'Contraloría podrá advertir cuándo algo no esté haciéndose bien'

'Contraloría podrá advertir cuándo algo no esté haciéndose bien'

Roy Barreras, coordinador ponente del proyecto que modifica la Contraloría, explicó sus avances.

Contraloría General

La sede de la Contraloría General de la República, ente que contará con nuevas atribuciones con el acto legislativo aprobado este miércoles.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda y Carlos Ortega / ELTIEMPO

Por: Política
12 de septiembre 2019 , 03:42 p.m.

El país comenzará en las próximas semanas una especie de revolcón en el control fiscal con la aprobación de la reforma constitucional que espera cambiarle la cara a la Contraloría General de la República.

El coordinador de ponentes del proyecto de acto legislativo, el senador por 'la U' Roy Barreras, le explicó a EL TIEMPO la utilidad de varios de los artículos aprobados por el Senado en último debate, entre los cuales sobresale la facultad preventiva para el ente de control fiscal.

¿Cómo quedó el proyecto que le da este vuelvo al control fiscal en Colombia?
El balance mío es francamente positivo por cuenta de que el núcleo de la reforma logró aprobarse y es el que determina el control preventivo, el acompañamiento del control de advertencia para prevenir la corrupción, el desangre antes de que ocurra. Es mejor evitar el desangre que llegar a ser la autopsia al paciente, que es lo que hace la Contraloría: aparece después en el control posterior, cuando ya se robaron la plata. Con esta reforma podría acompañar los procesos para advertir cuándo algo no esté haciéndose bien y para evitar que la corrupción tenga cabida o éxito. Son instrumentos de prevención. En todos los casos la prevención es mejor que curar. Y también lo es en el caso del control fiscal.

¿Hay algo que no lo haya dejado satisfecho?
Que a pesar de que algunos intentamos dar un gran salto de la liberación del control fiscal de las manguadas políticas regionales -me refiero al origen político de los controlares territoriales-, ese artículo fue rechazado y, en la práctica, las contralorías territoriales quedaron tal y como están hoy: las mismas coaliciones que eligen al alcalde o al gobernador deciden quién es el contralor, que es una ficha política de la misma coalición. Eso es el ratón cuidando el queso y es el origen de esa manguala. Queríamos cambiarlo dándole autonomía e independencia al origen de esos contralores, por lo menos a través de un concurso de méritos, que no fue aprobado, que se rechazó, y que dejó en manos de los mismos diputados y concejales la elección de esos servidores que en la práctica no controlan nada.

¿Qué diferencia hay entre el control previo de la Contraloría que había antes y la facultad preventiva que se aprobó en el Senado?
Una fundamental y es que este control preventivo no implica coadministración, es decir que la Contraloría no puede incidir en la decisiones del ejecutor del gasto, no puede atravesarse en las decisiones el alcalde, del gobernador o del ministro, que tienen la responsabilidad de ejecutar el gasto. Lo único que puede y debe hacer es advertir si algo no va bien y acompañar el proceso para señalar de manera preventiva lo que puede ir mal. Esa es la gran diferencia. El control previo, anterior a la Constitución de 1991, implicaba un peaje, una especie de visto bueno, de requisito previo para poder avanzar, que terminó siendo el gran foco de corrupción y el desastre y llevó a cuatro a cinco contralores nacionales presos por el abuso de ese instrumento.

Roy Barreras

Roy Barreras, senador de 'la U'

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

¿Qué atribuciones concretas para la Contraloría, en cuanto al control preventivo, se aprobaron en este proyecto?
Hay atribuciones concretas, como aquellas que permite que los hallazgos fiscales de las pesquisas de la Contraloría puedan usarse como material probatorio en los procesos penales. Fíjese el absurdo: la Contraloría no solo llegaba tarde, después de que está muerto del paciente, a hacer la autopsia, sino que además su material probatorio no podía convertirse en prueba y la dilación en los procesos hacía ineficaz la lucha contra la corrupción. La Fiscalía tenía que volver a empezar a levantar su propio material probatorio. Ahora los hallazgos fiscales serán material probatoria para las investigaciones penales. Ese también es un aporte novedoso que no se ha resaltado suficientemente.

