Refugio a jefes del Eln: giro en política exterior de Colombia a Cuba

Refugio a jefes del Eln: giro en política exterior de Colombia a Cuba

El Gobierno se margina de la casi totalidad de países que condenan el bloqueo.

Carlos H. Trujillo

Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia.

Foto:

Cortesía

Por: Política
07 de noviembre 2019 , 07:48 p.m.

El presidente Iván Duque dio este jueves un viraje en la política exterior de Colombia al abstenerse en la votación en la Organización de Naciones Unidas (ONU) que condena el bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba.

Es la primera vez que el país no se suma a la casi totalidad de naciones que se oponen de frente a esta situación, que para muchos analistas perjudica directamente al pueblo cubano. Más de medio siglo de bloqueo no ha tumbado el régimen político y, por el contrario, ha privado a sus habitantes de productos básicos para su existencia.

Históricamente, además de Estados Unidos solo Israel se ha manifestado a favor del bloqueo.

En la reunión anual, que se hace desde 1992, de los países miembros de la ONU se vota un proyecto de resolución no vinculante para terminar con el embargo de Estados Unidos a Cuba.

Es casi una rutina que la Asamblea vota abrumadoramente a favor del texto que exige “la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba”, con la natural oposición de Washington.

Hasta este jueves, Colombia siempre había votado en contra del bloqueo en línea con los demás países latinoamericanos. En esta ocasión, optó por abstenerse. ¿La razón? La presencia de miembros de la guerrilla del Eln en La Habana.

'Pablo Beltrán'

'Pablo Beltrán', exjefe negociador del Eln en la mesa de negociaciones.

Foto:

Tomas Bravo / Archivo REUTERS

Cuba no los entrega a Colombia porque argumenta que había un acuerdo entre las partes firmado con unos rigurosos protocolos para adelantar una negociación de paz.
 
Varias voces en Colombia -desde los partidos políticos y la academia, especialmente, habían pedido en las horas previas a esta cita multilateral que Colombia votara en contra del bloqueo con el argumento de que el país no solo tiene unos vínculos muy fuertes con la isla, sino que en política exterior lo deseable es tener socios y no empezar a sumar adversarios.

Aunque Colombia no votó en contra optó por abstenerse, que en la práctica es marginarse de la condena que había sido su tradición independientemente de la ideología del gobierno que estuviera en la Casa de Nariño.

Colombia, informó la Cancillería, registró este jueves su abstención en la votación de la resolución presentada para consideración de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre “la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, como una "manifestación política de rechazo a la actitud hostil de Cuba hacia Colombia", la cual no se compadece con las buenas relaciones que se venían forjando desde años atrás entre los dos países y que se expresa en los siguientes hechos:

- El refugio a terroristas colombianos confesos en territorio cubano, a pesar de las reiteradas solicitudes de que sean puestos a disposición de las autoridades colombianas para su sometimiento a las investigaciones y procesos judiciales correspondientes.

- El refugio a terroristas colombianos confesos en territorio cubano, desconociendo las circulares rojas de Interpol que obligan a las autoridades de la isla a entregarlos para que respondan por los crímenes cometidos.

- El refugio a terroristas colombianos confesos en territorio cubano, desconociendo las solicitudes de extradición de jueces colombianos para que paguen las condenas impuestas en su contra por delitos gravísimos como la atroz masacre de Machuca, por mencionar solo un caso.

Con esta votación, según la Cancillería de Colombia, el Gobierno Nacional también realiza una manifestación política de rechazo a:

- La actitud hostil de Cuba contra Colombia, que se expresa en el apoyo activo al régimen tiránico y dictatorial de Nicolás Maduro, que representa una amenaza a la seguridad nacional y regional.

- La participación del régimen cubano en intentos desestabilizadores a varios gobiernos de la región, tal y como ha sido denunciado por la Organización de los Estados Americanos en su comunicado de prensa del 16 de octubre pasado.

Colombia reafirma la defensa de los principios rectores de su política exterior, como son el respeto a la soberanía, la no injerencia en los asuntos internos de otros países, el respeto a la independencia política y el cumplimiento irrestricto de las normas del derecho internacional. Es en virtud al apego a estos principios, y a la coherencia frente a los mismos, que Colombia está obligada a reconocer las realidades antes mencionadas.

