Secciones
Síguenos en:
'La democracia colombiana es corrupta desde la raíz': Roy Barreras
Roy Barreras

El senador por 'la U' Roy Barreras, quien dijo que su partido atraviesa una crisis, como la que tienen todas las colectividades.

Foto:

Abel Cárdenas

'La democracia colombiana es corrupta desde la raíz': Roy Barreras

Senador de 'la U' criticó duramente a Germán Vargas Lleras y a su partido, Cambio Radical.

El senador por el partido de 'la U' Roy Barreras les cantó la tabla a varios sectores políticos. En esta entrevista con EL TIEMPO criticó al Gobierno y le lanzó duras pullas a Germán Vargas Lleras, de quien dijo que era "un error".

Barreras, quien ha sido una de las voces críticas en el Congreso de las decisiones oficiales, reafirmó que no le interesa estar en un gobierno que, al igual que el Titanic, está cada vez más cerca del hundimiento.

¿Qué opina del nombramiento de Ángel Custodio Cabrera, reconocido por la mayoría de ‘la U’, en el Gobierno Nacional?

Nombraron a Ángel Custodio Cabrera en el Ministerio de Trabajo, amigo del presidente Duque y quien está en ese gobierno desde el primer día. Él ya era funcionario del Ejecutivo. No fue consultado con el partido de ‘la U’, no lo representa y no sé si tenga el respaldo de las mayorías.

¿Es decir que, según usted, él no tendría el respaldo de las mayorías de ‘la U’?

No, lo que digo es que no sé si las tenga. El presidente Duque necesita ahí a alguien que sea heroico, como el capitán que trajo los enfermos del coronavirus. Se necesita a alguien heroico que se le meta a la reforma pensional y laboral y que se suicide subiéndose, además, al Titanic, como lo hicieron en 1912 unas personas que hicieron filas para ello. En este caso se quieren subir al Titanic, a un gobierno que se está hundiendo, que tiene la más baja popularidad de la historia. Nosotros nos vamos a oponer a esas reformas que pretender golpear a los trabajadores y pensionados de Colombia.

En concreto, ¿qué es lo que no le gusta del Gobierno Nacional?

Pues que no ha empezado y lleva año y medio. Sería bueno que arrancara porque hay desgobierno. Y, para ser concreto, en algo que gobierna su prioridad, como han visto los colombianos, es en desmontar el acuerdo de paz, que no era solamente un pacto para desmontar a la guerrilla más antigua de América Latina, cosa que ya era histórica, sino que es un acuerdo para permitir que nazca una nueva sociedad y una nueva Colombia.

¿Le reconoce algo bueno al Gobierno?

Hay excepciones. Hay un muy buen funcionario. Hay que reconocer también lo bueno, no se puede ser dogmático en esto, que es el consejero Emilio Archila que está haciendo una muy buena tarea, pero, por otro lado, el resto del Gobierno le pone palos en la rueda.

¿Qué opina de una eventual reforma política que se está hablando en algunos sectores?

Nosotros logramos que el gran enemigo, que eran las Farc, se desmontara. Dejaron las armas para entrar a una democracia que fuera más legítima. La democracia colombiana es corrupta desde la raíz, porque el sistema clientelar, ese que explicó Aida Merlano, es cierto.

¿Eso significa que usted le cree a Aida Merlano?

Es que eso ocurre en toda Colombia porque el sistema clientelar es la norma. Hay que cerrar las listas a esa penetración ilegal de la corrupción y de la mafia. Esa es la reforma política que está en el acuerdo y el Gobierno no la ha hecho.

Pero esa reforma política, en cumplimiento del acuerdo, se hundió en el Congreso en el 2017…

Gracias a Cambio Radical, al Partido Conservador y al Centro Democrático que viendo ya el advenimiento del nuevo gobierno de derecha se voltearon antes de que se posesionara el Presidente, y los otros se voltearon después.

¿Cree que el acuerdo de paz está a salvo en el Congreso tal y como están las mayorías actualmente?

Hemos dado una batalla por defender la paz. No vamos a permitir que la hagan trizas. Vamos a seguirla defendiendo. Ahora, con la abyección, perdón, con la adhesión de Germán Vargas Lleras al Gobierno es probable que tengan una ligeras y frágiles mayorías, porque Cambio Radical también está fracturado. Yo no sé si van a perseverar en la presentación de su senador estrella, Arturo Char, para la Presidencia del Congreso. Supongo que si no hubiesen capturado a Aida Merlano ella sería la fórmula vicepresidencial, pero, independientemente de que ahora tengan unas nuevas mayorías más frágiles la paz tiene quien la defienda en el Congreso y en la calle.

Yo no estoy en el Gobierno, no quiero estar en él, no me reconozco en esta administración, no estoy de acuerdo con Marta Lucía Ramírez que dice que aquí no se necesitan sociólogos, ni psicólogos, ni tampoco estoy de acuerdo con cada una de las metidas de pata que hacen todos los días, pero cuando hacen cosas bien hay que respaldarlas.

