Los llamados insistentes de los indígenas al Gobierno

Los llamados insistentes de los indígenas al Gobierno

Comunidades indígenas de Chocó, Antioquia y Cesar piden salud, seguridad y garantías dignas.

Acuerdo entre indígenas y Gobierno

El consejero mayor de la Onic, Luis Fernando Arias ha pedido acciones inmediatas al Gobierno.

Foto:

EFE

Por: ANDREA CAROLINA TAPIA GODOY
29 de abril 2020 , 11:45 a.m.

Debido a la pandemia, las comunidades indígenas han tenido que aumentar sus esfuerzos no solo para evitar que el coronavirus penetre en sus territorios, sino para vivir una cuarentena con condiciones dignas, una situación que se ha dificultado por la presencia de actores armados, que no dejan de acecharlos ni si quiera en medio de la pandemia.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) ha manifestado durante las últimas semanas que la emergencia sanitaria los ha afectado profundamente y han hecho varios llamados de alerta al Gobierno para que les garantice seguridad, salud y que no sean condenados al olvido, pues muchas de las comunidades están declaradas en peligro de extinción y temen un etnocidio indígena.

Hasta el momento, la ONIC registra una persona fallecida, cuatro recuperados, ocho casos confirmados, 52 por confirmar y cuatro comunidades afectadas. Además, se registran 252.301 familias indígenas en riesgo y 535.113 familias indígenas ad portas de crisis humanitaria.

Cesar

A esto se suma el primer caso de coronavirus en el Pueblo Yukpa, nómada y seminómada, ubicado en Cesar. El contagiado es un menor de seis meses de edad quien, según el Pueblo Yukpa, podría haber sido contagiado por indígenas del mismo pueblo que estaban en situación de indigencia y que regresaron al territorio con el inicio de la cuarentena.

Según la información presentada por el Pueblo Yukpa, ante la insistencia por medidas alimentarias y de salud, el Ministerio de salud y Protección Social les respondió el 8 de abril, a través del radicado 2020162000502461 que hicieran telemedicina en los resguardos. Una situación que es imposible en el reguardo, pue no tienen vías, centros de salud, energía eléctrica ni señal.

“El Pueblo Yukpa había alertado a la presidencia y a distintos ministerios que el Covid-19 podía llegar cuando nuestros hermanos retornaran sin condiciones, el Gobierno no hizo nada. Las pruebas reposan en el Tribunal Administrativo del Cesar en una acción de tutela que fue negada”, afirmó el Pueblo y agregó que el hambre, la desnutrición y las enfermedades abundan en el territorio por la discriminación, la pobreza extrema, el abandono del Gobierno y las afectaciones minero energéticas.

Chocó

Las autoridades indígenas del municipio de Bojayá, chocó, hacen un llamado de emergencia al Gobierno para rechazar y denunciar que grupos armados ilegales han restringido el paso a las comunidades Embera del resguardo Opogadó y Doguadó, situación que se viene presentado desde el 20 de abril.

Por ello, las ONIC pidió que se garantice la movilización y llegada de las ayudas para afrontar la pandemia “porque no se puede condenar al confinamiento a los cerca de mil habitantes de este territorio chocoano. Esta situación impide el acceso y la salida de los habitantes hacia la cabecera municipal para abastecerse de alimentos”.

Esta situación está afectado a 933 personas (215 niños) de 220 familias que habitan las comunidades de Playita, Villa Hermosa, Unión Baquiaza y Egoroquera.

“Cabe destacar que estas comunidades llevan más de 15 meses confinados por la situación de orden público en la región y sumado a esto las medidas decretadas por el Gobierno Nacional por el brote de la pandemia a nivel mundial”, dijo la ONIC, ya que las autoridades indígenas, teme que los aportes humanitarios prometidos por el Gobierno, queden represadas en la cabecera municipal, por la difícil situación que atraviesan al no poder desplazarse en sus territorios.

Antioquia

La Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció el desplazamiento de 70 familias indígenas Embera Eyábida del resguardo de Urrao, por la presencia de actores armados en el suroeste antioqueño.

Según la información aportada por la OIA, esta situación se viene presentando desde el 24 de abril, pese a que el resguardo cuenta con la protección de la Unidad Nacional de Protección, y están en riesgo otras mil familias de los resguardo Valle de Pérdidas y Andabú.

“Las familias indígenas desplazadas se refugiaron temporalmente en la escuela de la comunidad Llano Jacinto del resguardo Majoré, donde permanecen desabastecidas, confinadas y hacinadas”, afirmó la OIA y señaló que la presencia de actores armados ha aumentado en los últimos meses en distintos territorios indígenas de Antioquia, sometiendo a comunidades indígenas a un doble confinamiento “donde muchas familias están sin alientos y con el temor a ser víctimas de artefactos explosivos que en lo corrido del año le han cobrado la vida a dos niños indígenas del municipio de Frontino”.

Debido a estas situaciones, la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC), las Autoridades Indígenas de Colombia (AICO), la Confederación Indígena Tayrona (CIT) y el Gobierno Mayor se unieron para hacer un llamado al Gobierno.

Las autoridades indígenas señalaron que aunque los pueblos indígenas han acatado el confinamiento y el aislamiento, son medidas difíciles de cumplir, dado que desde antes de la crisis sanitaria la población indígena se encontraba en situación de pobreza estructural, en condiciones de inseguridad alimentaria y malnutrición, factores que se suman a la situación de violencia, la falta de acceso a la salud y al agua potable.

El llamado es de urgencia, pues consideran que están a puertas de un etnocidio indígena causado por la pandemia. Por lo que las autoridades indígenas han optado por hacer controles territoriales sanitarios en más de 15 mil puntos a nivel nacional con la movilización de cerca de 60 mil guardias indígenas para hacer un cordón sanitario.

Además, agregaron que en este mes de cuarentena el Gobierno no les ha garantizado la atención a las poblaciones indígenas: “En el manejo de esta crisis, el Gobierno a desconocido las estructuras de Gobierno propio emitiendo unilateralmente una normatividad para la atención en salud de los grupos étnicos desconociendo la precariedad del sistema ante la falta de personal, de dotación de equipos de protección personal y de equipos médicos en los sectores rurales”.

Finalmente, las autoridades indígenas exigieron que se cumpla con la entrega de los aportes humanitarios, la entrega de kits de bioseguridad para la Guardia Indígena, acceso rápido y entrega de los resultados de las pruebas tomadas y el respeto de las estructuras de Gobierno propio.

Entre sus acciones, han organizado una minga humanitaria, en la que invitan a las personas a hacer donaciones.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.