Secciones
Síguenos en:
¿Quién es el senador al que le anularon su título de abogado?
Julián Bedoya Pulgarín

Julián Bedoya Pulgarín

Foto:

Archivo Particular

¿Quién es el senador al que le anularon su título de abogado?

La Universidad de Medellín anuló en primera instancia del senador Julián Bedoya Pulgarín.

El senador del Partido Liberal Julián Bedoya Pulgarín se ha acostumbrado en los últimos meses a acaparar los titulares de prensa, pero no necesariamente por algún proyecto de ley del que sea coautor o por liderar algún debate de control político al Gobierno sino por escándalos que comprometen su carrera.

El hecho más reciente se dio luego de que el Consejo de Facultad de Derecho de la Universidad de Medellín decidió en primera instancia anularle el título de abogado al hoy senador del Partido Liberal.

Según la institución, la matrícula de Bedoya no fue conforme al reglamento, motivo por el que todos los exámenes de suficiencia, especiales y preparatorios que presentó fueron anulados.

(Vea tambiénUniversidad anuló en primera instancia título de senador Julián Bedoya)

El alma máter agrega que entre el 2012 y el 2018 Bedoya Pulgarín no realizó trámite de matrícula ni pagó derecho de matrícula.

El hoy senador liberal tiene reconocimiento en el mundo político más por sus polémicas que por su actividad legislativa, pero antes de octubre del 2011 era una persona medianamente conocida en la política de Medellín, ciudad en la cual había intentado llegar al Concejo Municipal sin mayores logros. Para esa época se desempeñó como asesor del Concejo de la ciudad.

Fue a partir de ese año cuando su carrera se catapultó. Con el respaldo del líder político antioqueño Adolfo Palacio, Bedoya se lanzó como diputado a la asamblea de Antioquia en 2011 cuando consiguió 25.037 votos, la tercera votación más importante dentro de su partido en el departamento. Esto último le sirvió para que, junto con otras movidas políticas, llegara a la presidencia de la asamblea en 2012.

“Adolfo Palacio, su socio político para ese entonces, es ahijado político del cuestionado excongresista César Pérez García, quien luego de 20 años en la Cámara de Representantes y de una carrera política oscura, fue condenado en mayo de 2013 por la Corte Suprema de Justicia a 30 años de prisión, luego de comprobarse su responsabilidad en la masacre que cobró la vida de 43 personas y dejó heridas a 34 más, tras un ataque de paramilitares en el casco urbano de Segovia, Nordeste antioqueño, el 11 de noviembre de 19882”, recuerda Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Renciliación y analista político.

Pero también se hizo célebre debido a que en marzo de 2015, en una entrevista con Yamit Amad, Bedoya aseguró que era abogado

En marzo de 2013, un mes antes de que condenaran a Pérez, Bedoya renunció a su curul como diputado para lanzarse como candidato a la Cámara de Representantes.
Una vez en la Cámara de Representantes, Bedoya hizo parte de la Comisión de Investigación y Acusación, encargada de investigar a los altos dignatarios del país.

(Además: El duro panorama político para la reforma tributaria)

Como presidente de esa comisión, él mismo se asignó el proceso contra el exmagistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt por concusión, proceso que finalmente terminó en la Corte Suprema de Justicia. Este fue el proceso que le dio reconocimiento a nivel nacional.

Era la primera vez en tiempos recientes que el caso contra un magistrado avanzaba de tal manera en el Congreso. Y Bedoya era el representante investigador, es decir lideró la investigación.

Pero también se hizo célebre debido a que en marzo de 2015, en una entrevista con Yamit Amad, Bedoya aseguró que era abogado. Pero en siguientes entrevistas Bedoya cambió su versión a que solamente había cursado cinco años de Derecho, título que luego, en 2018, aseguró haber conseguido en la Universidad de Medellín.

Esto coincidió con la apertura de una investigación de la Procuraduría a Bedoya y a otros seis políticos por, presuntamente, haber orquestado nóminas paralelas en el Sena y utilizar la institución con fines electorales, durante su campaña al Senado, en 2018.

Posteriormente, la veeduría ciudadana Trabajen Vagos dio a conocer el listado de los 30 congresistas que más faltas tuvieron en las sesiones del Congreso en el período legislativo entre el año 2014 al 2018. En esta cuenta, Julián Bedoya Pulgarín se llevó el séptimo lugar con un 29 por ciento de ausentismo en su trabajo en el Congreso de la República

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.