La solución ‘eléctrica’ de Duque al Plan de Desarrollo

La solución ‘eléctrica’ de Duque al Plan de Desarrollo

Con una sencilla estrategia, el Presidente logró voltear la votación del proyecto en el Congreso.

Funcionarios en Plan de Desarrollo.

Varios ministros y funcionarios del Gobierno durante la aprobación del Plan de Desarrollo, en el Congreso.

Foto:

Prensa Ministerio de Hacienda

Por: Política
24 de marzo 2019 , 10:50 a.m.

Una jugada estratégica del presidente Iván Duque, que se impuso sobre dos de los jefes políticos más relevantes del país, logró el milagro de salvar el proyecto de ley del Plan Nacional de Desarrollo, el cual estuvo durante algunas horas más del lado del hundimiento que de la aprobación, el pasado viernes, en el Congreso.

El Plan de Desarrollo es la hoja de ruta que deben tramitar los gobiernos y que fija las políticas públicas en todos los sectores de la administración.

En el caso del actual proyecto, varios sectores de los partidos Liberal, ‘la U’ y Cambio Radical lanzaron cuestionamientos sobre algunos puntos y en las horas previas a la sesión de las comisiones terceras y cuartas de Senado y Cámara, el pasado viernes, algunos de sus congresistas estaban inclinados a no asistir a la votación.

Dentro de las críticas del liberalismo estuvo que el proyecto no atendía debidamente el sector rural colombiano. Algunas congresistas de Cambio Radical expresaron su “preocupación” porque en el Plan no hubiera políticas públicas para las mujeres gestantes, y por los lados de ‘la U’ algunos pidieron hacer modificaciones en temas como subsidios a combustibles en zonas de frontera.

En el caso del Partido Liberal cabe aclarar que no había un acuerdo expreso ni una directriz en el sentido de no votar el Plan de Desarrollo.

Estas posiciones empezaron a preocupar al Gobierno, que veía que no tendría 'quorum'.

Luego de esto, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, soltó una frase que no cayó bien entre los congresistas: “El Gobierno no va a aceptar chantajes. Eso no va a suceder, no va a aceptar chantajes como los que le están tratando de hacer”, afirmó el funcionario refiriéndose a los sectores que no querían votar el Plan.

Este hecho terminó de tensionar la situación y el proyecto, vital para el desarrollo del Gobierno en los próximos 4 años, estaba prácticamente hundido.

Al mediodía del pasado jueves, desde Chile, el presidente Duque pidió ser informado de la situación en la que estaba el proyecto en el Congreso y las desalentadoras noticias que le enviaron desde Colombia lo llevaron a tomar una decisión contundente: no ceder a las presiones de los congresistas.

Ese mensaje férreo de Duque fue lo que indujo al ministro Carrasquilla a ‘cantarles la tabla’ duro a los congresistas.

La instrucción que recibieron los ministros y funcionarios del Gobierno fue contactar a todos los congresistas amigos o conocidos para conquistar su voto afirmativo.

Llamadas de madrugada

Hasta altas horas de la madrugada del jueves, varios funcionarios oficiales se dedicaron a convencer a los legisladores de las bondades del Plan. En ese mismo momento, el excandidato presidencial Germán Vargas Lleras trataba de que toda su bancada se reuniera en Valledupar, a donde la había convocado para deliberar sobre la JEP.

El pulso tenía como protagonistas a tres de los líderes políticos de mayor fuerza: Vargas Lleras y el expresidente César Gaviria, director del Partido Liberal, enfrentados a nadie más ni nadie menos que el Presidente de la República, quien al final se salió con las suyas.

La estrategia de Duque fue sencilla y funcionó a la perfección. Además de pedirles a los miembros de su equipo que convencieran a los congresistas, avaló la inclusión de artículos tendientes a aliviar la crisis de Electricaribe, un dolor de cabeza para la costa Atlántica.

