Sesiones virtuales en el Congreso para aprobar proyectos, enredadas

Sesiones virtuales en el Congreso para aprobar proyectos, enredadas

A dudas jurídicas de varios se suman costos y tiempos. En Senado se habla de casi $ 200 millones.

Sesión informal del Congreso virtual

Algunas comisiones constitucionales y legales han sesionado, pero de manera informal y sin hacer votaciones de proyectos legislativos.

Foto:

Archivo particular

Por: Política
02 de abril 2020 , 08:00 a.m.

Las dudas jurídicas, los altos costos y los tiempos son los principales factores que siguen jugando en contra de las sesiones virtuales para aprobar proyectos de ley en el Congreso.

Hasta el momento varias comisiones constitucionales y legales han hecho convocatorias informales, pero en estas reuniones, según las normas, no es posible hacer votaciones ni avalar iniciativas legislativas, lo que está reservado solamente para las sesiones formales del Congreso.

La polémica tomó fuerza esta semana y luego de que el Gobierno Nacional emitiera el decreto que habilitó esta modalidad para que los congresistas se reúnan de manera remota. Ante el hecho, diferentes instancias en el Legislativo han venido analizando el tema y, al parecer, los factores en contra son cada vez más insalvables.

Aunque hay quienes insisten en la viabilidad técnica de conectar 108 senadores o 172 representantes a la Cámara y tener los mecanismos de ciberseguridad necesarios para proteger una plataforma digital, hay otros que están más preocupados por las implicaciones jurídicas que se les vendrían encima si la Corte Constitucional determina que estarían sesionando de manera ilegal.

Este miércoles, por ejemplo, se realizó una reunión de los voceros de los partidos políticos con la Mesa Directiva del Senado en la que varios manifestaron las dudas jurídicas que tienen sus compañeros de bancadas.

EL TIEMPO supo que en esa reunión hubo un marcado ambiente de temor jurídico por parte de varios de los senadores presentes. Al parecer, la posibilidad de que la Corte Constitucional tumbe los proyectos de ley que se aprueben durante las sesiones virtuales es la menor de sus preocupaciones.

El lío está en que luego de esto podrían venirse demandas contra los congresistas que participen en esas reuniones formales y que se hagan de manera remota ya que sigue siendo incierto si el reglamento del Congreso puede ser modificado por un decreto emitido en un estado de emergencia, como sucedió con la norma conocida el pasado sábado y suscrita por el Gobierno Nacional.

Hasta el momento varias comisiones constitucionales y legales del Congreso han venido trabajando virtualmente, pero de manera informal y sin abordar la discusión y votación de proyectos de ley o reformas constitucionales.

En estas reuniones informales los congresistas pueden debatir sobre diferentes asuntos. Incluso hacer audiencias públicas sobre iniciativas legislativas, pero no pueden votar proyectos precisamente porque son sesiones informales. Para este paso se requiere que las reuniones sean formales.

En este sentido, una de las principales conclusiones de la reunión del Senado de este miércoles fue solicitarle al Ministerio del Interior que eleve una consulta a la Sala de Consultas del Consejo de Estado para que aclare el panorama jurídico de sesionar virtualmente y lejos del Capitolio, recinto natural del Congreso. 

Los costos

El segundo escollo son los costos que esto supondría. Por los lados del Senado, según le dijeron a este diario varios congresistas que participaron en la reunión de este miércoles, el presidente de la corporación, Lidio García, les comentó a sus colegas que se estaban probando varias plataformas para la realización de plenarias bajo este mecanismo.

Según habría dicho, hay una que se adecuaría a las necesidades de una sesión virtual y formal la cual costaría entre 160 y 170 millones de pesos. Cabe aclarar que, en todo caso, hasta el momento el Senado está haciendo pruebas y cotizaciones y que no ha habido ningún gasto en ese sentido.

Entre tanto en la Cámara de Representantes, la directora administrativa, Carolina Carrillo, afirmó este miércoles que una vez conocido el decreto presidencial se le solicitaron los recursos al Ministerio de Hacienda o que se clarifique la manera cómo se va a financiar la plataforma en la que se harían las sesiones virtuales.

Según Carrillo, quien participó en una sesión virtual informal de la Comisión Primera de la Cámara, “tenemos claridad absoluta que, de darse el tema, sería a través de la modalidad que se denomina contratación directa”.

Y agregó que se le hizo una sugerencia “respetuosa” al presidente de la Cámara, Carlos Cuenca, para que cree “un grupo o una subcomisión interpartidista para que de allí surjan todas las ideas de lo que realmente se debe tener y las necesidades que debe contener esta plataforma virtual”.

Los tiempos

Las dudas jurídicas de algunos congresistas y el tiempo que se están tomando Senado y Cámara para avanzar en la implementación de sesiones formales de forma virtual se están rozando con el calendario legislativo y los tiempos del aislamiento preventivo obligatorio.

Está claro que esta semana ya no hubo plenarias formales de ambas corporaciones de manera remota. La próxima semana es Semana Santa, cuando el Congreso no sesiona. Y luego llega el lunes 13 de abril, que, en principio, es el día fijado para el fin de la cuarentena.

Algunos sectores, como la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, han hablado de la posibilidad de que este aislamiento se extienda por algunas semanas más, pero, como lo dijo hace unos días el presidente Iván Duque, todavía no hay información suficiente para determinar esto.

Esto se traduce en que es posible que la cuarentena se extienda por varias semanas más, pero también es factible que solamente vaya hasta el 13 de abril o, máximo, hasta el 20 del mismo mes, por lo que no se sabe cómo verían los colombianos una inversión económica y logística así de cuantiosa para que se vaya a utilizar solamente para algunas sesiones del Congreso.

En resumen, este conjunto de situaciones está provocando que las sesiones virtuales del Congreso en las que se aprueben iniciativas legislativas, al parecer, estén cada vez más enredadas y lo que sí se abre paso son las convocatorias informales de comisiones, como se ha venido haciendo hasta el momento.

Este viernes se llevará a cabo una nueva reunión de los voceros de los partidos políticos en Senado y esta vez se buscará la participación de algunos delegados del Gobierno para seguir analizando el tema y de ahí, posiblemente, salgan más luces sobre el futuro de esta modalidad.

POLÍTICA 

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.