¿Cuáles son las fallas en las medidas tomadas en el país?

¿Cuáles son las fallas en las medidas tomadas en el país?

La batalla contra el coronavirus es más difícil si los mandatarios no se coordinan. Análisis.

Coronavirus: playas vacías en Cartagena

Una playa de Cartagena desolada tras la aparición de varios casos en la ciudad.

Foto:

Ricardo Maldonado / Efe

Por: Política
18 de marzo 2020 , 03:48 p.m.

La avalancha de medidas tomadas por las autoridades en el país para intentar frenar la expansión del coronavirus se explica por el temor que les provoca el registro de casos: en vertiginoso aumento y cada vez en nuevos municipios. Hace menos de dos semanas, no había un solo paciente en el territorio nacional. Este miércoles en la mañana, el Ministerio de Salud ya tiene confirmados 93.

Es natural que el Gobierno Nacional y las autoridades locales apelen a las herramientas que les ofrece la Constitución para enfrentar semejante desafío. El problema está en que muchos parecen estar actuando de manera autónoma, lo que provoca perplejidad entre una población ya de por sí inquieta.

“Las decisiones que se han venido tomando, que van desde el cierre de fronteras marítimas y terrestres hasta los toques de queda decretados por administraciones locales, tienen razón de ser, pero es fundamental que se adopten de manera coordinada”, clama este miércoles el editorial de EL TIEMPO titulado 'Trabajar en equipo'.

En efecto, si los gobiernos del presidente Iván Duque y del dictador Nicolás Maduro aparcaron sus abismales diferencias y cedieron para abrir un canal de información a través de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud para trabajar con una sola hoja de ruta, ¿por qué no es posible que, por ejemplo, el gobernador de Boyacá hable con sus pares de Santander, Norte de Santander, Casanare y Cundinamarca para que estos sepan cómo proceder ante su orden de cerrar el departamento?

(Le puede interesar: Fajardo y otros políticos cuestionan medidas anunciadas por Duque)

¿Por qué el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, levantó el toque de queda que había impuesto entre las 10 p. m. y las 4 a. m.? ¿Para reversar su decisión medió un concepto científico o una presión política desde el Gobierno Nacional?

En una línea similar, era un secreto a voces que el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, ya tenía listo el decreto para imponer el toque de queda en en los 116 municipios del departamento, entre las 9 p. m. y las 5 a. m., hasta cuando recibió una llamada de la Casa de Nariño invitándolo a desistir.

“Hago un llamado a las autoridades locales para que ni siquiera hablen de toque de queda o de restricción en la movilidad cuando haya lugar a tomar esa medida y que realmente se pueda mantener una muy buena cantidad de personas haciendo las cosas que la sociedad necesita”, había clamado este martes el presidente de la Asociación Nacional de Industriales, Bruce Mac Master, en una reunión en la que estuvo la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quien lo secundó.

“Si hay gente que toma la decisión de cerrar vías, ese cierre de vías termina afectando a todos los colombianos. En este frente del orden público, el presidente de la República (Iván Duque) está al frente de las medidas que se deben coordinar con las distintas autoridades”, indicó ella.

Es cierto que hay generaciones enteras que nunca habían enfrentado una situación similar a la de una guerra mundial, por eso deben primar la prudencia y la serenidad a la hora de firmar decretos.

Sorprende que los días que han transcurrido desde la reunión en la Casa de Nariño de los alcaldes y gobernadores con el jefe de Estado se cuenten con los dedos de una mano y ya haya tantas órdenes tan dispares en el territorio nacional.

No se trata de objetar las medidas. Al contrario, hay que aplicarlas de manera urgente y eficaz, y estas pasan en buena parte por el aislamiento social. Como dijo la comunidad científica del país, es esencial “elevar el nivel de restricciones a un aislamiento por tiempo definido con las excepciones pertinentes, ya que ha sido la herramienta más eficaz para el control de la pandemia”.

Se trata, entre otras cosas, de que los ciudadanos tengan información clara y precisa de qué es lo que hay que hacer y cuándo. No someterla, por ejemplo, a una discusión estéril de si lo que va a ocurrir este puente festivo en Bogotá es un toque de queda de obligatorio cumplimiento o un simulacro.

(Lea: Respuestas a preguntas sobre el simulacro de aislamiento en Bogotá)

Colombia, en particular, y el mundo, en general, viven una situación de excepción, que justifica medidas de excepción; por eso, al margen de las diferencias, quienes están al frente del timón deben actuar en armonía y con decisiones precisas. No es la hora del lucimiento personal ni del populismo para lograr el aplauso de la tribuna.

Es el momento de la unidad y de metas para cumplir fijadas por los científicos, claro, puestas en marcha por las autoridades que todos elegimos en democracia.

POLÍTICA
Twitter: @PoliticaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.