Cerrar
Cerrar
Arranca contrarreloj para las reformas claves del gobierno Petro
AUTOPLAY
El gobierno citaría a sesiones extraordinarias al CongresoEl Gobierno nacional citaría a sesiones extraordinarias al Congreso de la República a partir del seis de febrero, para tramitar las reformas a la salud y a las pensiones. El miércoles, luego del consejo de ministros, se presentará el paquete de proyectos que radicará el gobierno Petro.
Petro en ceremonia de ascenso a militares.

Presidencia.

Arranca contrarreloj para las reformas claves del gobierno Petro

Este semestre se llevarán al Congreso, por lo menos, tres de los llamados proyectos del cambio.

Si los últimos meses del 2022 fueron bastante agitados en el Congreso de la República por cuenta de las reformas del gobierno de Gustavo Petro, este primer semestre del 2023 estará para alquilar balcón.

El año pasado la agenda del Ejecutivo se tomó el Legislativo con proyectos urgentes, como la reforma tributaria, la ley para la ‘paz total’ y la primera vuelta de la reforma política.

(Además: Estos son los congresistas que dejaron su curul e irían a regionales del 2023)

Sin embargo, este año se vienen los proyectos que plantean cambios estructurales y ya se están cocinando.

“Si este semestre el Congreso estuvo ocupado, el próximo lo estará el doble”, aseguró el ministro del Interior, Alfonso Prada, en entrevista con EL TIEMPO antes de finalizar el 2022.

En principio, este primer semestre el Gobierno presentará tres proyectos claves para consolidar el modelo de país con el que Petro llegó al poder y que son parte de su propuesta del cambio, por la cual votó la mayoría de los colombianos.

(En contexto: ‘No podemos tomar decisiones según lo polémicas que sean’: Alfonso Prada)

Discusión de la ley 418 en el Congreso, clave para la paz total.

Foto:

@RoyBarreras

Se trata de las reformas laboral y a los sistemas de salud y pensional. A estas, se podría sumar la ley de sometimiento para bandas criminales y proyectos enfocados en transformar los servicios públicos y la educación. Sin embargo, de estos dos últimos puntos es poco lo que se conoce.

“Es el año de las reformas sociales estructurales”, dijo en entrevista con este diario el presidente de la Cámara de Representantes, David Racero, uno de los hombres más cercanos al presidente Petro.

(También: ¿Por qué Robledo dice que está ‘muy satisfecho' de no haber votado por Petro?)

“Queremos transformar el sistema de salud, el sistema pensional, el sistema laboral, el sistema de servicios públicos, que no garantizan vida digna sino que, por el contrario, se vuelven una presión económica para el ciudadano, la ciudadana, así que tendremos que sacar adelante esa agenda social, y solo será posible si la ciudadanía promueve esas transformaciones”, agregó el congresista del Pacto Histórico.

Pero lo primero que llegará al Congreso será el Plan Nacional de Desarrollo, el cual será radicado el 7 de febrero, cuando se espera que se inicien las sesiones extras que convocará el Gobierno.

El Senado aprobó la creación del Ministerio de la Igualdad.

Foto:

Prensa Senado

El Plan fue elaborado tras una serie de encuentros que se sostuvieron con comunidades de todo el país y en los que participaron alrededor de 300.000 personas, según cifras oficiales.

En esas mismas sesiones, se llevará una adición al presupuesto, teniendo en cuenta los nuevos recursos que se recaudarán gracias a la tributaria.

(Lea: Katherine Miranda: 'Las críticas del pasado nos están pasando cuenta de cobro')

Los textos que serán radicados en el Congreso aún están en elaboración, pero ya se conocen algunos de los aspectos globales de las iniciativas.

La reforma a la salud, sin duda, es la que más avanzada está. Esta tiene varios pilares fundamentales, explicados por la ministra Carolina Corcho a EL TIEMPO: atención primaria como eje fundamental del sistema, la laborización y unificación de los trabajadores y trabajadoras de la salud, la creación de un sistema de información público que permita conocer el flujo de los recursos del sistema de salud para así tomar decisiones de política pública.

Además, se buscará superar la intermediación financiera del sistema para que haya un flujo directo en el pago a prestadores públicos y privados, política de fortalecimiento humano, ciencia, tecnología e innovación y se va a retomar todo el tema de regulación de precios de medicamentos.

MinTrabajo instaló subcomisión para la construcción de la reforma laboral.

Foto:

Ministerio de Trabajo

En cuanto al tema pensional, se ha hablado de aumentar la cobertura para que no haya mayor de 65 años desprotegido. De igual forma, se pretende establecer un sistema unificado, preponderantemente público, en el cual tenga mayor relevancia Colpensiones.