¿Es decir que, por ejemplo, casos de corrupción los de Odebrecht o el ‘cartel de la toga’ se podrían indagar preventivamente?
Así es, pero además podrá acompañar al ejecutor del gasto para advertir que no lo está haciendo bien o que el proceso licitatorio tiene fallas o que los diseños estructurales son inadecuados o que en la ejecución ya de la obra el contratista está atrasado frente a los anticipos o los pagos que se le hayan dado. La modernización de la Contraloría le permitirá tener funcionarios expertos y tecnología para poder hacer, por ejemplo, a través de GPS, en tiempo real y de manera satelital, la revisión de un puente que se esté haciendo y decir ‘a este contratista le han dado ya el 50 por ciento de la obra y no va solo en el 10 por ciento de la ejecución. Eso es lo que puede hacer ahora con control preventivo. Sin esta reforma lo que antes ocurría es que llegaba después de que se caía el puente a averiguar por qué se cayó.

¿Dentro de este control preventivo la Contraloría podría imponer algún tipo de sanción o solo puede informar para que las sanciones las pongan otras autoridades?
Ya la Contraloría, al igual que la Procuraduría, tiene la capacidad para suspender funcionarios que a su juicio representan un riesgo en su permanencia en el cargo y, por supuesto, puede haber una suspensión provisional de los funcionarios.

La Contraloría no solo llegaba tarde, después de que está muerto del paciente, a hacer la autopsia, sino que además su material probatorio no podía convertirse en prueba

¿Por qué no se pudieron eliminar las contralorías departamentales y municipales?
Las contralorías territoriales no sirven para nada. Las cifras lo demuestran. Sólo recauda el 0.2 por ciento de lo que auditan, o sea que nada. Da lo mismo que estén cerradas o abiertas. La razón de esa ineficacia y de tener los ojos ciegos frente a la corrupción local y nacional se debe a su origen político, no porque tengan origen popular, sino porque las eligen las mismas estructuras que eligen al alcalde o al gobernador que va a ser vigilado. Intentamos de varias maneras que ese contralor territorial fuera autónomo, independiente. Primero buscamos que desaparecieran esas contralorías territoriales y fueran delegadas, como ocurre con la Fiscalía. Esa propuesta fue rechazada este miércoles por la plenaria del Senado. Luego intentamos que, al menos, hubiera un concurso de méritos nacional, único y simultáneo para que los mejores colombianos se ganen ese concurso y vayan a ejercer ese control, sin deberle el puesto a los diputados y a los concejales. También fuimos derrotados por una mayoría. Se impuso una propuesta del Partido Conservador que deja las cosas como están, es decir los mismos concejales y diputados serán los que eligen a los contralores, no a través de concurso de mérito, sino de una convocatoria pública que hacen ellos mismos, de manera que aquí nada cambio.

¿Cuál es la razón para que estos entes no hayan logrado ser eliminados, como se ha propuesto tantas veces?
Le pongo tres ejemplos: no se ha logrado aprobar la reforma de las contralorías territoriales, tampoco la de las CAR ni se ha logrado hacer la reforma política que imponga la lista cerrada. En los tres casos ha sido imposible luchar contra unas mayorías clientelistas, cuyo origen del poder es el sistema clientelar de compra y venta de votos a cambio de dar puestos, hojas de vida o contratos. No ha habido la voluntad de entender que la política hay que hacerla con ideas, con argumentos, movilizando opinión pública y no una masa de vendedores de votos y de voluntades.

¿Qué otros aspectos claves se aprobaron en este proyecto?
Hay unas cosas que no son ni buenas ni malas, sino feas, porque no deberían estar en la Constitución. Una de ellas es la creación de una comisión accidental de seguimiento de congresistas para que se cumpla se con la reforma. Eso se puede hacer sin necesidad de ponerlo en la Constitución. Lo otro que se aprobó el periodo del auditor general se aumentó de dos a cuatro años. Esto se aplicará para el nuevo auditor que eligen las cortes. Como se negaron a eliminar las contralorías territoriales alguien tiene que vigilar y calificar.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.