¿Cómo fue la batalla del Pantano de Vargas?

¿Cómo fue la batalla del Pantano de Vargas?

El enfrentamiento, clave para las tropas libertadoras, fue el más sangriento de la campaña.

Pantano de Vargas

Alto funcionarios del Gobierno llegaron al monumento en honor a los 14 lanceros para celebrar la batalla del Pantano de Vargas

Foto:

Héctor Fabio Zamora/ EL TIEMPO

Por: POLÍTICA
25 de julio 2019 , 03:30 p.m.

Épico. Ese es tal vez el adjetivo que mejor describe lo ocurrido con las tropas patriotas en el Pantano de Vargas, el 25 de julio de 1819, hace exactamente 200 años. Ese día se jugó en buena parte el éxito de la campaña libertadora.

Fue un combate desequilibrado. Las tropas al mando de Simón Bolívar llegaron agotadas, después de cruzar el páramo de Pisba. El ejército libertador se encontraba mal vestido, algunos con camisas de mujer donadas por las damas de Socha, en minoría en cuanto a número de hombres, pero con coraje, decisión y una fe inquebrantable.

Los realistas, al mando de José María Barreiro, disciplinados, descansados, con fama de valientes, bien dotados de armas, municiones y flamantes vestuarios. Además, se hicieron dueños de los lugares más ventajosos del terreno.

El objetivo de Bolívar era llegar a Tunja y cortar las comunicaciones con Santafé. Para Barreiro, era la oportunidad de acabar con todo el ejército enemigo y de esta forma con la insurrección. Fue el enfrentamiento más sangrienta de la campaña libertadora.

La batalla, según documentó el historiador Héctor Muñoz Bustamante en su obra ‘Diario de laindependencia’, se desarrolló en el Pantano de Vargas “un angosto valle situado a unos de kilómetro al oriente de Paipa, tiene cerca de cuatro kilómetros de longitud de sur a norte y uno y media de ancho de oriente a occidente”.

Batalla del Pantano de Vargas

Este jueves se realizó una representación de la Batalla de Vargas.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

La parte plana de este sector está surcada por algunas quebradas que desembocan en el río Sogamoso. Una de estas es la Varguitas, cuyas aguas se estancan en medio de la planicie, formando los charcos que se conocen como el pantano. Estos son terrenos de la Hacienda Vargas, por eso el ‘Pantano de Vargas’.

Adversidad

El 25 de julio arrancó con adversidad. A las cuatro de la mañana el ejército libertador comenzó la faena de pasar en balsas el río Surba para tomar el camino de Vargas. Varias de las frágiles embarcaciones se dañaron, de manera que la operación se retardó y sólo se terminó a las 10 de la mañana.

“Los espías le llevaron temprano el informe a Barreiro – quien esperaba en Paipa- de que los patriotas se estaban movilizando. Inmediatamente el jefe español alzó el campo y con gran rapidez se fue a detener la marcha de las tropas de Bolívar”, narró Muñoz.

Más o menos a las 10 de la mañana se encontraron en un punto conocido como la Cruz de Murcia las descubiertas de ambos ejércitos.

Las primeras horas peleó únicamente la infantería, las tropas patriotas, conformadas por llaneros y una legión extranjera proveniente de las guerras napoleónicas, llevaron la peor parte. En las primeras horas del combate fueron arrollados por el ejército realista, muy superior en número de hombres.

Los espías le llevaron temprano el informe a Barreiro -quien esperaba en Paipa- de que los patriotas se estaban movilizando

El empuje de las unidas españolas obligó a los patriotas a retroceder, pero sin ofrecer la espalda en ningún momento.

El desequilibrio llegó hasta tal punto que Barreiro gritó: “Viva España! Ni Dios me quita la victoria....!” , mientras le ordenaba a su caballería avanzar. Bolívar, que observaba con angustia el desarrollo de la acción, cuando advirtió que la caballería realista empezaba a movilizarse como una gran serpiente erizada de lanzas, exclamó: “Se nos vino la caballería... se perdió la batalla....!

Pero, en el entretanto, el coronel Juan José Rondón que lo escuchaba le dijo: “Cómo se ha de perder mi general, si mis llaneros ni yo hemos peleado? Déjenos hacer una entrada, mi General...!” y Bolívar, más escéptico que confiado replicó: “¡haga lo que pueda! Salve usted la patria, coronel...!”.

El coronel Rondón bajó entonces el cerro e hizo un llamado a la caballería patriota. La voz fue escuchada los famosos 14 lanceros, a quienes se hicieron desde la retaguardia las tropas de la legión extranjera, al mando del irlandés James Rooke.

Batalla del Pantano de Vargas

Este jueves se realizó una representación de la Batalla de Vargas.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

El replanteamiento del escenario libertador tomó fuerza con dos descuidos que cometió el general Barreiro, quien en ese momento ya celebraba la victoria española. La caballería de la tropa realista se dispersó en medio de la batalla y la lluvia que en el momento era torrencial arruinó los rifles españoles, porque literalmente se mojó la pólvora.

La valentía de las tropas patriotas, las inclemencias del clima y los errores de los realistas llevaron en definitiva a la victoria del ejército libertador.

El enfrentamiento se extendió desde las 11 de la mañana hasta las seis de la tarde con resultados terribles: 850 muertos, 500 realistas y 350 patriotas incluida la legión británica.

Para conmemorar esta fecha funcionarios del alto gobierno llegaron al Pantano de Vargas , donde se hizo un acto especial en el monumento en honor a los 14 lanceros.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.