Secciones
Síguenos en:
'Esa decisión no la toma cualquiera': Eastman sobre seguimientos
Jorge Mario Eastman

Jorge Mario Eastman es amigo personal del Presidente .

Foto:

Presidencia

'Esa decisión no la toma cualquiera': Eastman sobre seguimientos

FOTO:

Presidencia

El exsecretario general de Palacio habló de los aparentes seguimientos del Ejército.

Jorge Mario Eastman, hoy embajador colombiano en el Vaticano, es el funcionario de más alto rango que aparentemente fue objeto de seguimiento de la inteligencia militar cuando se desempeñó como secretario general de la Presidencia.

Según la revista Semana,  Eastman figura en el dosier elaborado por inteligencia militar en el que también aparecen perfilamientos y carpetas de al menos 130 personas, entre políticos, exmilitares y periodistas.

Desde Roma, Eastman, quien ocupó la secretaría general de la Presidencia en el comienzo del gobierno del presidente Iván Duque, habló con EL TIEMPO.

Este fin de semana trascendió un escándalo que tiene que ver con seguimientos del Ejército a algunas personas, como periodistas y funcionarios del Gobierno. incluido usted. ¿Qué opinión le merece esto?

Es muy preocupante, por dos razones. La primera, porque la investigación ilegal del secretario general de la Presidencia, que es por razones naturales la persona de mayor confianza del Presidente y quien tiene más información de todo el Gobierno, pues es muy delicada, porque es un intento en realidad de penetrar y obtener ilegalmente información del corazón de la Presidencia y del Presidente de la República. Y una segunda razón, que puede ser más teórica ,pero más delicada, es que una de las premisas fundamentales de una democracia es que los ciudadanos le dan el poder a un gobernante para que controle y supervise el uso de la fuerza de las armas, que se depositan en un Ejército, que a su vez es controlado por las autoridades civiles.

El hecho de que hagan investigaciones ilegales al corazón de la Presidencia pues es una bomba de profundidad a la democracia misma. Entonces, por ese lado, es muy triste y muy preocupante, pero también hay que mirarlo por el lado positivo.

¿Cuál es ese lado positivo?

Es que hay que mirarlo como una oportunidad para hacer cambios en la inteligencia, para ver si hacemos unos cambios fundamentales que protejan una institución que es fundamental para combatir la delincuencia en Colombia. No se trata de acabar la inteligencia, sino de tener los instrumentos que permitan que esa inteligencia se haga adecuadamente sobre las personas que toca, que son los delincuentes. Y que tenga supervisiones y controles adecuados para que no se caiga en tentaciones.

El hecho de que hagan investigaciones ilegales al corazón de la Presidencia pues es una bomba de profundidad a la democracia misma.

¿Siente que hay algunos elementos dentro de la Fuerza Pública que están fallando?

Yo no creo en la teoría de las manzanas podridas, esto no fue hecho por unas manzanas podridas. Lo que sí creo es que uno debe procurar tener el manzano sano. Entonces ese manzano, esa institucionalidad militar y particularmente unas unidades tan críticas para salvaguardar la vida y los bienes de los colombianos, como es la inteligencia, tienen que tener gente con liderazgo moral, gente que esté a prueba de balas, de valores y principios y que en los momentos difíciles y en los momentos que se den coyunturas complejas, puedan tomar unas decisiones siempre basadas en principios y valores que todos compartamos.

¿Siente que esas interceptaciones o seguimientos que se le hacían a usted eran para llegar al Presidente?

No tengo información en este momento de que me hayan interceptado teléfonos o qué hicieron. Lo único que conozco es lo que publicó la revista Semana, que es una especie de perfil, que creo que lo que ponen en ese perfilamiento es quién es uno, qué le gusta, a dónde va, con quién habla. No tengo ni idea. Y eso me parece que es una tarea relativamente ridícula y no me parece de mayor importancia estratégica, por lo menos en lo que conocí.

Pero de cualquier manera, es delicadísimo que intervengan al secretario general de la Presidencia de manera ilegal. Sea ridículo o no,  ya han hecho una tarea bien hecha o no, lo importante es que se atrevieron a buscar información de manera ilegal de la persona que por razones naturales es la más cercana al Presidente de la República. Eso no tiene ninguna presentación, es inadmisible.

Usted dice que solo conoce la información publicada el fin de semana, pero ¿usted va a pedir formalmente al Ministerio Defensa que le entreguen todo?

Hoy pedí formalmente esa información. Le envié una carta al comandante del Ejército para que me envíen la información que legalmente obtuvo la inteligencia militar para poder conocer de qué se trata la información que obtuvieron. Por ahora me tocará esperar a que eso ocurra.

Hacerle un seguimiento ilegal al secretario general de la República es muy delicado, esa decisión no la toma cualquier persona de bajo rango

Estas decisiones no las toman oficiales de  bajo rango o suboficiales...

No, a mí me genera mucha preocupación, porque tomar los riesgos que implica hacerle un seguimiento ilegal al secretario general de la República es muy delicado; esa decisión no la toma cualquier persona de bajo rango. Esto debe provenir de órdenes superiores y, desgraciadamente, hasta ahora muy probablemente lo que hay es una tentativa de responsabilidad de funcionarios que estaban cumpliendo las órdenes superiores. Espero que se haga una investigación y que se haga pronto, de manera rápida y profunda.

¿O sea que usted no tiene idea para quién iba la  información que se está recolectando?

No. Y no quiero crearme a mí mismo teorías conspirativas, que primero obnubilen la razón, cuando uno lo que es es víctima y como víctima tendré que ser parte de un proceso judicial. Cuando uno tiene teorías conspirativas termina enceguecido por la teoría que elaboró y creo que eso no ayuda a dilucidar la verdad.

Aunque es temprano, ¿ha pensado en demandar al Ministerio de  Defensa o a los que resulten responsables de estos hechos?

Apenas tenga el acopio de qué informaciones tengan y de revisar qué fue lo que hicieron, y la manera como intervinieron al secretario de la República, tomaré esa decisión, si es una decisión que implique demandar penalmente a quien corresponda. Pero, nuevamente, lo delicado aquí no es el caso de Jorge Mario Eastman, sino el atrevimiento de lo que parece fue hacerle un seguimiento a la Presidencia de la República.

¿Usted lo que siente es que el seguimiento en últimas no era para usted sino para la Presidencia?

Sí, sin duda, porque yo no tengo ningún valor importante como persona para ser investigado. Era por el cargo que estaba usando, por el cargo en el que estaba, por la cercanía con el Presidente de la República.

POLÍTICA
Twitter: @PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.