Secciones
Síguenos en:
Colombia dio giro y aceptó visita inmediata de la CIDH
Paro Nacional 12 de mayo

En el centro de Bogotá la movilidad es difícil por las marchas.

Foto:

Milton Díaz / EL TIEMPO

movilizaciones

Colombia dio giro y aceptó visita inmediata de la CIDH

El manejo del Gobierno Nacional a la solicitud de la Comisión generó polémica en el país.

Pese al giro que Colombia dio anoche al aceptar de manera inmediata la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el manejo que se le ha dado al tema en los últimos días mantiene la polémica encendida en el país.

Ayer en la noche, la vicepresidenta y canciller designada, Marta Lucía Ramírez, afirmó desde Washington que el país está listo para la visita de la CIDH y su monitoreo sobre las supuestas violaciones de los derechos humanos en medio de las protestas sociales.

(En otras noticias: 'Es la crisis más profunda que hemos vivido en las últimas décadas')

“Estamos listos para esa visita. Si ellos quieren venir y anticipar la audiencia del 29 de junio y la hacen mañana, no tenemos ningún problema en que vengan al día siguiente a Colombia”, afirmó la funcionaria, quien cumple una visita de trabajo a Estados Unidos.

(Le sugerimos: ¿Qué dijo Uribe sobre Miguel Ceballos en las últimas horas?)

La audiencia a la que se refiere Ramírez, según su explicación de anoche, sería un espacio en el que la CIDH tiene previsto recibir y evaluar información proveniente de la Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría sobre las marchas sociales. “La fecha del 29 de junio la pusieron ellos”, dijo la ‘vice’ enfatizando que fue una decisión de la propia Comisión.

La vicepresidenta y canciller designada, Marta Lucía Ramírez, se ha reunido con congresistas de EE. UU. como el senador Marco Rubio.

Foto:

Vicepresidencia

El giro se produjo luego de algunas declaraciones oficiales que diferentes sectores calificaron como confusas y que generaron controversia en el país.

En un principio, Ramírez afirmó que la CIDH solicitó la visita, pero que Colombia consideraba “que hay que esperar a que los propios organismos de control acaben de hacer su tarea, investigar cada uno de los casos y organizar, ojalá en el curso de las próximas semanas, cualquiera de las visitas”.

(No se pierda: El momento crítico de la coalición de centroderecha)

El miércoles en la mañana, la funcionaria manifestó que “le dimos la bienvenida a la visita, pero algunos pensaron que eso era inmediato. No se ha rechazado. La visita se hará en el mes de junio o julio seguramente”.

Y en la noche confirmó que Colombia está “lista” para el monitoreo de la CIDH y para que se adelanten la audiencia programada para el 29 de junio” y se programe la visita de esta instancia internacional en el momento en que sea.

La polémica

Este manejo oficial dio pie para que diferentes sectores en Colombia presionaran para que esta visita se realizara cuanto antes, ante la gravedad de las denuncias.

La Comisión Segunda del Senado, que maneja asuntos de relaciones exteriores, aprobó una proposición para insistirle al presidente Iván Duque que permitiera la vista de manera inmediata y que fuera la CIDH la que documentara si ha habido violaciones a los derechos humanos en medio del paro.

Y algunos expertos en derecho internacional se refirieron al aplazamiento de la visita de la CIDH para otro momento.

Para María Clara Galvis, abogada experta en derecho interamericano e internacional, el argumento de que se debe esperar a que concluyan algunas investigaciones internas sobre posibles violaciones a los DD. HH. no es el que corresponde en un escenario como el actual.

“Las visitas son para cooperar con el Estado, para ayudarlo a salir de la crisis de derechos humanos. La CIDH le ofrece su experiencia en este tipo de situaciones con sus mecanismos de monitoreo”, dijo la experta.

Galvis agregó que esta posición también significa “una actitud que demuestra falta de transparencia frente al escrutinio internacional. Un Estado de derecho democrático no rechaza un acompañamiento internacional, sino que lo propicia”.

En medio del paro se han presentado hechos de violencia, como la quema del Palacio de Justicia, en Tulua (Valle).

Foto:

Juan Pablo Rueda.

En opinión de Silvia Serrano, abogada experta en derecho interamericano, el aplazamiento de esta visita es “grave” y consolida una “ruptura frente a la posición histórica de Colombia ante la CIDH”.

Para ella, con “un monitoreo oportuno, como el que pide la CIDH con la visita, se puede coadyuvar a tiempo a los órganos de control para que respondan adecuadamente a las violaciones de DD. HH. y eviten que el país comprometa responsabilidades internacionales”.

En otras noticias de política

Centro Democrático se puso del lado de Uribe en choque con Ceballos

¿Cómo fue la novela que vivieron las 16 curules para las víctimas?

Avanza proyecto que crea cédula para perros y gatos

POLÍTICA

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.