¿Cómo queda la gobernabilidad de Duque tras cambios en el gabinete?

¿Cómo queda la gobernabilidad de Duque tras cambios en el gabinete? 

El mandatario hizo dos movimientos en su equipo, pero no abrió la participación a otros partidos.

Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque

Carlos Holmes Trujillo, nuevo ministro de Defensa, con el presidente Duque y la cúpula militar, este sábado en su posesión.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Por: Política
16 de noviembre 2019 , 11:54 p.m.

El presidente Iván Duque, durante los más de 15 meses que lleva en el poder, ha demostrado tener una forma diferente de gobernar, especialmente en lo que tiene que ver con el relacionamiento político con los partidos y con el Congreso.

Y ese manejo, a juicio de algunos sectores y de ciertos conocedores de los asuntos de opinión, no le ha salido del todo bien en lo relacionado con la gobernabilidad, es decir, con conseguir un respaldo político y consolidar unas mayorías en el Congreso.

Por eso, desde hace rato se ha venido insistiendo en la necesidad de que Duque dé participación en el Gobierno –mas no ‘mermelada’– a algunos sectores políticos.
Esa falta de apoyo político ha causado, por ejemplo, renuncias como la de su ministro de Defensa, Guillermo Botero, luego de un debate de moción de censura en el Senado.

En el transcurso del debate quedó claro que las fuerzas leales al gobierno Duque, encabezadas por el Centro Democrático, no eran suficientes para mantenerlo en el cargo.

(Además: Las señales que envió Duque con los dos movimientos en su gabinete)

A esto se suma que el Ejecutivo radicó en el Congreso la nueva reforma tributaria, luego de que la Corte Constitucional le tumbó la que logró tramitar en el Legislativo el año pasado. Y ese proyecto, que el Gobierno considera absolutamente indispensable para su estructura financiera y tributaria, hoy está enredado en el Capitolio.

En la Casa de Nariño consideran que debe ser aprobado el texto tal y como lo radicó, pero en los partidos políticos ya se han escuchado voces en el sentido de que hay que hacerle modificaciones.

En el caso de Claudia Blum se trata de un nombramiento de una persona cercana al uribismo

Prueba de ello es que la iniciativa gubernamental ya tiene más de 100 proposiciones para hacerle ajustes al texto. Y hasta este lunes, cuando vence el plazo para radicar las propuestas, seguro llegarán más.

Esto es solo una muestra de que el Ejecutivo tiene muy poco margen de maniobra en el Legislativo.

¿Y los cambios?

Ante la salida del ministro Botero, hubo quienes creyeron que esta era la oportunidad de Duque para remozar su gabinete y abrir las puertas a la participación. Pero no pasó.
En una jugada para algunos audaz y para otros confusa, el jefe de Estado decidió mover al canciller Carlos Holmes Trujillo para el Ministerio de Defensa y designar a la excongresista Claudia Blum en el de Relaciones Exteriores.

Por eso, para el senador Richard Aguilar (Cambio Radical), con esos cambios “solo está fortaleciendo al partido de gobierno”. Para él “son cambios que no van a mejorar el ambiente político, pues no tienen ningún impacto”.

“En el caso de Claudia Blum se trata de un nombramiento de una persona cercana al uribismo; tiene la trayectoria, pero desde el punto de vista político no le reporta gobernabilidad al presidente Duque”, dijo el senador conservador Juan Diego Gómez.

Por su parte, el representante liberal Carlos Ardila aseguró que estos son cambios propios del Presidente, que los hizo sin consultar a los sectores políticos para hacerlos”.

Desde la academia, Juan Federico Pino, profesor de la Universidad Javeriana, dijo que los cambios lo que muestran es que es que se está dando una “reconfiguración” en el Centro Democrático.

“En sumar alianzas o tener un gabinete compartido, creo que no se avanza, sino que se sigue hablando de lo mismo. Duque tiene una crisis de gobernabilidad muy fuerte, y los cambios lo que están mostrando es que el Centro Democrático no está dispuesto a ceder poder ni gobernabilidad a otros partidos”, agregó el experto.

Su colega Jairo Libreros, del Externado, dijo que no aportan elementos que le permitan favorecer esa gobernabilidad.

“Esa es una apuesta del presidente Duque que no suma en términos de gobernabilidad”, dijo el catedrático.

Uribismo cierra filas

Pero los uribistas sí ven con buenos ojos los cambios realizados por el Gobierno.
El representante Edward Rodríguez (Centro Democrático) dijo que “hay que respaldar al Gobierno”, y en el caso de Blum destacó que es una mujer que tiene amplia experiencia, que fue diplomática, que fue congresista. “Es un buen nombre”, dijo.

Para la senadora uribista María del Rosario Guerra, la designación de la nueva canciller “es otro acierto” de Duque.

Lo que es claro es que el Presidente tomó su decisión sin tener en cuenta a los partidos que han señalado que debe haber participación. Se mantiene con su forma de gobernar, en la que, al parecer, los partidos no son una prioridad.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.