Cerrar
Cerrar
Elecciones: la gran batalla política por el poder local
Voto

Voto

Foto:

iStock

Elecciones: la gran batalla política por el poder local

Voto
FOTO:

iStock

Una intensa actividad proselitista se vivirá en 2023. Se elegirán 32 gobernadores y 1.101 alcaldes.

La vuelta a las urnas marcará la agenda política en 2023. Será un año de intensa actividad proselitista que tendrá su día ‘D’ el 29 de octubre, cuando en los 32 departamentos se elijan los gobernadores y diputados de las asambleas departamentales y en los 1.101 municipios sus alcaldes, concejales y ediles de las juntas administradoras locales.

(Lea también: Comisión Interinstitucional entregó listado de jóvenes para ser voceros de paz)

Tras esta pausa por las festividades de fin de año, se dará el banderazo para la partida hacia unas elecciones que serán una buena medida de la marcha del gobierno del presidente Gustavo Petro.

“En 2023 se definirá el verdadero alcance de la coalición de gobierno del primer mandatario”, dice Jairo Libreros, de la Universidad Externado.

Para el analista, si Petro no logra concertar con los partidos de su gran alianza unas candidaturas viables y con opciones reales de conquistar algunas gobernaciones y las alcaldías de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, su administración sufrirá fisuras difícil de reparar.

(Le sugerimos: Petro pidió a alcaldes suspender cualquier acto donde haya maltrato animal)

Las elecciones locales serán una evaluación en las urnas.

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / El Tiempo

¿Por qué? Una derrota en las elecciones territoriales del 2023 le pasaría al gobierno Petro una cuenta de cobro que podría pagar con altos márgenes de inestabilidad política. Sin el poder territorial, el jefe de Estado tendría que ajustar su agenda de gobierno para solventar la gestión de las políticas públicas, y su capacidad para definir quién será su sucesor en el Pacto Histórico sería mínima.

Además de los acuerdos, dependerá también de que la coalición de Gobierno llegue afinada para sacar las cruciales reformas pensional, de salud y política con el mismo ímpetu que lo hizo con la reforma tributaria (Ver notas anexas).

Las miradas del país estarán enfocadas en las capitales en donde hoy gobierna la centroizquierda. En especial, Bogotá y Medellín. Eso lo saben en el Pacto Histórico y se ha hecho evidente con la prisa de Roy Barreras, presidente del Congreso y cercano a Petro, en lanzar una cascada de nombres para que asuman las banderas de la colectividad gobernante y busquen el Palacio Liévano.

La lupa estará puesta en Bogotá, donde se estrenará el sistema de segunda vuelta..

Foto:

@cesarmelgarejoa

La vuelta a las urnas marcará la agenda política en 2023.

Foto:

Jaiver Nieto Álvarez / El Tiempo


Ha puesto sobre la mesa los nombres de Gustavo Bolívar (ya declinó), David Racero, Katherine Miranda (declinó), María José Pizarro, Clara López, entre otros. Sorprende que un movimiento que en 2022 obtuvo mayorías en el Congreso y se quedó con el premio mayor, la Casa de Nariño, ahora muestre indecisión para buscar la Alcaldía de Bogotá.

Una situación más o menos similar se vive en Medellín. Allí, sin embargo, la diferencia pasa porque el elector juzgará con su voto la gestión de Daniel Quintero, quien tiene el propósito de estar en la lista de sucesores de Petro en 2026. Una derrota sería un obstáculo que podría alterar su camino.

(Le puede interesar: Gustavo Petro sobre muerte de Pelé: 'Era el mejor jugador del mundo')

Se espera que el movimiento de Quintero intente hallar con otras fuerzas un nombre para retener el poder en La Alpujarra. “El Pacto Histórico seguramente buscará un candidato a través de una coalición amplia”, dice Pedro Piedrahíta Bustamante, profesor de Ciencia Política de la Universidad de Medellín. “No me extrañaría que fuera alguien cercano al liberalismo o incluso al Partido Conservador”, agrega.

En esta ocasión, en Bogotá, Medellín y Cali puede ocurrir lo vivido el 27 de octubre de 2019, cuando los electores mostraron su fatiga con el Gobierno central y eligieron mandatarios progresistas en detrimento de los aspirantes del Centro Democrático, por ejemplo.

La guerrilla del Eln tendrá mayor vitrina por las negociaciones, pero en simultánea recibirá más presión de la comunidad internacional
para dejar la arcaica y violenta vía armada para tomar el poder.

De hecho, en este año que se va, los opositores a Petro organizaron marchas en contra de él y le sumaron consignas contra Quintero, en Medellín, y Jorge Iván Ospina, en Cali. A partir de ahora, los mandatarios de estas capitales tienen solo diez meses para revertir unos números desfavorables.

La más reciente encuesta de Invamer muestra que la aprobación de Claudia López cayó del 41 por ciento en agosto al 34 por ciento en octubre, mientras que la desaprobación subió del 54 al 60 por ciento en ese periodo.

La aprobación de Quintero, por su parte, decreció en el mismo lapso del 53 al 45 por ciento. Su desaprobación tuvo un crecimiento del 42 al 51 por ciento. En Cali, la aprobación de Ospina cayó del 33 al 21 por ciento, mientras que su desaprobación pasó del 61 al 75 por ciento.

