Secciones
Síguenos en:
Así va el pulso político por la reforma tributaria
Iván Duque, Germán Vargas y César Gaviria

El presidente Iván Duque, el exvicepresidente Germán Vargas y el expresidente César Gaviria.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

partidos

Así va el pulso político por la reforma tributaria

El Gobierno, por un lado, y Germán Vargas y César Gaviria, por el otro, en medio de la polémica.

Hace tiempo el país no vivía un pulso político de las dimensiones y las implicaciones que el que se ve por estos días por el trámite de la reforma tributaria y que tiene como protagonistas al presidente Iván Duque, por un lado, y al expresidente César Gaviria y al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, por el otro.

Gaviria, quien también es el director del Partido Liberal, y Vargas Lleras, uno de los jefes naturales de Cambio Radical, han mostrado su resistencia total hacia la iniciativa presentada por el Gobierno Nacional y han criticado, extensa y severamente, varios puntos de la reforma.

(No se pierda: La foto de Vargas y Char en contra de la reforma tributaria)

Se trata, sin lugar a dudas, de dos de los jefes políticos más influyentes del país, y aunque diferentes sectores también se han opuesto al proyecto, las voces de Gaviria y Vargas Lleras son dos de las más respetadas en la clase política colombiana.

Se sabe que ellos dos han estado en constante comunicación telefónica para cambiar impresiones sobre los artículos del proyecto y que sus posiciones han sido adoptadas de manera coordinada. Hasta ahora no se conoce alguna reunión personal entre ellos, entre otras cosas porque Vargas Lleras lleva varias semanas en Estados Unidos en medio de un tratamiento de salud.

(No se pierda: El no de Gaviria y Vargas que tiene en aprietos a la tributaria)

De acuerdo a lo que ha manifestado el presidente Duque, se podría decir que hay dos razones fundamentales para el trámite de este proyecto de ley, especialmente en momentos en que el país comienza a recuperarse de la crisis económica que le generó la pandemia.

La primera es la necesidad de atender los elevados costos que ha generado esta emergencia sanitaria, y la segunda, mantener las ayudas sociales a las familias que más lo necesitan en medio de esta crisis.

Sobre la primera razón, el mandatario ha dicho que cuando la pandemia llegó, se aumentó la capacidad de endeudamiento y de gasto, ya que fue necesario destinar recursos para la salud y adquirir vacunas.

(Le sugerimos: Regulación de la hoja de coca avanzó en el Congreso)

Recursos para los más necesitados

Y en cuanto a la segunda motivación, el jefe de Estado ha hecho cuentas de los millones de familias de escasos recursos a las que se necesita seguir llegando con ayudas económicas y que, en este momento, están pasando una situación crítica por cuenta de la crisis.

“Esos programas nacieron dentro de esta pandemia, y la pandemia requiere, hoy más que nunca, que estos programas sociales se mantengan, porque seguimos viendo la amenaza que tiene el covid”, ha dicho el Presidente.

La discusión se tiene que abordar constructivamente en el Congreso de la República

El jefe de Estado también ha justificado la necesidad de este proyecto en el futuro económico del país y ha manifestado que “esto se hace, no porque estemos haciendo reformas para el gobierno Duque, sino para la Nación, para las nuevas generaciones”.

“La idea es actuar con responsabilidad y dejarle a mi sucesor o sucesora unas finanzas públicas que estén saneadas, unos programas sociales dinámicos, porque lo más seguro es que el mundo siga viviendo con el covid-19 aún después del año 2022. Hasta que todo el planeta no esté vacunado nadie puede cantar victoria”, ha dicho Duque.

(En otras noticias: ‘Piedad Córdoba está mintiendo’, la dura frase de Carlos A. Lozada)

Sin embargo, sus intenciones parecen estrellarse contra las posiciones de Gaviria y de Vargas Lleras, los cuales se han declarado enemigos radicales de esta reforma tributaria.

Las razones

Gaviria, quien además de expresidente es economista y fue ministro de Hacienda del expresidente liberal Virgilio Barco (1986-1990), ha dado sus razones.