Y sobre la laboral, el Ministerio de Trabajo instaló una mesa a mediados de noviembre en la cual trabaja de la mano de centrales obreras, gremios y académicos. El presidente Petro ha dicho, por ejemplo, que “el contrato de prestación de servicios no laboral debe pasar a la historia”.

No obstante, hasta que no se radiquen los proyectos, no se sabrá a ciencia cierta cuáles son los cambios estructurales de los que habla el Gobierno y, por ahora, solo son propuestas. Además, será el Congreso el que tenga la última palabra y el Ejecutivo, una vez más, pondrá a prueba su coalición, que no terminó el año de la mejor manera 

La discusión en el Congreso no será fácil. La oposición, tal y como lo ha venido haciendo, se opondría a los proyectos y también habría quienes dentro de la coalición de gobierno se muestren en desacuerdo con respecto a algunos puntos, tal y como lo hicieron el semestre pasado.

Pero, más allá de eso, el Gobierno aún debe sacar adelante las reformas constitucionales que se fueron aprobadas y que están a la espera de tener sus otros cuatro debates los cuales no serían fáciles.

Katherine Miranda, representante a la Cámara durante un debate en el Congreso.

Foto:

Néstor Gómez. EL TIEMPO

La reforma política tiene fragmentada a la coalición de gobierno por cuenta de varios artículos y, además, desató una dura confrontación entre miembros del Pacto Histórico y de la Alianza Verde. Entre lo polémico, por ejemplo, está el establecimiento de las listas cerradas y que esas listas las encabecen los actuales senadores y representantes, que los congresistas puedan renunciar para ser parte del Gobierno y abrirle la puerta al transfuguismo.

Este es un proyecto que se le podría enredar al Gobierno y el mismo ministro Prada afirmó en uno de los debates de Cámara que si se pierde el espíritu de la iniciativa, estarían dispuestos a dejarla hundir: “Si se peluquea todo, pues no hacemos la segunda vuelta”.

También se le debe dar trámite a otros proyectos que sí tienen consensos, la creación de la Jurisdicción Agraria y que los campesinos sean sujetos de derecho en la Constitución.

(En otras noticias: ¿Qué viene tras el anuncio del cese al fuego del presidente Gustavo Petro?)

Con este panorama, no se equivocó el ministro del Interior al decir que este semestre el Congreso trabajará el doble, solo hablando de la agenda del Gobierno, porque también hay otros proyectos de origen legislativo que serán protagonista

Consolidar la coalición en el Congreso, un reto

Las semanas previas al receso legislativo, que se inició el 16 de diciembre, se desataron varios enfrentamientos al interior de la coalición de gobierno en el Congreso.

La polémica se desató alrededor de la reforma política y varios de sus artículos, algo que desencadenó duros enfrentamientos entre miembros del Pacto Histórico y la Alianza Verde, declarado partido de Gobierno.

Desde el Pacto acusaron a algunos ‘verdes’ de querer sabotear la reforma política.
“Le quieren echar el agua sucia al pacto, ¿Coincidencia o estrategia para tumbar la reforma? Esto es un saboteo de algunos integrantes del verde”, dijo la representante por el María del Mar Pizarro. Frente a esto, el senador Ariel Ávila, de Alianza Verde, aseguró que es “lamentable que prácticas de sicariato moral sigan siendo recurrentes en sectores que dicen ser transparentes”.

E incluso la representante Katherine Miranda, una de las cabezas más visibles del partido, comentó durante uno de los debates de la reforma política que “tiene dolor, vergüenza y una profunda decepción.
Yo hice parte de la jefatura de debate de la campaña de Gustavo Petro. Ayudé a que Gustavo Petro fuera electo y me duele profundamente que en este gobierno, con el aval de ustedes, estén acabando con las minorías en este país”.

A esto se suma una polémica por una reunión que iba a sostener la bancada verde con el presidente, Petro, la cual fue cancelada y, según los congresistas, no les avisaron con tiempo, contrario a lo que dice el Gobierno.

Frente a este panorama uno de los principales retos que tiene el Ejecutivo es hacer que la coalición vuelva a funcionar como una aplanadora, como lo hizo durante los primeros meses de la legislatura. Y es que aunque hubo algunos momentos en los cuales se generó dudas, como cuando se discutía la reforma tributaria, las divisiones que se han visto en las últimas semanas representan un desafío para el Gobierno, pues los votos de los ‘verdes’ serán claves para la aprobación de los proyectos.

MATEO GARCÍA
REDACCIÓN POLÍTICA

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.