Segunda vuelta

Los bogotanos estrenarán el sistema de segunda vuelta para elegir a su alcalde. El exrepresentante de Cambio Radical José Daniel López, uno de los impulsores de este cambio, explica cómo será: “Se estableció que la habrá cuando se cumplan dos condiciones: que ningún candidato obtenga más del 40 por ciento de los votos y que no exista una diferencia mayor a 10 puntos porcentuales entre el primero y el segundo”.

(Entérese: La fuerte disputa entre Gustavo Petro y 'Fico' Gutiérrez por la bienestarina)

Si el petrismo no logra concertar alianzas para candidaturas en las
alcaldías de Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla, su administración sufrirá fisuras difíciles de reparar.

El propósito busca que el ganador tenga mayor margen de gobernabilidad al haber alcanzado el triunfo con porcentajes más sólidos y no con más ciudadanos en contra.

En el ámbito nacional, se espera que durante las elecciones buena parte de los grupos armados irregulares estén en acercamientos con la propuesta de paz total. De hecho, los analistas consideran que de aquí a esa fecha haya avances significativos en la mesa entre el Gobierno y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Una guerrilla que los expertos en resolución de conflictos estiman que, así como tendrá mayor vitrina, en simultánea, recibirán más presión de la comunidad internacional para dejar la arcaica y violenta vía armada para tomar el poder.
Después del primer ciclo en Venezuela, a finales de enero, las partes se encontrarán en México y se habla también de ir a Chile y a Europa.

(Siga leyendo: La dura crítica de líder del Polo Carlos Carrillo a Jaime Dussán)

Juan Gabriel Gómez, profesor asociado del Instituto de Estudios Políticos y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional, dice que, si bien el año que empieza estará marcado por “las realizaciones de Petro, también lo será por las dinámicas locales”.

El docente asegura que para el ciudadano de a pie empezarán a sentirse las decisiones que hasta ahora han pasado de agache como el alza de la gasolina. “Me temo que, como en Francia con los chalecos amarillos, aquí pueda haber también movilizaciones costosas para el gobierno”. Y agrega que “el programa para sacar a los jóvenes de la violencia puede que no baje la violencia; en cambio, sí puede alimentar mucho resentimiento de quienes no figuren como beneficiarios”.

Mientras que en política exterior, iniciativas como la de respaldar al presidente Pedro Castillo le pueden generar costos al gobierno. “Y, claro, la relación con Estados Unidos que ya se está poniendo tensa con la solicitud de Washington de erradicar los cultivos ilícitos”, añade Gómez.

Petro fue aplaudido en el Catatumbo cuando dijo que no iba a perseguir a los cultivadores de la planta. Hasta ahora, el Presidente sigue siendo respaldado por sus seguidores. ¿Esos índices de satisfacción continuarán? La cuesta de enero que arranca, los meses que pasan y las elecciones darán la respuesta.

(Además: ‘Fue una verdadera prueba de fuego para la ciudad’: alcalde de Barranquilla)

Los temas claves

Reforma política

Plenaria de la Cámara en debate de la reforma política.

Foto:

@alfonsoprada

Será uno de los primeros desafíos del Congreso al retomar sesiones. El 2022 terminó con la aprobación de este proyecto en su cuarto debate, le restan otros cuatro. El Gobierno se la quiere jugar toda, pero para eso deberá remendar las fracturas en la coalición causadas por el desacuerdo que hay sobre puntos centrales como las listas cerradas y la posibilidad de que congresistas sean ministros.

(Infórmese: Gobierno Petro: el balance de Sergio Fajardo sobre los primeros meses)

Diálogos con el Eln

Equipos negociadores del Gobierno y el Eln en Caracas.

Foto:

Twitter @ComisionadoPaz

Al mirar el 2022 desde el retrovisor, se ven las primeras marcas de la ruta de la ‘paz total’. Este rastro muestra un primer ciclo de diálogos del Gobierno con el Eln que se dio en medio de un ambiente cordial y definió, en Caracas, los mecanismos de funcionamiento de la mesa. Para el segundo ciclo, en México, las expectativas se posan sobre la posibilidad de dar los primeros pasos hacia un cese multilateral del fuego.

Reforma pensional y de salud

La seguridad pensional será uno de los temas claves el próximo año.

Foto:

iStock

Ambas reformas coparán la agenda legislativa del 2023. Con la pensional, el Gobierno pretende aumentar la cobertura y tener un sistema unificado, mayoritariamente público, dándole un mayor peso a Colpensiones. El proyecto de reforma de la salud está en revisión jurídica para ser entregado al presidente Petro. Se espera que en los primeros meses de 2023 se publique para que sea discutido en el país.

(Otros temas: Congresista del Pacto critica incumplimiento de libertad para 'Primera Línea')

Estados Unidos y Venezuela 

Petro y Blinken (Secretario de Estado de Estados Unidos) tras reunión de alto nivel en Casa de Nariño.

Foto:

Sergio Acero Yate / El Tiempo

Las relaciones con ambos países se afianzaron, pero hay retos. Por el lado de EE. UU., hay expectativa por saber qué tantos puntos acogerán de los cambios propuestos por Petro en la política antidrogas y el mecanismo de extradición de narcotraficantes. En lo que respecta a Venezuela, con la reapertura de la frontera, se espera una mejoría en el tránsito de carga y pasajeros por el puente Tienditas.

ARMANDO NEIRA
EDITOR DE POLÍTICA EL TIEMPO

Más noticias en EL TIEMPO

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.