Secciones
Síguenos en:
¿Cómo le ha ido al presidente Duque con la encuesta Invamer?
Duque

El presidente Iván Duque

Foto:

Presidencia

¿Cómo le ha ido al presidente Duque con la encuesta Invamer?

FOTO:

Presidencia

Las cifras de esta medición, que contrastan con las de otras encuestadoras, son las más recientes.

Iván Duque es el presidente de Colombia con la desaprobación más alta de su gestión, según la encuesta de Invamer, desde hace tres décadas cuando esta firma empezó a hacer esta medición. Según el más reciente estudio, divulgado en las últimas horas, el 76 % de los ciudadanos lo rajan en su desempeño. Desde que se hace esta medición, sin embargo, ningún mandatario había enfrentado una pandemia mundial para la que ningún gobernante estaba preparado por su impacto en todas las políticas públicas.

(Le puede interesar: Si CIDH quiere venir mañana no tenemos ningún problema: Vicepresidenta)

César Gaviria.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

César Gaviria Trujillo (1990-1994) alcanzó a tener en su momento más crítico una desaprobación del 32 % frente a un respaldo del 52 %. El mandatario liberal enfrentó su mayor desafío con la fuga del narcotraficante Pablo Emilio Escobar Gaviria, jefe del cartel de Medellín. El capo, sin embargo, fue hallado por las autoridades que le dieron muerte. Durante su administración, el país logró un consenso sin precedentes y firmó una nueva Carta Magna.

Ernesto Samper Pizano (1994-1998) vivió cuatro años de dificultades por cuenta del proceso 8.000, número del expediente con el que popularmente se conoció la investigación de la Fiscalía General de la Nación del ingreso de 6 millones de dólares por parte del Cartel de Cali a su campaña. En esa situación, el mandatario liberal llegó a tener una desaprobación de 58 % frente a una aprobación del 32 %.

(Lea además: Definido: Archila liderará equipo de Gobierno para negociación de paro)

Andrés Pastrana Arango (1998-2002) tuvo un gobierno que fue marcado por las fallidas conversaciones con la entonces muy poderosa guerrilla de las Farc. El despeje de cinco municipios que abarcaban un área de 42.000 kilómetros cuadrados fue rechazado por buena parte de los colombianos que lo desaprobaron con un 74 % mientras que apenas un 20 % lo respaldaba. Una paradoja para el dirigente conservador que le ganó las elecciones a Horacio Serpa Uribe gracias, en buena parte, a una fotografía suya, en las selvas de Colombia, con Manuel Marulanda Vélez, 'Tirofijo', en vísperas de las elecciones. El dirigente conservador y el jefe guerrillero anunciaban el inicio de una negociación de paz.

Andrés Pastrana y Ernesto Samper.

Foto:

EL TIEMPO

Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) llegó con una promesa diametralmente opuesta: “Voy a acabar a las Farc”. Los ciudadanos no solo lo aplaudieron por este propósito, sino que lo premiaron llevándolo dos veces a la Casa de Nariño en la primera vuelta. Su momento cumbre fue durante la operación Jaque, una audaz acción que le permitió liberar a la secuestrada Ingrid Betancourt sin disparar un solo tiro.

Uribe en ese momento llegó a tener una aprobación del 86 % contra solo un 14 % de desaprobación. Esa acción impulso la campaña de su ministro de Defensa, Juan Manuel Santos (2010-2018), que en los primeros años de su gobierno mantuvo niveles de aceptación casi comparables al promedio de los de Uribe, según Invamer 70 %.

(No deje de leer: Protestas en Colombia erosionan la imagen de la clase política)

La distancia entre ambos por la negociación emprendida por Santos con la guerrilla de las Farc en La Habana cambió la tendencia. A pesar de que en Cuba el proceso terminó en el Acuerdo de Paz y la dejación de armas por parte de los insurgentes para convertirse en un partido político legal, Comunes, no fue suficiente para que los ciudadanos reconocieran su gestión. Por el contrario, no solo la mayoría le dijo no en el plebiscito, sino que la encuesta muestra que tuvo una desaprobación del 73 % frente a una aprobación del 21 %.

