‘El Congreso tiene que saber que hay gran molestia de la ciudadanía’

‘El Congreso tiene que saber que hay gran molestia de la ciudadanía’

Ministra Nancy P. Gutiérrez cree que Legislativo no tuvo voluntad política en lucha anticorrupción.

Nancy Patricia Gutiérrez

Nancy Patricia Gutiérrez, ministra del Interior, afirmó que al Congreso le ha faltado voluntad política contra la corrupción.

Foto:

Claudia Rubio / Archivo EL TIEMPO

Por: Política
23 de junio 2019 , 09:17 a.m.

No hubo voluntad política en el Congreso para prohibir la casa por cárcel para los corruptos. Así lo cree la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez. Y, en general, no ve que haya esa intención para abordar la lucha contra la corrupción. Por eso propone un acuerdo político.

¿Cuál es su balance de esta primera legislatura?

Fue un trabajo muy fuerte, tanto en Senado como en Cámara. Exitoso si uno lo mira bien, pues fueron más de 15 proyectos aprobados, entre ellos una reforma constitucional. Se pasaron leyes económicas como el Presupuesto Nacional, el Plan de Desarrollo, el presupuesto de regalías, la reforma de las regalías en primera vuelta, la ley de financiamiento y el fortalecimiento de la Superintendencia de Salud, entre otros.

Se hundieron las reformas política y a la justicia, ¿estos temas definitivamente no pasan en el Congreso?

Estos temas tienen un calado muy profundo, porque tienen un contenido ideológico que dificulta el trámite. La reforma de la justicia siempre se plantea como el gobierno de la rama, entonces allí intervienen los tres poderes: el Ejecutivo, que tiene propuestas para mejorar desde su óptica; el Legislativo, que tiene una visión diferente, pero los magistrados de las cortes también participan y opinan, entonces esto hace casi que imposible sacar una reforma a la justicia.

La reforma política implica reglas de juego para acceder al poder, y cada quien se las mide de acuerdo con sus propios intereses electorales, legítimos obviamente, pero que enredan todo.

¿Habrá que buscar un camino extraordinario para esas reformas?

Luego de la consulta anticorrupción, que si bien es cierto no alcanzó a pasar el umbral pero tuvo una importante votación, el Presidente convocó todos los partidos políticos, todos, incluyendo los de oposición. Y todos se comprometieron. Hicimos mesas técnicas que duraron casi un mes, se sacaron los proyectos, se elaboraron, fueron revisados, firmados, los llevamos al Congreso, se radicaron, y de ahí en adelante empezó una serie de discusiones y, a la larga, aprobaron uno, no obstante los mensajes de urgencia. Entonces sí hay una desconexión entre lo que el ciudadano siente y las prioridades en el trámite legislativo.

¿Le suena la constituyente?

Yo creo que el Gobierno apelará nuevamente al Congreso en los trámites de reformas constitucionales y en los de reforma legislativa, acudiendo una vez más al procedimiento ordinario.

La línea política del Presidente fue de independencia entre el Ejecutivo y Legislativo (...) Sacar más de 15 proyectos de ley y una reforma constitucional indica que sí se puede hacer

La imposibilidad de prohibir la casa por cárcel para corruptos deja un déficit de confianza en el Congreso...

Siento que la opinión publica está cada día más enardecida, sobre todo por los temas de corrupción que se viven día a día. Si no se demuestra la voluntad política para sacar adelante las reformas y hacer más estricta la normatividad penal y disciplinaria para atacar la corrupción, la gente llegará al punto de exigir otros caminos. El Congreso tiene que darse cuenta de que hay una gran molestia en la ciudadanía y se requiere darles trámite a esos proyectos.

¿La falta de representación política no ha ayudado en el trámite de los proyectos?

La línea política del presidente Duque fue de independencia entre el Ejecutivo y el Legislativo. Los partidos no tienen representación en el Gobierno, y esto ha sido mucho más difícil, indiscutiblemente, pero se ha ganado en respeto y autonomía. Creo que sí se pudo.

¿Cómo fue este año para usted?

Fue un año muy duro. De muchísimo trabajo y de un gran desgaste personal, pero, como lo he dicho, lo hice con toda la pasión y con todo el compromiso. Por eso creo que quedan la tranquilidad y la satisfacción de haber cumplido.

¿Cómo cree que se perfila el próximo año legislativo?

Este semestre que viene es complejo porque son las elecciones territoriales. Los congresistas, obviamente, tienen su interés electoral en sus regiones, y eso va a hacer mucho más difícil el trámite de los proyectos.

...los proyectos en el Congreso pasan cuando hay la voluntad política para hacerlo.

¿Y lo que viene en mesas directivas, con liberales y Cambio Radical definiendo agendas, va a ser más difícil?

Si, así va a ser. Pero la ventaja está en poder tener listas las iniciativas, poderlas concertar y saber cuáles de ellas tienen la acogida de los partidos de gobierno y de los partidos independientes.

¿Cuál será la agenda legislativa del Gobierno para este año de sesiones?

La nueva ministra de Justicia ha anunciado que llevará un paquete de proyectos que ya ha conversado con sectores políticos, y en eso creo que puede haber coincidencias tanto con el Partido Liberal como con Cambio Radical. Nosotros tenemos listo, con la Registraduría y la Organización Electoral, inclusive con algunos miembros del Consejo de Estado, un proyecto de reforma de la ley electoral.

¿Habrá ajustes en el gabinete, o modificaciones en el equipo de gobierno para tener mejor espacio?

Yo no me atrevería a decirlo de esa forma, pero sí. Va a haber nuevamente la revisión de unos acuerdos políticos para impulsar estos proyectos que se han quedado enredados.

¿Hay nuevas razones para buscar un acuerdo político?

Así es, por ejemplo el proyecto anticorrupción. Ese es un tema que el país está reclamando, ese es un punto que amerita un acuerdo.

¿Por qué se hundió la prohibición de la casa por cárcel para los corruptos?

Definitivamente, los proyectos en el Congreso pasan cuando hay la voluntad política para hacerlo. Aquí no hubo voluntad política, era un proyecto que generaba mucha prevención, eso fue lo que pasó realmente.

¿Por qué el Congreso no tiene voluntad política para luchar contra la corrupción?

Al Congreso le molesta mucho el señalamiento de la lucha anticorrupción. Lo asume como si se lo acusara. Es un círculo vicioso y una falta de visión de largo plazo; por eso es necesario el acuerdo político con los partidos.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.