Los problemas de la electrificadora han sido una obsesión de la bancada costeña en el Congreso y aprovechando el Plan de Desarrollo varios congresistas costeños presentaron proposiciones para solucionarlos.

Según la senadora por el Centro Democrático María del Rosario Guerra, una de las ponentes del Plan, parte de la ayuda es destinar “un billón doscientos mil millones de pesos que se tienen que dar para el pasivo pensional” de la empresa.

Esta jugada de Duque fue música para los oídos de varios miembros de la bancada costeña, algunos de los cuales, incluso, temían a la reacción de la gente en masa si no lograban algo de solución al problema.

Enterados de esto, gran parte de ellos se decidió a acompañar el proyecto, por encima, incluso, de las instrucciones de sus jefes políticos y fue cuando entraron a jugar tres senadores claves: Mauricio Gómez Amín, liberal; José Alfredo Gnecco, de ‘la U’, y Luis Enrique Diazgranados, de Cambio Radical.

Gómez Amín, uno de los hombres más cercanos a César Gaviria, arribó al Congreso hacia las 11 a. m. del viernes y Gnecco y Diazgranados llegaron, desde Barranquilla, a las 12:45 de la tarde.

Diazgranados viajó desde Barranquilla un día después de terminar una incapacidad médica que lo había mantenido alejado esa semana del Capitolio y entró al recinto en el momento en que estaban votando. Sobre la marcha.

Su presencia evidenció que otro jugador había entrado a la cancha: la familia Char, tradicional y poderosa en la Costa y a la que le interesa que los problemas de su región, como la crisis de Electricaribe, se solucionen lo más pronto posible.

En la noche del jueves y la mañana del viernes, Diazgranados estuvo reunido largamente con Fuad Char, el patriarca de la familia Char, hablando de la conveniencia de apoyar el capítulo de la electrificadora, por encima de los intereses del jefe natural de esa colectividad, Germán Vargas Lleras, que lo había citado a Valledupar.

Según le dijo el congresista a EL TIEMPO, en su decisión pesaron más “los intereses de la región” que el tema de una jefatura política. “Nos quedaba muy complicado, muy mal no asistir”, afirmó el senador.

Este hecho fue leído por varios observadores como un triunfo para la familia Char en Cambio Radical.

Vargas, en la mañana del viernes, terminó aceptando que su bancada apoyara el Plan.
Y la presencia de Gómez Amín, de Barranquilla, también llamó la atención. Para las pasadas elecciones legislativas, el Partido Liberal le dio el número uno en la lista al Senado y su cercanía y fidelidad a Gaviria es uno de los hechos más relevantes en el liberalismo.

Con el 'quorum' completo, las comisiones económicas comenzaron la votación y 5 horas después tenían listo el Plan de Desarrollo en primer debate.

La sensación que quedó en el ambiente político fue que Duque, quien no tiene mayorías a su favor en el Congreso, sin dar un ápice de ‘mermelada’, logró voltear la votación del Plan de Desarrollo y, en este caso, les ganó el pulso a dos de los jefes políticos con mayor experiencia en el país, con una estrategia simple: atender las necesidades de la gente, en este caso específico aliviando la crisis de Electricaribe, en vez de “atender” las presiones de los congresistas.

Cambio Radical escucharía a quienes fueron al Congreso

El senador por Cambio Radical Richard Aguilar afirmó que su partido espera las “explicaciones” de los miembros de la bancada que votaron el Plan de Desarrollo, ya que en la colectividad hay un “profundo malestar” por la “indisciplina de algunos” de ellos.

“Los procedimientos en el interior del partido se les explicarán y ver la manera de evitar en el futuro que ocurra lo que pasó el viernes”, le dijo Aguilar a W Radio.

Agregó que el jueves, cuando se reúna la bancada, el partido anunciará los "procedimientos" que se les aplicarían a estos legisladores que, según Aguilar, iban camino a Valledupar a la reunión convocada por Germán Vargas Lleras “y resultaron en la ciudad de Bogotá” votando el Plan de Desarrollo.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.