Secciones
Síguenos en:
¿Uribismo le apuesta a populismo legislativo?
Iván Duque Márquez

El exsenador Álvaro Uribe y el presidente Iván Duque.

Foto:

Raul Arboleda. AFP

¿Uribismo le apuesta a populismo legislativo?

¿Qué busca el Centro Democrático con propuestas que incomodan al Ejecutivo? Análisis.

De un tiempo para acá, el uribismo entona cantos de sirena con sus propuestas políticas: bono pensional para uno de los hijos recién nacidos en los hogares más pobres; educación gratuita, de acuerdo con el nivel socio-económico; recorte del Congreso en un 30 por ciento; congelar lo que esta colectividad llama “el antipático” salario de los congresistas; jornadas laborales de máximo 40 horas a la semana para los trabajadores, entre otras.

(Puede leer: ¿Cómo se podría pensionar sin tener la totalidad de semana cotizadas?)

¿Puede haber alguna de esta ideas que disguste al ciudadano de a pie? ¿Si son tan buenas por qué el gobierno del presidente Duque, militante del Centro Democrático, no las pone en vigencia?

Todo indica que, como suele suceder en política, una cosa es el discurso y otra la realidad.

En el caso, por ejemplo, del proyecto de ley que reduce la jornada laboral en Colombia de 48 a 40 horas, que propuso con entusiasmo el exsenador Álvaro Uribe Vélez y que tras ser aprobado en el Senado y ahora seguirá en trámite en la Cámara, inquieta en la Casa de Nariño y también entre los empresarios.

(En contexto: Avanza proyecto que reduce la jornada laboral en el país)

En efecto, Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, argumentó su rechazo porque esto, dijo, encarecería la creación de empleo.

Por si fuera, poco Mac Master estima que en promedio, las empresas tendrán que cargar con un costo semanal de $85.309 por persona para cubrir las ocho horas.

"Esto, escalado a los 6,2 millones de empleados que trabajan más de 40 horas, significaría un costo anual de $26,9 billones para la economía, es decir, un impacto de cerca del 2,7% del PIB de 2019”, estimó Mac Master en la mañana de este lunes en los micrófonos de W Radio.

Y, como era casi previsible,  la propuesta fue rechazada en Palacio, según también esta emisora.

Fuentes del Ministerio de Hacienda le aseguraron a La W que en este momento esta iniciativa no es una buena idea debido a que encarece el mercado laboral.

A esto se suma un concepto que había sido enviado por el viceministro técnico, Juan Pablo Zárate, indicando que esta cartera se abstenía de emitir un concepto favorable al proyecto debido a que "la reducción del horario laboral generaría efectos negativos sobre la tasa de desempleo nacional, que en este momento es alta y viene en aumento. Por esta razón no es prudente impulsar este tipo de iniciativas”.

(No se quede sin leer: No vuelve al Congreso, ¿pero de la política definitivamente se retira?)

La reducción del horario laboral generaría efectos negativos sobre la tasa de desempleo nacional

Otro argumento en contra de la modificación de la jornada laboral entregado por el Ministerio de Hacienda es que, si esta se reduce, el costo laboral aumentaría debido a la necesidad de contratar más trabajadores, lo cual incrementaría el costo de la nómina en un contexto difícil para el desempleo.

Ya en un pasado reciente, desde Palacio le habían hecho saber al expresidente Uribe que no era el momento de impulsar algunas de sus iniciativas.

Ocurrió cuando el exmandatario habló de la necesidad de realizar una Constituyente para arreglar de una vez por todas los problemas de la justicia. Una iniciativa que en esos días contó con el entusiasmo de toda la bancada que posicionaron en redes la urgencia de tan drástico paso.

En ese momento, en entrevista con La FM,  el mandatario resaltó que, si bien el país sí necesita una reforma a la justicia, consideró que eso no se debe hacer a través de una Constituyente.

“Hay gran consenso nacional entre sectores políticos, partidos, la rama judicial, que han expresado que se requiere una reforma a la justicia que corrija fallas, una justicia más cercana al ciudadano, que le dé confianza a los colombianos, y que dé garantías para el ejercicio de la defensa y que permita al ciudadano ejercerla en libertad como primera línea”, indicó Duque.

Lea: Las veces que el uribismo ha hablado de hacer una constituyente)

Aunque, eso sí,  el Presidente rechazó la tajante vía de reformar la Carta Magna y matizó:

“Se debe buscar el mecanismo más expedito y que ofrezca una solución pronta”.

Pero, ¿por qué no hay un discurso sintonizado entre el Presidente y el partido que lo llevó al poder?

Carlos Arias, experto en Comunicación Política, cree que es “muy posible que el CD esté buscando conectar con el ciudadano para equilibrar posiciones que desde el Ejecutivo han estado más a favor de los empresarios”.

Se debe buscar el mecanismo más expedito y que ofrezca una solución pronta

“Hay que señalar que el tránsito de esa iniciativa ha recibido discusiones al interior de las toldas uribistas; voces como las de Rafael Nieto Loaiza o incluso o Gabriel Jaime Vallejo, Representante por Risaralda, han dejado ver que la iniciativa no tiene absoluto consenso”, recuerda este experto en narrativas políticas.

“Advierto un afán de conectar con la ciudadanía con medidas que favorezcan más a los colombianos que están en la base de la pirámide socio económica y puede que esto sea por la caída sostenida del Presidente en su favorabilidad y percepción de gestión”, dice Arias.

“Además, por la cercanía de elecciones en las que más allá del Ejecutivo, los partidos que tienen más presencia y fuerza en el Legislativo, requieren solidarizarse con el sentimiento y necesidades de los colombianos”.

(Le sugerimos: ¿Quiénes pueden solicitar la cédula digital y cuánto cuesta?)

El expresidente Uribe, por su parte, sigue adelante. Para él no hay que meter en un dilema a los ciudadanos si reducir la jornada de trabajo: ¿es populismo laboral o salida al desempleo?

“Creo que a esos calificativos no conviene, ni los voy a responder, creo que esa respuesta no es una respuesta argumentada y esperemos que se genere el debate en la Cámara, pues hay que proyectar la empresa al futuro y la empresa pública tiene muchos enemigos políticos", dijo en la mañana de este lunes en La FM.

Así las cosas, aunque existan ideas políticas de Uribe que son impracticables para Duque, el expresidente seguirá adelante. Es muy posible que su mirada ya esté puesta en el 2022 y sí ha habido un político que en el país separa lo que la gente quiere escuchar es él.

POLÍTICA
Síganos en @PoliticaET

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.