Ministro de Salud y Cambio Radical

Germán Vargas, jefe natural de Cambio Radical, con el nuevo ministro de Salud, Fernando Ruiz (izq.), reconocido por su partido. Los acompaña el representante a la Cámara Camilo Arango. 

Foto:

Prensa Cambio Radical

¿Qué piensa de la llegada de Cambio Radical y de Germán Vargas al Gobierno?

Vargas Lleras en eso no es original y hay que entenderlo. Él hizo un gran esfuerzo por entrar al Gobierno, pujó por ello. A algunos se les habrá olvidado, pero él era el vicepresidente de nuestro gobierno, del gobierno de la paz.

¿Pero él no se mantuvo un poco al margen del tema de paz?

¿Al margen de qué? Tenía medio gobierno, utilizó todo el poder que (el expresidente Juan Manuel) Santos le dio de buena fe, creyó en él. Vargas ejerció el gobierno que nosotros elegimos en favor de la paz y a la primera oportunidad comete el mismo error de hace años largos y es creer que él va a ser el heredero de Uribe, el candidato de la derecha y ahora vuelve a apostarle a eso subiéndose al Titanic. Creo que él tiene derecho a hundirse en el gobierno de más baja calificación en la historia.

¿Es decir que para usted es un error que Germán Vargas y Cambio Radical hayan ingresado al Gobierno?

Para mí Germán Vargas Lleras es un error.

Otro partido que enteró al Gobierno fue el suyo, el de ‘la U’. ¿Hay división en esa colectividad?

El partido de ‘la U’, que fundó el expresidente Santos, tiene el mérito de haber parado una guerra de cincuenta años. Lo que le pasa es exactamente lo mismo que les pasa a todos los partidos políticos hoy en Colombia: todos están en dificultades, con fisuras o con algún tipo de división comenzando por el partido de gobierno, el Centro Democrático, que está bastante partido, y por supuesto Cambio Radical con la pelea entre los Char y Vargas, en la que no se sabe finalmente quién ganará. El ‘verde’ también tiene decisiones por tomar frente a si Sergio Fajardo está adentro o no, de manera que eso no es extraño.

Inclusive el nuevo partido, de quienes dejaron las armas, el partido Farc, también ha tenido divisiones. Yo espero que el partido de ‘la U’ se afiance en su ideario y recupere su convicción histórica en defensa de la paz y de las libertades.

Hemos dado una batalla por defender la paz. No vamos a permitir que la hagan trizas. Vamos a seguirla defendiendo

¿Qué opina de las declaraciones de Aida Merlano?

Creo que no es un caso aislado. Hay que ser muy hipócrita en Colombia para decir que la señora Aida Merlano es la única culpable. El sistema político colombiano está basado en una relación clientelar, donde el elegido, concejal, diputado, el más encumbrado gobernador o senador, termina ofreciendo algo a cambio del voto y eso se llama clientelismo. Por eso estos clanes que menciona la señora Merlano no solamente tienen relación con la corrupción, sino con el narcotráfico y con el paramilitarismo. Pues el señor David Char, uno de ellos, está ya confesando ese tipo de vínculos, pero no es un caso aislado. Ahora, la señora Aida Merlano sin duda escapó a Venezuela y está hoy en manos de un tirano, porque Maduro es hoy un dictador, como todos, autoritario y atrabiliario.

Hay que ver cuánto ha sufrido allá la libertad de expresión, de prensa, los derechos humanos. Todos los dictadores cuando les cae una persona como Aida Merlano, sin duda, o la presionan o la amenazan o la sobornan. No tengo duda que ese es un testimonio orientado políticamente, lo que no quiere decir que la mayoría de lo que la señora diga sea mentira.

¿Cree que las menciones de ella ha hecho de Arturo Char, postulado para presidir el Congreso, afecten esa aspiración?

Las decisiones internas de esos partidos que están en el Gobierno son muy complejas. Yo vi en el pasado que Cambio Radical puso al frente de esas dignidades personas con un reconocimiento intelectual. No conozco, porque nadie la ha oído, la formación intelectual del senador Char, más allá de que es un hombre simpático como lo es su hermano Alejandro y todos ellos parecen ser muy simpáticos. Me parece que va haber muchas dificultades. Yo supongo que eso está fríamente calculado por el doctor Vargas Lleras.

¿Qué quiere decir con eso?

Que él impulsó la candidatura del joven Arturo Char para que lo molieran en la opinión pública y poder sacar de la manga un candidato más cercano a su ADN.

¿Qué podría ser quién?

Yo creo que la persona más cercana al ADN de Germán es Germán… Vargas-Varón.

¿Es decir que usted cree que el candidato de Vargas sería Germán Varón?

Así como ocurrió con el Ministerio de Salud, donde finalmente a quien impusieron fue al amigo, pero bueno, eso es un asunto de ellos, porque ese es un partido –todo el mundo lo sabe- en el que hay un mandato autoritario y en el que se sale de la fila le dan un coscorrón.

Escuche aquí el podcast

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.