de la ONU se ha manifestado en contra del bloqueo. En la primera votación, que se realizó en 1992, Israel, Albania y Paraguay se adhirieron a la línea del Gobierno estadounidense y pidieron que se mantuviera la medida. Hubo 71 abstenciones y 46 ausencias. Ahora es una rareza no jugársela a favor de la isla.

Y mientras Cuba volvió a conseguir el abrumador respaldo de 187 de los 192 países miembros, es posible que la decisión de Colombia haya cerrado una puerta para una hipotética negociación con el Eln en el futuro.

La decisión de Duque, sin embargo, fue recibida con ovación por los congresistas del Centro Democrático.

El argumento de las agresiones de Cuba por cumplir un protocolo, así sea del gobierno anterior, no admite el menor sustento

Por eso, la analista y experta en relaciones internacionales Sandra Borda escribió en su cuenta de Twitter: “Teniendo en cuenta el lío que armaron por lo del Eln, que Cuba fue el anfitrión de los diálogos que tanto desprecian y que el ala dura del partido todavía tiene la cabeza en la guerra fría, la abstención terminó siendo lo menos grave que podía pasar”.

Pero, ¿como pinta el horizonte? Es muy posible que la protesta contra Cuba expresada en la ONU no signifique necesariamente que Cuba vaya a reaccionar en caliente y envíe a Colombia a los miembros del Eln que están allí o que por esto deje de apoyar a Maduro.

Al fin y al cabo, en Cuba en materia política se reacciona con una lentitud desesperante para sus contradictores. Muy seguramente allá pensarán que la revolución seguirá y que, en cambio, al presidente Duque le quedan dos años y diez meses en el Gobierno.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.