Si las aprobara el Senado, ¿qué pasará con las objeciones de la JEP?

Si las aprobara el Senado, ¿qué pasará con las objeciones de la JEP?

Según expertos, aún si el Gobierno lograra revertir su derrota en la Cámara, serán archivadas.

Plenaria de la Cámara

En la Cámara de Representantes se impusieron el lunes quienes rechazan las objeciones.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

Por: POLÍTICA
09 de abril 2019 , 01:15 p.m.

Después de la aplastante derrota para las objeciones presidenciales a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en la Cámara de Representantes, este lunes, la atención se centra ahora en la suerte de esos reparos en el Senado, donde el tema llegaría en aproximadamente dos semanas.

En la noche del lunes, el Gobierno y los sectores del uribismo que defendían las discrepancias presidenciales con algunos aspectos del modelo de juzgamiento para los excombatientes sufrieron una amplia derrota en la Cámara de Representantes: 110 votos en contra y 44 a favor.

El pleno de esa corporación, usualmente más inclinada a defender la integridad del acuerdo de paz, les dejó claro a los sectores que quieren modificar lo pactado en La Habana que no la tendrán fácil para avanzar en sus propósitos.

El tema ahora lo asumirá el Senado, donde en la mañana de este martes se radicó un primer informe, por parte de los senadores Iván Marulanda (‘verdes’) y Alberto Castilla (Polo), ambos opositores al Gobierno, que pide que las objeciones a la JEP sean rechazadas en esa corporación.

En el Senado hay congresistas que han sido más críticos de algunos puntos del acuerdo de paz y allí las mayorías que se han mostrado en desacuerdo con las objeciones presidenciales no están tan holgadas, como sucedió en la Cámara de Representantes.

Estos dos hechos, que los senadores hayan sido más críticos del acuerdo de paz y que las mayorías en contra de las objeciones no sean tan amplias, son dos elementos que darían a pensar que el Gobierno podría tener algo de oxígeno y de margen de maniobra para voltear las cosas a su favor en el Senado.

Las cuentas

Aunque no hay razones para pensar que la decisión de los tres partidos mayoritarios (Liberal, Cambio Radical y ‘la U’) contra los reparos a la JEP será diferente en el Senado, también es cierto que el triunfo, de suceder, sería más apretado.

En teoría debe haber 108 senadores, pero en la realidad votan 106, ya que deben descontarse las curules de Iván Márquez, del partido Farc, quien no se ha posesionado y cuyo caso está en el Consejo de Estado, y Aída Merlano, conservadora, actualmente detenida.

Cambio Radical tiene 16 senadores; el Partido Liberal 14 y ‘la U’ otro tanto. Es decir, que entre los tres suman 44 votos de 106 que votan en el Senado. A ellos se suman al menos 17 senadores de los partidos opositores al Gobierno Nacional, lo que dejaría las cuentas en 61 en contra de las objeciones, una cifra que las derrotaría también en esta corporación.

Por el lado del apoyo a los reparos estarían los 19 senadores del Centro Democrático, los 6 de los movimientos cristianos que acompañan al Gobierno, 13 del Partido Conservador y Jonatan Tamayo, de la ASI, pero que vota con los uribistas. Es decir 39 votos a favor de las objeciones.

Fuera de esta ecuación están los 2 votos de los indígenas, que no se sabe hacia dónde se inclinen, y los 4 senadores del partido Farc que deberán declararse impedidos para participar de esta votación porque el asunto los cobija directamente.

Las cuentas, en el papel, favorecerían a quienes buscan negar los reparos a la JEP, pero no el hecho de que no estén tan holgadas como en la Cámara de Representantes abriría un margen para el que Gobierno se mueva en el Congreso y trate de voltear las cosas.

Sin embargo, en esa estrategia también entraría a jugar un factor que ha sido advertido por varios expertos y es la inexistencia de una coalición de partidos políticos sólida y fuerte que acompañe los propósitos del Gobierno Nacional.

El presidente Duque se ha mantenido en la posición de no darles participación en su gobierno, de manera institucional, a los partidos políticos sino invitarlos al debate y a la libre deliberación en la toma de decisiones en el Congreso.

Este hecho si bien espanta el fantasma de la ‘mermelada’ que ha acompañado a gobiernos anteriores, también deja un tanto aislado al Ejecutivo en el Capitolio y sin la certeza de que las iniciativas que presente ante el Legislativo tendrán su acompañamiento.

Los dos caminos

En el Senado podrían pasar dos cosas: que los legisladores también nieguen las discrepancias del Gobierno con la JEP o que vayan en contravía de la decisión de la Cámara y las acojan.

En el primer caso, según las normas, el Presidente de la República debe sancionar la ley estatutaria de la JEP para que entre en vigencia. Si se niega, debe hacerlo el Presidente del Congreso. Eso es claro.

En el segundo caso, según el reglamento del Congreso y sentencias de la Corte Constitucional, las objeciones no prosperarán por haber sido negadas por una cámara legislativa. 

El artículo 200 del reglamento del Congreso señala que en el caso de discrepancias entre las cámaras: "Cuando una Cámara hubiere declarado infundadas las objeciones presentadas por el Gobierno a un proyecto de ley, y la otra las encontrare fundadas, se archivará el proyecto".

Altas fuentes judiciales advierten que ese archivo se refiere específicamente al tema de las objeciones y que por eso el pasado 20 de marzo, al darle luz verde a la discusión del Congreso sobre las objeciones, la Corte anticipó que sea cual sea el resultado legislativo habrá control previo de ese alto tribunal sin necesidad de ninguna demanda. 

El presidente del Congreso, Ernesto Macías, anunció que estudia una eventual demanda porque se desoyó su petición para que fuera la Cámara Alta y no la de Representantes la primera en decidir sobre las objeciones, por ser un proyecto originario de Senado. Pero ese camino no se prevé fácil. 

En todo caso, antes de la Semana Santa, un periodo que para muchos es de reflexión, no se tomará ninguna decisión en el Senado sobre las objeciones a la justicia para la paz, un tema que sigue generando controversia en el país.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.