Así fueron las siete horas de la inédita cita de Uribe, Petro y Cepeda

Así fueron las siete horas de la inédita cita de Uribe, Petro y Cepeda

También estuvo la Farc. Se dio en un intento por salvar juzgamiento especial de militares en la JEP.

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva.

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva.

Foto:

Archivo particular

Por: Política
31 de octubre 2018 , 07:15 a.m.

En un hecho inédito, el expresidente Álvaro Uribe aceptó este martes reunirse, de manera privada, con varios de sus más enconados contradictores: el excandidato presidencial Gustavo Petro, el senador Iván Cepeda y los congresistas del partido Farc, lo cual se dio en un intento por salvar la sala especial para el juzgamiento de los militares, en la justicia de paz.

El hecho tiene un enorme significado político tomando en cuenta que en el pasado Uribe y sus interlocutores del martes han sostenido acalorados enfrentamiento en diferentes escenarios.

Petro fue el candidato presidencial que le pisó los talones al presidente Iván Duque –impulsado por Uribe– en su camino a la Casa de Nariño y hace apenas dos días protagonizó un nuevo rifirrafe con el exmandatario por cuenta de las supuestas relaciones de algunos uribistas con el narcotráfico, en la década del ochenta.

Cepeda ha sido uno de los más duros enemigos que ha tenido Uribe en su vida pública. Cuando el expresidente regresó al Congreso, Cepeda impulsó un debate de control político en el que reiteró varios señalamientos contra el exmandatario y sus presuntas relaciones con grupos paramilitares, en el pasado.

Actualmente, sostienen un pulso en la Corte Suprema de Justicia por las mutuas acusaciones de manipular testigos y sus posturas antagónicas sobre el proceso de paz con las Farc los ha llevado a protagonizar más de un enfrentamiento en el Congreso, algunos de ellos subidos de tono.

Y los congresistas del partido Farc representan al grupo guerrillero que ha sido rechazado tajantemente por Uribe y mencionado de haber estado detrás del asesinato de su padre, Alberto Uribe, en junio de 1983.

Pese a estas diferencias, el juzgamiento diferenciado para los militares señalados de delitos atroces en medio del conflicto acercó a Uribe con algunos de sus más aguerridos opositores políticos.

El hecho que obró el milagro fue una propuesta de varios senadores de la Comisión Primera del Senado, donde se tramita la creación de esta nueva instancia en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), entre los que estuvieron Luis Fernando Velasco, liberal, e Iván Name, de los ‘verdes’.

La propuesta se dio luego de que el proyecto de reforma constitucional que habilita la sala especial para el procesamiento de los uniformados estuviera a punto de hundirse este martes en esta célula legislativa y solamente la presencia del expresidente y jefe máximo del Centro Democrático lograra salvarlo, por el momento.

La iniciativa ha tenido el rechazo de varios senadores que defienden la integridad del acuerdo alcanzado con las Farc, algunos de los cuales participaron de la reunión extraordinaria entre los partidos políticos para buscar una fórmula que asegure garantías para los uniformados en su juzgamiento, pero sin modificar lo pactado en La Habana.

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva

Sectores políticos opuestos buscan consenso para que la iniciativa sobreviva

Foto:

Archivo particular

El encuentro

La inédita reunión de este martes duró más de siete horas: comenzó hacia las 11:30 de la mañana y concluyó pasadas las 7:00 de la noche. Tuvo como escenario el despacho privado del presidente del Congreso, Ernesto Macías, y, en una segunda parte, un salón social que existe al lado de esa oficina.

EL TIEMPO supo que comenzó con la exposición de posiciones de Uribe, Petro y el senador por ‘la U’ Roy Barreras, entre otros congresistas. El encargado de otorgar la palabra fue el vicepresidente de la Comisión Primera de Senado, Temístocles Ortega. Luego de esto comenzó el contrapunteo entre varios de los presentes para buscar salidas jurídicas que dejaran satisfechos a todos.

En la reunión también participaron los senadores Angélica Lozano y Antonio Sanguino (‘verdes’); Paloma Valencia, María Fernanda Cabal y Santiago Valencia (Centro Democrático); Rodrigo Lara y Germán Varón (Cambio Radical); Fabio Amín (liberal), y Alexánder López (Polo). También estuvieron algunos representantes a la Cámara como Juanita Goebertus, de los ‘verdes’.

Por los lados del partido Farc estuvieron Sandra Ramírez, Pablo Catatumbo, Carlos Antonio Lozada y Victoria Sandino, quien tomo parte de la vocería del nuevo movimiento político en la reunión con Uribe.

La exguerrillera manifestó la preocupación de sus compañeros por la posible modificación que podría darse del acuerdo con la inclusión de una sala especial y exclusiva para el procesamiento de los militares, lo cual no habría estado en lo pactado en La Habana.

En varios momentos del encuentro y de manera pública, según algunos de los presentes, Uribe habló directamente con Petro y con Cepeda, siempre con tono respetuoso. Y ellos dos interlocutaron con el expresidente en la misma tónica. No hubo alusiones personales ni pullas entre los contradictores políticos.

La segunda parte de la reunión se llevó a cabo entre los miembros de la Comisión Primera del Senado y el propio Uribe y a ella, poco a poco, se fueron integrando el resto de congresistas.

Pese a la cordialidad y la extensión de la cita, al final de las más de siete horas de reunión no hubo un acuerdo y varias propuestas quedaron planteadas sobre la mesa, entre ellas la incorporación de algunos magistrados para que se dediquen exclusivamente a procesar a los militares.

El senador Velasco, uno de los artífices del encuentro entre Uribe y sus opositores políticos, afirmó al final de la cita que Colombia “necesita despolarizarse” y construir puentes. “En este país necesitamos más bomberos y menos pirómanos”, aseguró el congresista liberal.

“Entendimos que había un momento político interesante para intentar hacer un acuerdo político que nos acercara. Hemos trabajado en una reunión inédita, con presencia de líderes políticos como el director de Centro Democrático y de otros partidos, de la oposición y de los senadores de Farc. Estamos explorando un acuerdo”, afirmó el congresista.

El senador caucano destacó que “la gran noticia es que los colombianos, a pesar de nuestras diferencias, podamos sentarnos, mirarnos a la cara y buscar acuerdos”.

Lozada, uno de los senadores del partido de la exguerrilla, aseguró que “por primera vez” los “máximos dirigentes del Centro Democrático aceptan sentarse a conversar” sobre la justicia para la paz, lo cual “tiene implícito un reconocimiento” de este esquema de juzgamiento de los excombatientes. “Expresamos nuestra disposición a seguir con estas reuniones”, dijo.

“Ojalá esto se pudiera aprobar”, manifestó el expresidente Uribe refiriéndose a la posibilidad de crear la sala para los militares en la JEP. “No sé, es difícil, estamos en la pelea”, agregó.

Sin embargo, el Congreso siempre recordará el día en que Uribe aceptó reunirse con sus grandes opositores políticos, en privado, y todos jalaron para el mismo lado: la protección de las garantías para el juzgamiento de los militares, pero sin afectar el acuerdo de paz.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.