'Quietos no nos vamos a quedar': Feliciano Valencia, senador indígena

'Quietos no nos vamos a quedar': Feliciano Valencia, senador indígena

Congresista caucano habló con EL TIEMPO sobre masacre sucedida en Tacueyó, norte de su departamento.

Feliciano Valencia

Feliciano Valencia, líder del Consejo Regional Indígena del Cauca y senador.

Foto:

Juan Carlos Quintero / EL TIEMPO

Por: Política
30 de octubre 2019 , 06:35 p.m.

Un total de 36 indígenas asesinados en lo que va de 2019 y 96 durante la actual administración es el balance que hace el senador de esta comunidad del Cauca Feliciano Valencia, quien encabeza este miércoles una reunión en Tacueyó para buscar soluciones tras la masacre de este martes.

Desde este municipio caucano, donde fueron asesinados una gobernadora indígena y cuatro miembros de la guardia, Valencia habló con EL TIEMPO sobre la realidad del norte del Cauca, donde los grupos ilegales relacionados con el narcotráfico hacen una fuerte presencia territorial.

(Le puede interesar: Carpa Blanca, la propuesta para proteger a la comunidad del Cauca)

¿Qué fue lo que pasó este martes en Tacueyó?
La guardia tiene instalados puestos de control territorial en todo el norte del Cauca. Sesenta y dos en los ocho municipios. Este martes, cuando se estaba ejerciendo el control territorial, se detectaron dos camionetas con gente armada que iba pasando. Cuando se les requirió que se detuvieran, que se presentaran, se vio que llevaban dos personas retenidas y entonces la guardia indígena procedió a pedir claridad sobre el hecho. Se presentó un forcejeo. Ellos pidieron apoyo, bajaron otras dos camionetas de gente muy fuertemente armada y le disparan a toda la comunidad, a la guardia y a las autoridades que estaban haciendo el control territorial.

¿Cuántas personas eran las armadas y cuántas de la comunidad?
Entre guardia y comunidad eran unas treinta o cuarenta personas en el sitio de control territorial. De gente armada no tengo cifras. No preguntaron, ni se presentaron sino que bajaron disparándole a todo mundo.

Lo que se ha dicho es habrían sido disidentes de las Farc, ¿qué se sabe hasta el momento de los autores de estos hechos?
Todo el mundo ya es consciente y sabe que eran miembros de lo que se llaman grupos residuales o armados organizados y pertenecientes al grupo autodenominado 'Roberto Ramos', que opera en esta región. Eso lo ha dicho todo el mundo. La gente lo dice porque tiene conocimiento de quiénes son.

Reunión de indígenas en el Cauca

Miembros de la comunidad indígena en Tacueyó, este miércoles, en una asamblea tras la masacre sucedida este martes.

Foto:

Prensa Cric

¿Por qué suceden estos hechos de violencia en el norte del Cauca?
Hace rato hay una situación muy tensa entre las autoridades indígenas, la comunidad, porque la posición nuestra es defender el territorio, controlarlo y proteger a las comunidades de todo grupo armado, toda persona, todo proceso que desarmonice la vida en comunidad. Los controles territoriales a ellos (grupos armados ilegales) les chocan mucho, porque ahí se ha decomisado alcaloide, marihuana, armamento, explosivos. Grupo armado que se ha retenido se le ha aplicado la justicia y ahorita están en centro penitenciarios coordinados con el Inpec.

El control territorial les incomoda mucho a ellos, porque como cae toda la mercancía, ellos argumentan que están pendiendo plata. Nosotros no lo devolvemos, porque todos esos elementos que se incautan se destruyen en presencia de las asambleas, sean armas, explosivos, alcaloide, marihuana, y para ellos son pérdidas económicas.

¿Qué otra consecuencia generan estos controles territoriales?
Los controles territoriales les molestan a ellos también porque no les permiten la libre movilidad por el territorio. Nosotros ejercemos el control en la montaña y en la parte baja, la Fuerza Pública, entonces se ven acorralados y se han chocado con nosotros, por eso nos han amenazado, nos han declarado objetivo militar y han pasado a asesinar a nuestra guardia indígena y a nuestra autoridades.

¿Cuál es la posición de la comunidad indígena en esta parte del país sobre los hechos de violencia?
Que si se acabó una de las guerrillas más grandes que operaban en nuestro territorio, se firmaron unos acuerdos de paz y hubo una desmovilización, pues no se puede permitir la creación de más grupos armados en el interior de nuestras comunidades. Esa es una posición política que hemos defendido y hecho respetar y por eso se molestan con nosotros, porque no se permite la movilidad de grupos armados. La posición nuestra es que con los bastones, la palabra y la guardia indígena somos capaces de controlar el territorio.

Entre guardia y comunidad eran unas 30 o 40 personas en el sitio de control territorial. De gente armada no tengo cifras. No preguntaron, ni se presentaron sino que bajaron disparándole a todo mundo

¿Qué tan fuerte es el tema del narcotráfico en el norte del Cauca?
Es fuerte. La presencia de invernaderos con cultivos de marihuana es bastante, al igual que de cultivos de coca y va en aumento, porque ahora ya no es solo Corinto, Miranda, Caloto, Jambaló, Toribío, Tacueyó, sino que se han trasladado a municipios como Suárez y Morales. Es un problema estructural que nosotros se lo hemos dicho al Gobierno. Esa marihuana, economía, esa minería, la delincuencia se volvió toda una estructura económica que le está dando soluciones a la gente porque el Estado nos abandonó, no actúa con proyectos, con programas, con planes construidos con la gente para hacerle contrapeso a este sistema de economía ilegal.

¿Cuánto tiempo hace que sucede este enfrentamiento y cuántos indígenas han sido víctimas?
La presencia de la marihuana ha sido histórica, pero nunca se había visto una escalada de violencia como la que estamos viendo, porque la demanda es muy alta. Los muertos han sido muchos, podemos hablar de mil desde los años setenta, cuando decidimos crear nuestra organización y confrontar a estos grupos ilegales armados. Hemos puesto muchos muertos.

Los años ochenta fueron de una gran oleada de violencia en Toribío y el norte del Cauca. En lo que va corrido de este año nos han matado treinta y seis indígenas. Durante el actual gobierno llevamos noventa y seis asesinados. Por eso nosotros estamos hablando, prácticamente, de un genocidio.

¿Qué están analizando hacer ante estos hechos?
Este miércoles se está discutiendo el tema en una asamblea en la que hay unas cinco mil personas. Hay varias iniciativas que la gente está planteando: movilizaciones, marchas, salir a buscar a estas disidencias y darles captura, acabar con la coca y la marihuana, concientizar a la gente para que no se involucre con este tipo de situaciones. Iniciativas hay muchas, vamos a ver qué definimos en las próximas horas, pero tenga por seguro que quietos no nos vamos a quedar, igual no podemos hacerlo ante esta terrible situación.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.