Días antes de que el Ministerio de Hacienda radicara la iniciativa en la Cámara de Representantes, Gaviria arremetió con dureza contra ella. Afirmó que este proyecto “va a acabar con la economía colombiana” y aseguró que los liberales “somos gente seria fiscalmente”, pero que esta reforma “es absolutamente dañina”.

“La operación ‘mermelada’ que hay hoy es gigantesca, como no la ha habido nunca”, dijo en los últimos días, y agregó que “el tema no es cómo deberíamos hacer una reforma tributaria, el tema es que no la debemos hacer, que es un gran error”.

(En otras noticias: Movimiento de Jorge Enrique Robledo podrá avalar candidatos en 2022)

Y el exvicepresidente Germán Vargas, también crítico de la iniciativa, ha dicho en sus columnas de EL TIEMPO que la reforma presentada por el Ejecutivo es “confiscatoria, discriminatoria e inconveniente” en el momento que viven los colombianos y ha señalado algunos artículos que considera nocivos para la economía.

“Es este momento en que el país está postrado por el covid, cuando los partidos políticos deben salir a precisar sus responsabilidades frente a esta reforma y de cara a las próximas elecciones, atajando esta iniciativa que no ha dejado títere con cabeza”, escribió en una de sus notas.

En medio de estas tensiones se produjeron dos hechos relevantes que no se sabe hasta dónde impacten este pulso: la conversación del expresidente y jefe máximo del Centro Democrático, Álvaro Uribe, con Gaviria, y la foto de Vargas con el presidente del Congreso, Arturo Char, con el letrero: "no tributaria".

El jefe natural de Cambio Radical Germán Vargas y el presidente del Congreso Arturo Char.

Foto:

Archivo particular

(Le sugerimos: Dilian Francisca lanzó libro y sigue recorriendo el país)

La unión de Gaviria y de Vargas Lleras les ha recordar a muchos lo que sucedió con las objeciones que el presidente Duque presentó a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), ante el Congreso, y en las cuales el Gobierno fue derrotado.

En ese momento, marzo de 2019, los dos líderes políticos también coincidieron en criticar al Gobierno Nacional por objetar algunos puntos que ya habían sido debatidos y aprobados en el Congreso y revisados por la Corte Constitucional, tal y como se dispuso para la implementación del acuerdo de paz alcanzado con las Farc.

Sus posiciones fueron un factor determinante para que los partidos políticos aliados del Ejecutivo no lograran las mayorías necesarias para oponerse a esta norma y que el Gobierno fuera derrotado en el Congreso y tuviera que sancionar la ley, la cual días después entró en vigencia.

Acompañar la reforma

En este caso, sin embargo, lo que dicen algunos varios congresistas de los partidos Liberal y Cambio Radical es que sus colectividades deberían acompañar el proyecto, aunque con varias modificaciones a lo que presentó originalmente el Ministerio de Hacienda y que ha causado el rechazo de gran parte de los sectores políticos y de la opinión pública.

Por el lado de los liberales, algunos legisladores dicen que el partido debe ser parte de la construcción de la iniciativa y que, como es apenas natural, hay que cambiar varios artículos que ha causado resistencia entre varios sectores políticos. La bancada de esta colectividad tendrá una reunión clave el próximo martes en la que se fijará una posición oficial.

En el trasfondo de este pulso, según algunos observadores, estaría el estilo diferente que ha impulsado el presidente Duque en su administración y que se aleja de lo practicado por algunos de sus antecesores.

En presidencias anteriores, la relación de los gobiernos con los partidos políticos, a nivel institucional, era uno de los principales elementos para la gobernabilidad y la participación de las colectividades en las administraciones eran uno de los soportes para contar con su apoyo.

No obstante, Duque ha impulsado un estilo diferente, que promueve la libre deliberación de los partidos políticos lo que, para algunos analistas, podría dejarle un lado flaco: perder el apoyo de los grandes jefes de la política para proyectos tan importantes como el que actualmente se debate en el Congreso y en la opinión pública.

En otras noticias de política

¿Qué significa que el movimiento de Robledo vaya a dar avales en 2022?

Los mensajes entre las Farc que probarían autoría del crimen de Gómez

Trabajo en casa: estos serán sus derechos y sus deberes

POLÍTICA

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.