Juan Manuel Santos (izq.) y Álvaro Uribe (der.).

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO - J. J. Guillén / EFE

Iván Duque llegó al poder en 2018 y la explosión social le pasa factura en su calificación. Una desaprobación del 76 % frente a una aprobación del 18 %.

Invamer preguntó a sus encuestados tres cuestiones distintas: ¿Usted aprueba o desaprueba la forma como Duque se está desempeñando en su labor como presidente de Colombia?

Los resultados fueron los siguientes:

1. Antes de las protestas, es decir, entre el 23 de abril y el 27 de abril, la aprobación de Duque era de 21 % y la desaprobación 75 %.

2.  Durante las protestas (entre el 28 de abril y el 3 de mayo), la aprobación de Duque era de 17 % y la desaprobación 79 %. Nunca antes un mandatario en el país, había alcanzado este nivel de desaprobación.

(También lea: ‘Es un error que Cambio Radical empiece a derechizarse': López)

3. Y, por último, 20 días después de iniciadas las protestas (entre el 18 de mayo y el 22 de mayo), la aprobación de Duque era de 18 % y la desaprobación 76 %. Esta es la cifra promedio con la que los colombianos lo han calificado en los dos últimos meses.

Pero ¿qué significan estos números para el presidente a quien le queda un poco más de un año de gobierno? ¿Por qué llegó a estos registros?

“Un partido liderado por Álvaro Uribe durante los últimos 20 años, unido al desespero producto de una pandemia inmisericorde e interminable potenciaron los reclamos de una ciudadanía instantánea que en países como los nuestros siempre buscan culpables mirando en primera línea a los presidentes de la República”, dice el analista Pedro Viveros.

Para este experto en la comunicación política “la gobernabilidad moderna no depende exclusivamente del presidente” sino de un conjunto de estamentos de la sociedad.

Según su concepto, esta es “la conjunción de ciudadanía espontánea pero organizada, instituciones democráticas, comunidad internacional, liderada por el gobierno que, entre otras. no es el único que atraviesa en épocas de pandemia una lucha por la supervivencia de la democracia”.

(Le recomendamos: Quién es Grabois, el activista argentino que no pudo entrar a Colombia)

De hecho, Duque ha reclamado que le tocó gobernar en el momento más complicado de la historia reciente debido al impacto de la pandemia, a la que se suman los problemas, de un momento a otro, del ingreso en masa de casi dos millones de venezolanos que huyen de la dictadura y la quiebra económica de Nicolás Maduro. A esto se le suma, ahora el paro.

Para Carlos Arias, también experto en comunicación política, la baja favorabilidad del presidente Duque, “indican un el descrédito institucional de lo que representa para los colombianos su figura como primera autoridad de la rama Ejecutiva”.

Este docente de la Universidad Externado de Colombia argumenta que esa “desfavorabilidad se ve expresada en falta de gobernabilidad de sus ejecuciones públicas". Para él, en adelante el panorama es incierto "porque si bien pueden seguir ejerciendo poder, en razón a las dádivas que entregue con Ministerios y entidades a partidos y líderes políticos, lo que ha demostrado la movilización social, es que hace rato la burocracia y la imposición de medidas y leyes, dejó de ser el único soporte en la legitimidad del gobernante”.

(También vea: Declaraciones de la senadora Paola Holguín causan polémica)

Las cifras de Invamer, una encuesta para venta por suscripción, difiere de la encuesta de Guarumo-Ecoanalítica, financiada por ellos mismos. En abril, la imagen desfavorable del Presidente era del 49,4 por ciento, ahora esa calificación de la imagen negativa aumentó al 58,7 por ciento, mientras que el 28,9 por ciento de los encuestados tienen imagen favorable del Ejecutivo.

En este caso, se trata de encuestas hechas en los últimos días justo cuando el país está en medio de las protestas.

En otras ocasiones, cuando las encuestas no le han sido favorables, el presidente Duque ha manifestado: ​"Uno siempre debe tener humildad y mucha capacidad de trabajo. Yo siempre he dicho: cuando las encuestas son buenas se trabaja el triple, cuando no son buenas se trabaja el triple también".

POLÍTICA

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.