En las últimas horas, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, había denunciado "presiones" de Estados Unidos a países latinoamericanos para obtener su voto contra el proyecto de resolución que Cuba presenta cada año.

En un comunicado leído ante varios medios acreditados en la ONU, Rodríguez subrayó que estas presiones han sido realizadas por embajadas de Estados Unidos en las capitales de seis países latinoamericanos que no mencionó. No se sabe si uno de esos países a los que se refiere Rodríguez es Colombia.

Desde 1992, la Asamblea General de Naciones Unidas ha aprobado todos los años un texto denunciando los efectos negativos de la política estadounidense y pidiendo su fin, aunque no tiene carácter vinculante.

En la otra orilla, Latinoamérica se mostró tajante contra el bloqueo. "México reitera su claro y firme rechazo a las acciones unilaterales contra Cuba, incluida la imposición durante ya más de cinco décadas del bloqueo económico, comercial y financiero que contradice al derecho internacional", dijo, por ejemplo,  el embajador mexicano en la ONU, Juan Ramón de la Fuente.

América Latina está viviendo una especie de confrontación, que no es entre izquierda y derecha, sino entre demagogos y pedagogos

La decisión de Colombia es una página más en la serie de cambios en su política exterior desde que llegó al poder el presidente Duque. Hace unos días, por ejemplo, Bogotá preguntó por la permanencia de Evo Morales al mando de Bolivia.

“Colombia fue garante de un plebiscito que negó la posibilidad de que fuera reelegido el presidente Evo Morales y luego, bajo el alegato de que se trata de un derecho humano, se presenta nuevamente”, dijo Camilo Gómez Álzate, director de la agencia nacional de defensa jurídica del Estado y uno de los propulsores de esta idea al justificar la llamativa solicitud.

Gómez explicó que el caso de Bolivia es el mismo de “otros países en el continente” dentro de los que estarían Venezuela, con Nicolás Maduro, y Nicaragua, con Daniel Ortega.

Duque también abrió un frente de distanciamiento con Argentina, donde acaba de salir su aliado, el presidente Mauricio Macri, y retornó al peronismo de la mano de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, con quienes el mandatario no simpatiza.

(Le puede interesar: Ministro Guillermo Botero, crónica de una caída anunciada)

Se trata de una situación que el mismo Duque hizo evidente cuando realizó una visita oficial a Buenos Aires y destapó sus preferencias electorales. “Yo creo que la reelección del presidente Macri es algo fundamental para América Latina”, dijo en una entrevista con La Nación.

“Sin medias tintas, este dirigente uribista de 42 años que gobierna desde agosto pasado argumenta que la continuidad de su colega argentino es vital para el enfrentamiento al régimen de Nicolás Maduro, al que le augura poco tiempo en el poder”, escribió el diario.

"Nunca estuvo tan cerca el final de la dictadura”, le dijo un vehemente Duque a La Nación. "Yo creo que hoy América Latina está viviendo una especie de confrontación, que no es entre izquierda y derecha, sino entre demagogos y pedagogos", argumentó.

El diario de Buenos Aires le preguntó en su momento a Duque: ¿Qué importancia les da a las elecciones en la Argentina y a la posibilidad de que pueda volver un esquema político como el kirchnerismo, que fue aliado de la Venezuela chavista?

“Yo creo que hoy América Latina está viviendo una especie de confrontación, que no es entre izquierda y derecha, sino entre demagogos y pedagogos. Los demagogos son los que promueven el odio de clase, los que creen en el estatismo, los que persiguen el aparato económico, los que siembran el odio. En cambio, los pedagogos son los que les hablan a los pueblos con responsabilidad, respetando la iniciativa privada, las libertades, la administración eficaz. Sin lugar a duda, Mauricio Macri es un pedagogo que recibió un país convulsionado y que durante su gestión lo que ha hecho fue tratar de reorientar la capacidad productiva de la Argentina para que se traduzca en equidad y beneficios, dentro de una economía de mercado”, argumentó en este instante.

Así las cosas, Colombia muestra que en política exterior optó por andar por un camino distinto. 

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.