'Se destruyeron CAI para favorecer microtráfico': Diego Molano

'Se destruyeron CAI para favorecer microtráfico': Diego Molano

El funcionario de la Presidencia asegura que grupos criminales quieren dejar los barrios sin CAI.

molano

Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia.

Foto:

Presidencia

Por: Política
15 de septiembre 2020 , 02:51 p. m.

Diego Molano, director del Departamento Administrativo de la Presidencia, asegura que dentro de los desmanes que se han registrado en los últimos días, especialmente en Bogotá, se han detectado vándalos organizados que tienen relaciones con las disidencias de las Farc y del Eln, que buscan que se retiren los CAI de los barrios para reactivar negocios del narcotráfico.

Dijo que mientras algunos acuden al vandalismo para atacar policías, otros buscan instrumentalizar a las víctimas, generando eventos que promuevan reconciliación, pero al mismo tiempo hacerle trampa al Presidente.

Le puede interesar: Rifirrafe en Twitter entre Petro, Robledo y Mindefensa

¿Qué análisis hace de lo que ha estado pasando en Bogotá?

Lo importante es que todos los colombianos debemos ser conscientes de que hay una amenaza de un grupo de bandas que buscan desestabilizar, acabar con los CAI y de alguna forma buscar generar intranquilidad y espacios de inseguridad en los barrios de Bogotá. Por lo tanto aquí tenemos que hacer un frente común todos y tener claro que el enemigo no es la Policía, sino los vándalos. Lo que sucedió la semana pasada, desafortunadamente, con Javier Ordóñez es que hubo un grupo de policías que actuaron manchando el honor del uniforme. Por supuesto, como lo ha indicado el Presidente, hay que realizar y terminar la investigación.

Se ha hablado mucho de que estos vándalos están coordinados y que detrás de ellos estarían grupos irregulares, ¿qué información maneja?

Los informes de inteligencia, tal y como lo ha señalado el Comisionado para la Paz y el Ministerio de Defensa, evidencian que aquí hay unos grupos de vándalos que obedecen a una lógica de colectivos urbanos que tienen el propósito de generar desestabilización, pues se evidencia que sistemáticamente atacaron los CAI de policía a nivel nacional. Hay un hecho sistemático que obedecía a un patrón. Primero llega un grupo de colectivo de personas a insultar a los policías, luego a tirarles piedras y tan pronto si los policías salían, incendiaban el CAI. Ese fue un patrón sistemático. Las informaciones de inteligencia muestran que tienen relaciones directas con el Eln, con el denominado cabecilla 'Ariel', y por supuesto tiene que ver con disidencias de las Farc.

(Le puede interesar: CAI eran blanco desde marzo pasado, pero pandemia frenó plan)

¿Y cuál es el objetivo final de esto?

Aquí lo que quieren es sacar los CAI de los barrios. Están aplicando el mismo que quisieron aplicarle al país en el 93 y 94, cuando las Farc quisieron sacar las estaciones de policía de los municipios, ahora lo quieren hacer de los barrios.

¿O sea que  lo que se pretende con todo esto es que se acaben los CAI en Bogotá?

Pues es que hay un acuerdo sistemático que afecta la seguridad en Bogotá, que si usted mira, tienen un patrón. Lo hicieron con el hecho desafortunado de Javier Ordóñez, que lamentamos profundamente, en ese sentido, por supuesto, hay grupo de ciudadanos indignados que buscaban y reclamaban a la Policía una respuesta rápida de justicia, lo cual es entendible, pero algunos de ellos buscaron instrumentalizar esa indignación y aprovecharon la oportunidad para hacer ataques secuenciales y sistemáticos al CAI.

Y ahora esta semana les ha dado por plantear un falso dilema de que no haya CAI, sino librerías o bibliotecas. Pero aquí ninguno de los dos puede desaparecer por un paro. Tiene que haber CAI que garanticen la seguridad porque los ciudadanos lo que piden son más CAI y policías, y también bibliotecas.

(Le puede interesar: Convierten CAI destruido en centro cultural en honor a Julieth Ramírez)

¿Y el Gobierno le va a mirar la propuesta de quitar los CAI?

De ninguna manera. El Gobierno tiene absoluta claridad, como lo ha dicho el presidente Duque, que lo que aquí corresponde es hacer un ejercicio de autoridad y garantizar la seguridad de los ciudadanos a nivel nacional, como corresponde. Por supuesto que cuando hay evidencias de que estos vándalos tienen relaciones con esos colectivos que lo que buscan es destrozar, generar caos y sacar a los policías de los barrios, lo que tenemos que hacer es reforzar la presencia de la policía, y, por supuesto, que si hay aspectos para mejorar a la Policía, pues bienvenidos los cambios que ha propuesto el Ministerio de Defensa, que se articularon en una política de seguridad y convivencia, la cual fue presentada hace seis meses, que tiene cinco ejes fundamentales para mejorar el reclutamiento, para mejorar el respeto a los derechos humanos. Este proceso va a estar acompañado por la Defensoría del Pueblo.


¿Sienten en el Gobierno que hay algunos sectores interesados en sacarle provecho político a lo que está pasando?

Lo que puedo afirmar claramente es que a lo que deberíamos destinar todas nuestras energías es a cómo combatimos a esos vándalos y cómo logramos avanzar como sociedad.

Hoy tenemos una crisis muy grande después de la pandemia y lo que uno ve es que quieren utilizar esa situación, algunos grupos apelan al vandalismo para atacar policías y otros que quieren es instrumentalizar a las víctimas, buscando generar eventos que promuevan reconciliación, pero al mismo tiempo hacerle trampa al Presidente, usar a las víctimas y, por el otro lado, declararse enemigo de la policía. Aquí lo que necesitamos es que todos enfoquemos nuestras energías para ver cómo logramos que el país siga avanzando.

¿Usted habla de trampas, siente que lo que pasó en Bogotá el fin de semana era una trampa para el Presidente?

Pues, los hechos son tozudos. Si usted mira el video, se ve que aquí lo que se quería era dejar en evidencia una falta de asistencia, cuando aquí lo que hay es un gobierno que no busca tener interlocutores para atender a las víctimas, sino que, por el contrario, lo hace de manera privada, como lo hizo durante la semana pasada

Pero usted mencionó la palabra trampa, me imagino, porque así lo sienten…

Pues, cuando a uno lo invitan a última hora, cuando se menciona que van asistir otras personas, pero al final lo que buscan es dejar en evidencia que alguien no asistió, eso de alguna forma no es transparente.

Entonces, ¿qué viene?

Aquí lo que no se puede dejar pasar es que si estos colectivos urbanos tienen relaciones con las disidencias de las Farc y del Eln, no se puede permitir que sigan prosperando, sino, por el contrario, fortalecer la seguridad. Lo que está detrás de ellos es que quieren activar su negocio de microtráfico para que siga funcionando con tranquilidad en los barrios.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.