Cada 36 horas asesinan a una mujer que había denunciado maltrato

Cada 36 horas asesinan a una mujer que había denunciado maltrato

Organismos del Estado reconocen fallas en la protección a las víctimas de violencia intrafamiliar.

Violencia intrafamiliar José Daniel López

Instalación artística 'Muerte anunciadas' contra la violencia intrafamiliar.

Foto:

César Melgarejo/ EL TIEMPO

Por: Javier Forero
26 de septiembre 2019 , 10:01 p.m.

El 16 de abril del año pasado Jhor Jhany Esquivel, de 28 años, recibió una citación de la Fiscalía para declarar por una denuncia de violencia intrafamiliar que había instaurado contra su expareja. Sin embargo, la cita se quedó sin cumplir, pues justamente 12 días antes de la notificación ella fue asesinada por su excompañero.

(Le puede interesar: Muertes anunciadas: dolorosa realidad de la violencia contra la mujer)

Para algunas mujeres, denunciar ante las autoridades un caso de violencia intrafamiliar y no recibir atención se está convirtiendo casi en una sentencia de muerte.

Por lo menos así lo demuestran los casos de 2.657 mujeres que en los últimos 10 años acudieron ante las autoridades a poner en conocimiento su caso y posteriormente, debido al funcionamiento paquidérmico de las instituciones para atenderalas, han sido asesinadas por sus parejas.

Esto indica que cada 36 horas es asesinada en el país una mujer que previamente había denunciado maltrato u agresiones. El drama se extiende por todo el país aunque hay más casos en Valle (484), Antioquia (457) y Bogotá (361).

Esta escalofriante cifra, basada en documentación de la Fiscalía, fue relevada por el representante por Bogotá José Daniel López, en medio de una instalación artística realizada ayer en la Plaza de la Rebeca, en la capital.

La instalación, denominada ‘Muertes anunciadas’, mostraba cientos de golondrinas de color morado que reflejaban una realidad tan conmovedora como impactante: cada golondrina significa una mujer asesinada tras denunciar violencia intrafamiliar. Las aves de papel se encontraban suspendidas en el aire, como una metáfora de lo que ocurre con las denuncias que se presentan por este flagelo.

Violencia contra la mujer Plaza de la Rebeca

Cada golondrina significa una mujer que había sido asesinada tras haber denunciado violencia intrafamiliar.

Foto:

César Melgarejo

“No estamos ante casos aislados, este es un fenómenos sistemático que se sigue presentando en la sociedad. De cada 10 mujeres asesinadas, 3 son por violencia intrafamiliar”, dijo el congresista López. El delito de violencia intrafamiliar en el país es una epidemia: más de 200 casos se reportan al día y, según la Fiscalía, el año pasado se presentaron 97 mil denuncias, la mayoría por agresiones contra mujeres.

Poca protección

La ruta de atención a las denuncias sobre este flagelo es bastante dispendiosa para las víctimas, lo cual, en ocasiones, lejos de ejercer justicia y reparación para los afectados, termina revictimizándolas.

Según informes oficiales, en la Fiscalía hay 820 mil investigaciones por casos de violencia intrafamiliar. Sin embargo, solo 145 mil casos se encuentran activos, frente a más de 670 mil que están archivados, lo que demuestra una preocupante realidad frente a la respuesta de las autoridades frente a estos delitos.

En diálogo con EL TIEMPO, la directora de Medicina Legal, Claudia García Fino, reconoció que “a veces no se tienen las rutas claras para que las mujeres tenga un sitio a donde consultar, para que las protejan cuando su vida está en riesgo, y no damos la respuesta efectiva como estado colombiano”.

A veces no se tienen las rutas claras para que las mujeres tenga un sitio a donde consultar, para que las protejan cuando su vida está en riesgo

En junio pasado, para contrarrestar este flagelo, el Congreso aprobó una norma que recorta a máximo un año la ruta de atención a las denuncias sobre maltrato intrafamiliar, que hoy tardan entre tres y cuatro años. Igualmente se genera un acompañamiento a la víctima y entrega herramientas a la Fiscalía para que agilice los juicios y no se revictimice. Pero la ley hasta ahora está en proceso de implementación.

Este dramático flagelo no solo destruye familias y apaga vidas, sino que también tiene un alto económico para el país.

Según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la violencia intrafamiliar le cuesta al país el 4 por ciento del PIB al año.

En 2018 el PIB en Colombia fue de 976 billones de pesos, lo que indica que, según el estudio del BID, la violencia intrafamiliar al país le costó en ese periodo cerca de 40 billones de pesos.

El congresista anunció que para noviembre citará a un debate de control político en el Congreso en el que no sólo pedirá explicaciones a las autoridades, sino que presentará propuestas de solución ante un flagelo que avergüenza.

Fiscalía citó a víctima después de su asesinato

Jhor Jhany Esquivel, de 28 años, fue citada a declarar ante la Fiscalía por un caso de violencia intrafamiliar 12 días después de que ya la habían asesinado.

La documentación para ampliar la denuncia que interpuso contra su expareja llegó el 16 de abril de 2018 y su muerte se dio el 4 abril de ese mismo año.

La mujer murió en un centro asistencial luego de que su expareja, Kevin Anderson Rosero, le disparó en repetidas ocasiones dentro de un vehículo en el barrio Torres de Comfandi, en el norte de Cali. El hombre posteriormente se suicidó.

El hecho fue revelado inicialmente por sus familiares mediante redes sociales. “Señores Fiscalía General, es el colmo de la negligencia. Esta comunicación llegó hoy citando a mi hermanita a entrevista dentro de su caso. Permítanme informarles que ella fue asesinada por su expareja el 4 de abril. No se burlen de nuestro dolor”, escribió Natalie García, hermana de la víctima en su perfil de Twitter.

Sus familiares denunciaron que la muerte de Jhor Jhany se debió a fallas en la ruta de atención, pues ella había denunciado el maltrato pero no se le protegió.

La única ayuda que recibió la víctima, tras poner en conocimiento de las autoridades las agresiones que venía sufriendo, fue un traslado a una vivienda donde estuvo aislada.

Durante una semana, relataron sus familiares, Jhor Jhany estuvo incomunicada, pero sin poder ver a sus hijos.

La mujer había instaurado la denuncia ante la Fiscalía el 26 de febrero de 2018 y durante más de un mes estuvo esperando la citación de ampliación de la denuncia o que citaran al agresor.

Solo hasta el 16 de abril de 2018 llegó la esperada citación, pero ya era tarde.
Ella había muerto a manos de su excompañero varios días antes.

“Ella denunció, ella pidió ayuda, se sometió a todo el proceso”, expresó su hermana aún indignada por la lentitud de las autoridades, pocos días después del asesinato de Jhor Jhany.

JAVIER FORERO ORTIZ
Redacción Política
gerfor@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.