Secciones
Síguenos en:
¿Por qué los partidos no le caminan a la Constituyente uribista?
AUTOPLAY
Arriba Bogotá 6 de agosto
Corte Constitucional

Carlos Ortega. EL TIEMPO

¿Por qué los partidos no le caminan a la Constituyente uribista?

Propuesta, que busca reformar la justicia, se estrelló contra el escepticismo de sectores políticos.

Poco ambiente entre los sectores políticos encontró este miércoles la propuesta del Centro Democrático de convocar una Asamblea Nacional Constituyente para reformar, de fondo, la justicia en Colombia. (Lea también: Constituyente: propuesta en la que han coincidido Petro y el uribismo)

No solamente varios partidos políticos manifestaron su desacuerdo con la idea, sino que el presidente Iván Duque pareció marcar distancia de ella. “Un proceso constituyente es importante, involucra al constituyente primario (el pueblo), pero es muy largo”, afirmó el mandatario.

Una Constituyente es un mecanismo para reformar la Constitución o elaborar una nueva. Está previsto en la Carta Política de 1991, pero para llegar a ella se deben cumplir diferentes pasos, entre ellos, la aprobación de una ley en el Congreso y una votación en la que el pueblo decide si se convoca o no.

La posibilidad de acudir a esta vía para reformar la justicia fue planteada, nuevamente, por la bancada uribista el pasado martes, horas después de que se conociera la detención domiciliaria contra el expresidente Álvaro Uribe, jefe máximo del Centro Democrático. (Además: ¿Duque se desmarca de constituyente propuesta por Centro Democrático?)

Aunque el propósito quedó consignado en un comunicado que suscribieron los senadores uribistas, la senadora Paloma Valencia ahondó en su explicación.

De acuerdo con la congresista, “Colombia no puede seguir con una justicia politizada, cuyos ojos están abiertos para ver a quién le aplican la ley y cómo”.

“Hoy queremos proponerle al país una Constituyente donde podamos reformar toda la justicia, y que estas ideas que ha presentado este partido durante tantos años a Colombia se conviertan en una realidad: una sola corte única que permita unificación y claridad al sistema”, afirmó Valencia.

Lo primero que hay que decir es que esta no es una idea nueva. Una de las primeras en plantearla fue la exfiscal y exsenadora liberal Viviane Morales, en 2017. Algunos congresistas uribistas, como Ernesto Macías y Santiago Valencia, entre otros, la retomaron, pero sin éxito.

Este miércoles, Valencia advirtió que el Congreso “ha demostrado ser institucionalmente incapaz de darle al país una verdadera y seria reforma de la justicia” y que prueba de ellos son los “18 intentos” que, según él, ha habido para modificar la administración de la rama.

Escepticismo

Pese a esta realidad, la idea de acudir a una Constituyente para ello se estrelló este miércoles con el escepticismo de gran parte de la clase política, unos por razones políticas y otros por la situación que vive actualmente el país. Ni siquiera el presidente Duque pareció darle su apoyo decidido, pese a que provino de su partido: el Centro Democrático.

Duque afirmó que, aunque el Gobierno Nacional tiene entre sus propósitos impulsar una reforma de la justicia, una Constituyente para ello “es un proceso largo” y que la idea es “buscar el mecanismo más eficaz y más veloz”.

“Creo que aquí de lo que se trata es de reconocer que más allá de la coyuntura, el país necesita una reforma de la justicia y una reforma que le dé confianza al ciudadano”, afirmó el mandatario en diálogo con La FM.

La necesidad de una reforma de la justicia fue lo único en común que tuvieron diferentes sectores políticos, pero no mediante una Constituyente.

Para el senador liberal y expresidente del Congreso Luis Fernando Velasco la idea no es ni prudente ni factible ya que en este momento los ciudadanos “quieren saber cómo se va a atender la pandemia, como se va a atender al personal de salud” y “cómo se van a recuperar los empleos que se están perdiendo”.

“Una Constituyente surge después de un acuerdo nacional para transformar las instituciones. Hoy se puede hablar de todo menos de un acuerdo nacional. Hay demasiada polarización. Los problemas jurídicos arreglémoslos en instancias jurídicas, no tratemos de arreglarlos en instancias políticas”, afirmó Velasco.

En igual sentido se pronunció otro expresidente del Congreso, el senador por ‘la U’ Roy Barreras. “Reaccionar ante una decisión de la Corte Suprema legítima proponiendo acabar con las cortes en una Constituyente es un despropósito”, dijo Barreras.

Por los lados de Cambio Radical la idea tampoco parece haber pegado. El senador Richard Aguilar afirmó que una Constituyente para reformar la justicia “es el camino más tortuoso, engorroso y largo” y que “prácticamente se llevaría lo que queda de periodo de este gobierno”.

Y en el Partido Conservador, de la coalición de gobierno, el senador Juan Diego Gómez afirmó que luego de que “el Presidente planteó que no le parece conveniente”, lo que debe hacerse es “tomar la ruta que el Gobierno trace”, es decir el trámite por el Congreso.

En la oposición también hubo desacuerdo con la idea. En los ‘verdes’, por ejemplo, el excopresidente de la Constituyente de 1991 Antonio Navarro afirmó que “proponer, como lo hace el senador Uribe, una nueva Asamblea Constituyente como respuesta a la decisión tomada por la Corte Suprema” es tratar de usarla “para acabar a quien lo juzga”.

El senador por el Polo Iván Cepeda calificó la propuesta como “antidemocrática” e “inoportuna” y dijo que “el país tiene una situación muy grave por la pandemia y la crisis económica como para entrar en una discusión interminable sobre cómo eliminar el poder judicial”.

Desde el punto de vista jurídico, el expresidente de la Corte Suprema Jaime Arrubla, afirmó que no hay duda de la necesidad de reformar la justicia, pero advirtió que los actos legislativos han fracasado y que hace poco “la Corte Constitucional salió con un criterio que hace imposible toda reforma: el de la sustitución de la Constitución”.

Opiniones como esta refuerzan la urgencia de una reforma de la justicia, pero el camino es algo que todavía está por discutir.

Temas relacionados

Misión médica llega a El Ubérrimo para valorar a Uribe
Expresidente Álvaro Uribe es paciente asintomático de coronavirus
Lo que debe saber sobre la casa por cárcel para Álvaro Uribe

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.