Las estrategias de algunos congresistas para faltar a las sesiones

Las estrategias de algunos congresistas para faltar a las sesiones

EL TIEMPO analizó las actas de las plenarias este semestre y encontró algunas respuestas.

Cámara de Representantes - Congreso de la República

Imagen de la plenaria de la Cámara de Representantes.

Foto:

César Melgarejo. EL TIEMPO

Por: Javier Forero / Política
26 de agosto 2019 , 07:28 p.m.

En el importante debate sobre violencia sexual contra los niños que se llevó a cabo en la plenaria de la Cámara de Representantes el pasado miércoles apenas 16 congresistas se quedaron hasta el final de la discusión, de los 169 que conforman actualmente la corporación. Esta imagen de las sillas vacías ha sido frecuente en algunas sesiones. Sin embargo, llama la atención que en las actas oficiales de la secretaría de esa corporación solo están registrados con fallas dos representantes.

EL TIEMPO tuvo acceso a los registros de asistencia de las plenarias de la Cámara que se han llevado a cabo este semestre y encontró que muchos de los parlamentarios de la corporación encontraron dos estrategias para evitar ser reseñados como ausentistas: presentan excusa – médica o de tipo familiar o laboral – para no asistir a las sesiones o llegan hasta tres horas tarde a la sesión, ponen la huella y luego se ausentan.

Por ejemplo, según la secretaría de la Cámara a la sesión del pasado 13 de agosto, a excepción de Jesús Santrich – quien está prófugo de la justicia – , ningún congresista falló.

Sin embargo, en la votación que se realizó ese día, en la que se hizo la acusación al exmagistrado Leonidas Bustos, involucrado en el ‘cartel de la toga’, apenas aparece el voto de 127 representantes de los 169 de la corporación.

¿Dónde estaban los demás? Según las actas de secretaría otros ocho congresistas presentaron excusa, mientras que algunos llegaron dos y hasta tres horas tarde a la sesión.

Por ejemplo, el representante conservador Felipe Muñoz llegó a las 8:13 p. m. El registro para iniciar la sesión había iniciado a las 3:36 de la tarde. Es decir, tuvo un retraso de casi cinco horas. En el caso de este congresista, la secretaría de la Cámara sustentó en el acta que él se había registrado previamente de manera no electrónica, pero no especificó a qué hora.

¿Dónde estaban los demás? Según las actas de secretaría otros ocho congresistas presentaron excusa, mientras que varios llegaron dos y tres horas tarde a la sesión

Por su parte, el liberal Óscar Sánchez León, según el registro electrónico, llegó a las 6:13 p. m., es decir más de dos y horas y media después de empezar la sesión.

Caso similar fue el de la representante Margarita Restrepo, del Centro Democrático, quien se registró a las 6:03 p. m.

Mayor fue la demora del liberal Alejandro Vega, quien llegó a las 6:15 p. m. Más de dos horas y media después de iniciarse la discusión.

Ese día, la sesión finalizó a las 8:42 p. m., es decir que estos legisladores estuvieron menos de la mitad del tiempo de lo que duró la plenaria.

El vicepresidente de la Cámara, Óscar Villamizar, aclaró que una cosa es la hora a la cual se abre el registro de asistencia y otra es la hora en la que se inicia la discusión, por lo que los congresistas "van llegando y se van registrando hasta que se conforma el quórum para iniciar el debate y posteriormente la aprobación del orden del día".

Vea acá el registro de asistencia y actas del 13 de agosto

Algunos congresistas, en diálogo con EL TIEMPO, explicaron que también hay que tener en cuenta que los legisladores a veces tienen que presentar impedimentos para la discusión de algunos temas, lo que los obliga, por ley, a retirarse del recinto.
Sin embargo, en los registros de secretaría de esa sesión del 13 de agosto apenas figura un impedimento aprobado, el del representante Mauricio Parodi, de Cambio Radical.

La historia se repite

Este patrón se repite en otras sesiones de la plenaria. Por ejemplo, en la del 5 de agosto pasado presentaron excusa 14 representantes, mientras que 9 se tuvieron declarar impedidos (algo que es obligatorio por ley si hay un conflicto de intereses frente al tema que se esté discutiendo).

Sin embargo, nuevamente aparecen representantes con más de dos horas de tardanza para llegar al debate.  Uno de estos casos es el del representante Henry Correal, quien llegó a la sesión a las 5:24 p. m., cuando el registro se había abierto a las 3:21 p. m.

Vea aquí el acta de asistencia y el registro del cinco de agosto

Uno de los casos más recientes de posible inasistencia parlamentaria ocurrió el pasado miércoles, cuando se realizó un debate de control político sobre la violencia sexual contra menores.

Al final de la sesión sólo había 16 representantes, de los 169 que hay en la corporación.
Algunos de los que se mantuvieron hasta que se levantó la sesión fueron  Martha Villalba, ('la U'), Víctor Ortiz Joya (Liberal), Juan Carlos Lozada (Liberal), Carlos Ardila (Liberal), Jairo Reinaldo Cala (Farc), José Daniel López (Cambio Radical), Ángela Sánchez (Cambio Radical), Margarita Restrepo (Centro Democrático), Irma Herrera (MIRA), Buenaventura León (Conservador), Juanita Goebertus (Alianza Verde) e Inti Asprilla (Alianza Verde).

Las únicas dos fallas que se registran hasta el pasado 13 de agosto, según los oficios remisorios de secretaria de Cámara, corresponden a John Arley Murillo, el 23 de julio pasado, y Jezmi Barraza, el 6 de agosto.

'Los representantes sí están asistiendo y debatiendo': Villamizar

Frente a este tema, el vicepresidente de la corproación Óscar Villamizar, como parte de la mesa directiva de la Cámara, aseguró que los representantes "están muy interesados en asistir y participar en los debates".

"Para iniciarse la votación del orden del día se requiere el quórum decisorio - 86 representantes -  pero normalmente en las plenarias hay más de 120 o 130 representantes, se podría decir que la asistencia supera el 90 por ciento", expresó Villamizar.  

El congresista recordó sesiones como la de la discusión de la reforma política, en la que el debate se extendió hasta la media noche y a esa hora el recinto de la plenaria estaba prácticamente lleno. 

Sobre lo ocurrido con el debate de violencia sexual contra los menores, el pasado miércoles, Villamizar aclaró que cuando se arrancó la discusión había más de 86 representantes, pero cuando ya se estaba terminando "algunos congresistas se fueron retirando". 

"Cuando muchos compañeros salieron del recinto el debate ya estaba finalizando, ya había hablado el Gobierno y habían intervenido varios congresistas", concluyó Villamizar. 

JAVIER FORERO
Redacción Política

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.