Las horas cuando se salvaron contralorías territoriales, en el Senado

Las horas cuando se salvaron contralorías territoriales, en el Senado

La plenaria vivió una intenso debate sobre el fin de estos entes de control fiscal en las regiones.

Debate sobre proyecto de la Contraloría

La plenaria del Senado no alcanzó las mayorías necesarias para eliminar las contralorías departamentales y municipales.

Foto:

@CGR_Colombia

Por: Juan Francisco Valbuena G.
12 de septiembre 2019 , 05:43 p.m.

Una vez más y como ha sucedido en varias oportunidades en el Congreso, las contralorías departamentales y municipales lograron superar un nuevo envión de varios partidos políticos para eliminarlas y salieron airosas.

Esta vez sucedió en medio del último debate al proyecto de acto legislativo que le dio más 'dientes' a la Contraloría General de la República, la cual, con lo aprobado este miércoles en la noche, tendrá la facultad de prevenir el robo de los recursos públicos.

La iniciativa, cuyo último debate se tramitó en la plenaria del Senado, fue aprovechada para presentar una nueva propuesta para eliminar las contralorías territoriales, y trasladar sus funciones a la Contraloría General de la República.

Estos entes de control fiscal territorial son elegidos por los concejos y las asambleas y congresistas como Roy Barreras sostienen que hay "manguales políticas" para la escogencia de estos servidores, lo que, a juicio de observadores, provoca que sean focos de corrupción.

La propuesta para eliminarlas esta vez fue presentada por más de treinta senadores, entre los cuales se destacaron voces tan disimiles ideológicamente como la del expresidente Álvaro Uribe (Centro Democrático), la de Rodrigo Lara (Cambio Radical) y la de Gustavo Bolívar (Lista de la Decencia).

​"Aquí no se están eliminando controles", afirmó el expresidente Uribe al defender la propuesta y agregó que esas contralorías territoriales, "sumando la de Bogotá y la Auditoría, valen 600.000 millones" de pesos. "Cuánto mejor esos 600.000 millones en educación y en salud", dijo Uribe.

"En la concepción del Estado también hay que ver cuáles son los controles eficientes y cuáles son las prioridades", aseveró Uribe.

El senador Gustavo Bolívar, petrista, afirmó que "la gente que está vigilando nuestros recursos públicos no ha sido eficiente" y citó un artículo de prensa que decía que los contralores territoriales usualmente tenían algún congresista tras de sí.

"El erario pesa 100 kilos de queso y podemos poner a cuidarlos a 5.000 ratones o a 100. Igual se lo van a robar todo, solamente que los 5.000 ratones nos cuestan 500.000 millones de pesos más y los 50 un poquito menos, pero de que se lo roban todo, se lo roban todo, mientras no trabajemos en el ser humano", afirmó Bolívar.

Los que las defienden

Pese a estas y otras voces, hubo algunas más que defendieron con ahínco la permanencia de la contralorías en los departamentos y en los municipios y que, al final, lograron imponerse sobre el resto de sus colegas.

​Una de ellas fue la del senador y exministro de Justicia Jorge Eduardo Londoño, quien afirmó, incluso, que "con esta reforma les está dando mucho poder al Contralor".

"Será que desde Bogotá vamos a ser más eficientes para controlar los municipios, las veredas o las inspecciones... Eso es una falacia", afirmó Londoño.

Contraloría General

La idea de la propuesta era eliminar las contralorías territoriales y trasladar sus funciones a la Contraloría General de la República.

Foto:

Édmer Tovar / EL TIEMPO

Uno de los argumentos que más se escuchó en la plenaria del Senado en la noche del miércoles fue que los actos de corrupción que se cometen en estas entes de control fiscal regional son culpa de los servidores públicos que se eligen en ellos, no de las instituciones como tal.

​En este sentido, el senador por 'la U' Juan Felipe Lemus dijo que “quienes cometen los actos de corrupción son las personas, no las instituciones”.

Agregó que el argumento de la “corrupción” no puede ser suficiente para eliminar las contralorías territoriales y dijo que eso sería como si algún congresista “incurre en un acto de corrupción” y se propusiera “eliminar el Congreso”.

Lo primero es que está claro que las contralorías territoriales no sirven para nada. Las cifras lo demuestran, sólo recauda el 0.2% de lo que auditanm o sea que nada

Luego de escuchar posiciones en pro y en contra del fin de estas instancias se habló de que permanecieran, pero que sus titulares fueran elegidos mediante un concurso de méritos, en el que podría haber participación de la academia y de distintos sectores. Sin embargo, esta propuesta no tuvo mucha fuerza.

En ese momento fue que comenzó a abrirse paso la idea que finalmente se impuso y que fue presentada por el Partido Conservador y senadores de otras colectividades, según la cual los contralores departamentales y municipales seguirán siendo elegidos por asambleas y concejos luego de una convocatoria pública.

Varios congresistas que la propusieron la explicaron más ampliamente, pero la intervención que al parecer selló el apoyo mayoritario de la plenaria fue la del liberal Fabio Amín, quien le respondió personalmente al coordinador ponente del proyecto, Roy Barreras, los argumentos en contra de las contralorías territoriales.

El punto central que Amín defendió con vehemencia fue la existencia de una convocatoria pública para la elección de estos servidores y dijo que "no queremos que quede en manos de los concejos y las asambleas", sino del mismo Contralor General.

"Esa sería una convocatoria pública nacional, para proveer a los contralores de los departamentos y de los municipios contratada por la Contraloría General y que permita que, de una lista de elegibles, las corporaciones locales puedan elegir mediante una democracia", afirmó el congresista costeño.

Fabio Amín, senador por el Partido Liberal

Fabio Amín, senador por el Partido Liberal, protagonista en el debate sobre las contralorías territoriales.

Foto:

Héctor Fabio Zamora. EL TIEMPO

Amín se fue entusiasmando en su discurso y subiendo el tono de la voz para defender a los concejales y diputados de las asambleas, los encargados de elegir a los contralores territoriales.

"Aquí venimos a pontificar de senadores, pero ningún cura se acuerda cuando fue sacristán. Aquí muchos fueron diputados, concejales y hoy señalan con el dedo inquisidor como si ellos fueran los corruptos, los que nos ayudan a llegar a este escenario de poder", afirmó antes de ser felicitado por senadores como el conservador Juan Samy Merheg.

El discurso vehemente de Amín parece haber convenido a las mayorías de la plenaria, las cuales aprobaron la propuesta de los conservadores y otros partidos con 55 votos por el sí y 16 por el no.

Los votos en contra de la propuesta hacen pensar que la propuesta de eliminarla, a pesar de haber sido firmada por más de treinta senadores, se fue diluyendo y que varios congresistas fueron seducidos por los argumentos de sus colegas.

Así las cosas, las contralorías territoriales lograron salvarse nuevamente y habrá que ver si la convocatoria pública que se aprobó logra que estos servidores, como lo han advertido varios sectores políticos, logran desprenderse de las maquinarias partidistas.

JUAN FRANCISCO VALBUENA G.
REDACCIÓN POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.