Secciones
Síguenos en:
Dura crítica a excesos de la fuerza pública en las protestas
Denuncian al Escuadrón Antidisturbios de la Policía.

La Procuraduría recibió más de 300 denuncias de posibles atropellos por parte de los uniformados de la Policía.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Dura crítica a excesos de la fuerza pública en las protestas

WOLA condena el uso desproporcionado de la fuerza utilizado contra manifestantes 

El eco por los excesos que habrían cometido algunas unidades de la fuerza pública en contra de los manifestantes en Colombia llegó a Estados Unidos. Además de Naciones Unidas y de Human Rights Watch que han mostrado su inquietud, otra influyente voz manifestó su malestar. La Oficina de Washington para América Latina, WOLA, organización no gubernamental de ese país, “condenó el uso desproporcionado de la fuerza utilizado contra los manifestantes por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y otras unidades policiales, así como las declaraciones hostiles de altos funcionarios y políticos influyentes”.

Wola informó que desde el 28 de abril, miles de personas en toda Colombia "han ejercido su derecho a la protesta, provocada por una controvertida reforma tributaria propuesta por el gobierno".

Pero, dice en su comunicado, "estos manifestantes han sido recibidos con una violencia inadmisible por parte de los miembros de la Policía Nacional de Colombia".

WOLA anotó, sin embargo, que se "complace en saber" que el presidente Iván Duque ha retirado la propuesta, que habría supuesto una "grave carga para la clase media a través de impuestos regresivos sobre las ventas".

(Le puede interesar: Organizaciones envían carta sobre situación de derechos humanos a CIDH)

Agregaron que: "el retiro de la legislación le da al país la oportunidad de lograr un consenso sobre las formas de abordar la brecha fiscal del país, sin profundizar las desigualdades que fueron exacerbadas por la pandemia".

Paro nacional.

Foto:

Santiago Saldarriaga. EL TIEMPO


"También representa una victoria para los muchos colombianos que ejercieron su derecho a la protesta para garantizar la gobernabilidad democrática en Colombia. Tales protestas a gran escala, multisectoriales y regionales, eran muy poco comunes antes de los históricos Acuerdos de Paz de 2016 en Colombia".

A pesar de esto, WOLA condena lo que denominan como el uso desproporcionado de la fuerza utilizado contra los manifestantes por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) y otras unidades policiales, así como las declaraciones hostiles de altos funcionarios y políticos influyentes. "Muchas de estas figuras públicas reaccionaron a las protestas agravando la violencia, estigmatizando a los manifestantes y sirviendo a una agenda más amplia contra los Acuerdos de Paz, por ejemplo, atacando a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP)", dice textualmente.

(Puede leer: Cuestionan papel del Defensor del Pueblo en medio de la crisis)

Por eso, asegura que "ante estos hechos, que han dejado decenas de muertos y heridos, WOLA pide al gobierno de Biden y al Congreso de Estados Unidos condenar los excesos policiales, distanciar a Estados Unidos de la retórica incendiaria de los funcionarios, y exigir al gobierno colombiano reformar el ESMAD y responsabilizar a quienes han violado los derechos humanos desde el inicio de las protestas el 28 de abril".

La organización explica que "con divisiones entre múltiples movimientos sociales sobre si las protestas se debían realizar en medio de una grave ola de pandemia, al final, los esfuerzos flagrantes del gobierno por aplastar el derecho a la protesta impulsaron a miles de personas a salir a las calles en todo el país".

Por lo que "la policía respondió de forma represiva haciendo un uso desproporcionado, y en varios casos letal, de la fuerza, con la justificación de que actuaba para restablecer el orden y detener los saqueos".

(Puede leer: ¿Qué significa la asistencia militar en las ciudades y cómo funciona?)

Según datos recopilados por la Campaña para Defender la Vida, hasta el momento las fuerzas de seguridad pública serían responsables de 21 homicidios, varios de los cuales eran jóvenes; 208 personas heridas, incluidos 18 casos de lesiones oculares graves; 42 agresiones y abusos cometidos contra defensores de los derechos humanos y periodistas; 10 casos de agresiones sexuales contra mujeres; y 503 detenciones, en su mayoría arbitrarias.

"La respuesta de la policía fue particularmente brutal en Cali, Valle del Cauca, donde el viernes 30 de abril al menos 10 personas fueron asesinadas por la policía", dice.

(Además: Según la Defensoría, son 19 los muertos en jornadas de protestas)

Wola, finalmente, dice que la respuesta de la policía a las protestas que tomaron lugar en todo el país en noviembre de 2019, septiembre de 2020, y abril a mayo de 2021, "nos obligan a reexaminar la necesidad de mayor rigurosidad en condicionar a la protección de derechos humanos, la asistencia estadounidense que beneficia a la Policía Nacional de Colombia".

POLÍTICA@PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.